Lider mundial en español
 
 
 

 

 

General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria  
Formación
Utilidades
  Ourense
  Enlaces
  Galería multimedia
  Suscripciones
  Jurisprudencia
  Servicios de Prevención
  Biografías
  Software
Derecho sindical
Derecho sindical
Seguridad Social
Asociaciones Ergonomía

EMPLEO - TRABAJOTrabajo

Necesidades humanas. Abraham Maslow

Teoría de los dos factores. Frederick Herzberg

Antropometría
Producción y productividad
Métodos de trabajo
Liderazgo. Entrar
Modelos de organización de trabajo y producción
Producción en masa
La seguridad social en España

Estás en: Inicio > Elergo al día > La rentabilidad social y económica en la prevención

Luis Valerio Benito

Efectuar un análisis por somero que pueda ser de la rentabilidad de la prevención es una
tarea bastante complicada. En épocas anteriores fundamentalmente en los años 70 y 80 la labor preventiva que se desarrollaba en nuestras empresas con algunas honrosas excepciones se limitaba casi exclusivamente al cumplimiento de la normativa entonces vigente, que como algunos aquí presentes recordarán era básicamente la ordenanza general de seguridad e higiene en el trabajo. ¿Como convencer a nuestro empresariado para invertir en prevención?
A partir de los años 90 se comienza a esgrimir argumentos de carácter moral en apoyo de los
de carácter legal, los empresarios con carácter general empiezan a entender que hacer prevención además de una obligación de carácter legal y moral es algo rentable económicamente porque en una economía cada vez más competitiva las empresas deben gestionarse cada vez con mayor eficacia y eficiencia evitando en la medida de lo posible que se pueda producir cualquier daño a los trabajadores o al patrimonio empresarial pues ello significa importantes pérdidas económicas además de la existencia de errores de gestión.
Es evidente que la prevención comporta costes pero no cabe la menor duda de que también
comporta beneficios. Desde el punto de vista de los costes cabe más el análisis teniendo en cuenta lo que comporta la no prevención o una prevención deficiente, pudiendo estimar que cualquier accidente laboral supone aunque nunca estén completamente valorados los siguientes costes: los daños provocados por reparaciones, roturas, sustitución de equipos etc. Los relativos a paradas de producción, valoración de daños, toma de decisiones, reiniciación de procesos. Los de sustitución: búsqueda, selección, horas extraordinarias etc. Los daños personales sufridos: lesiones, médicos, hospitales. Los costes de adaptación al puesto de trabajo, a la situación, a la productividad.
Por todo esto convencionalmente podemos decir se admite que el coste real de un accidente laboral es de entre 2 y 4 veces el coste aparente del mismo. Hay que considerar además los muy importantes costes de carácter afectivo. Hay un dato que se puede encontrar en algunos informes presentes en Internet que estima que en el año 2002 del coste total estimado por cada accidente laboral en España ascendió a casi a 6.000 euros. Está claro por tanto que cualquier inversión en prevención de riesgos laborales es notoriamente rentable, pero además la prevención bien gestionada produce beneficios muy claros, no sólo a las empresas y a los trabajadores sino también a la sociedad en su conjunto, estos beneficios son innumerables, pero por citar sólo algunos podríamos enumerar desde el punto de vista o para la empresa un ahorro clarísimo al no incurrir en cuantiosos costes que se pueden derivar de una deficiente prevención, la mejora del clima laboral algo que cada día está mucho mas valorado en las empresas y que afecta a la productividad y a una mejor imagen de la empresa ante los clientes, los proveedores y la sociedad en general.
La mejora del absentismo que afecta muy directamente a la productividad, evita sanciones por incumplimiento y en segunda derivada conflictos, aumenta la calidad del servicio, mejora claramente la rentabilidad de la empresa. Para los trabajadores es evidente que son los primeros y más directos beneficiarios al evitar riesgos innecesarios. La protección que representa una adecuada prevención se extiende también a su entorno inmediato, a su familia evitando costes económicos y afectivos, lógicamente mejora su salud y su calidad de vida. Y para el conjunto de la sociedad reduce costes sociales asociados a la no prevención, optimizan el correcto empleo de los recursos productivos tanto materiales como humanos. Par terminar transcribo un párrafo de unos documentos de la agencia europea para la seguridad y la salud en el trabajo. Hoy está generalmente aceptado que la rápida evolución de los riesgos laborales puede afrontarse eficazmente cuando todo el personal de la empresa adopta un enfoque activo. La prevención se considera como el resultado de las consideraciones económicas y como una inversión en la capacidad innovadora y en las perspectivas futuras de una empresa. Los sistemas de gestión procuran integrar la medición de rendimiento de la prevención para alcanzar un mayor nivel de seguridad.

 

 

Ibermutuamur

Documentación de prevención de riesgos laborales elaborada por Ibermutuamur Corporación mutua


 

 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Seguridad y Salud Laboral en internet