Lider mundial en español
 
Crisis en España
Crisis economica en España
Empleo - trabajo - tendencias - mercado laboral - formación - persona - empresa -
Trabajo, contrato, empresario, contrato temporal
Peso mochilas
El peso de las mochilas que día a día nuestros hijos tienen que soportar cada vez que van clase, en ocasiones es exagerado
Infarto: Accidente de trabajo
Opiniones sobre la declaración del infarto de miocardio como accidente de trabajo
 
 
 

 

 

General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria  
Formación
Utilidades
  Ourense
  Enlaces
  Galería multimedia
  Suscripciones
  Jurisprudencia
  Servicios de Prevención
  Biografías
  Software
Derecho sindical
Derecho sindical
Seguridad Social
Asociaciones Ergonomía

EMPLEO - TRABAJOTrabajo

Necesidades humanas. Abraham Maslow

Teoría de los dos factores. Frederick Herzberg

Antropometría
Producción y productividad
Métodos de trabajo
Liderazgo. Entrar
Modelos de organización de trabajo y producción
Producción en masa
La seguridad social en España
Selectividad

Estás en: Inicio > Artículos técnicos > Nuevos escenarios, nuevos riesgos, nuevas estrategias

Desde el año 2008, en que se desencadenó la crisis financiera a nivel internacional que afectó principalmente a los países más desarrollados, las empresas españolas han tenido que hacer frente a diversas dificultades.
La internacionalización se plantea como una de las estrategias claves para superar este difícil periodo.
Según datos del “Anuario 2010. Internacionalización de la empresa española” del Círculo
de Empresarios, los países que presentan mayores oportunidades para la inversión son
Brasil, Estados Unidos y China, aunque el país en que establecer la filial dependerá en cada caso de las necesidades de la empresa que se internacionaliza y del potencial mercado que éste ofrezca a sus productos y/o servicios.
Los cambios operativos derivados del proceso de internacionalización tienen una influencia
directa sobre los riesgos a los que se ven expuestos los trabajadores que forman parte del
proceso. Estos riesgos no siempre son identificados como tal y se consideran efectos colaterales del proceso de internacionalización.
Sin embargo los técnicos de prevención no pueden ser ajenos a estas nuevas situaciones,
cada vez más frecuentes, debiendo identificarlas y proponiendo las soluciones más adecuadas para prevenirlas o minimizar los riesgos derivados de ellas. Como principales
dificultades a las que tiene que hacer frente un trabajador desplazado al extranjero, se
pueden mencionar:
Problemas de conciliación vida laboral y familiar: si el trabajador no se desplaza al país
de destino con su familia, situación habitual al menos en los primeros meses, o bien debe desplazarse de manera habitual durante periodos considerables, aparecen claras dificultades de conciliación entre la vida laboral y la personal. En coordinación con el área de recursos humanos de la empresa, las soluciones a aportar por parte de los técnicos de prevención deben ir encaminadas a aportar facilidades a la conciliación, tales como ofrecer la posibilidad de periodos de estancia en el país de origen, o incluso evitar esplazamientos
cuando éstos no sean imprescindibles utilizando servicios de telepresencia.

Inseguridad dependiendo del país de destino: algunos países no ofrecen actualmente unas óptimas condiciones de seguridad personal para los trabajadores desplazados.
Desde el terrorismo internacional, pasando por los conflictos políticos que desembocan
en manifestaciones violentas, hasta fenómenos mucho más locales como la violencia
callejera, son riesgos a los que puede verse expuesto un trabajador desplazado.
Mediante una labor previa de investigación por parte del técnico de prevención en colaboración con la embajada Española en el país de destino u otros organismos internacionales, pueden ofrecerse ciertas facilidades y soluciones que mejoren la seguridad personal de estos trabajadores a través de la emisión de protocolos de seguridad a seguir en el país de destino que contengan recomendaciones sobre zonas a evitar, tipo de vestimenta a emplear en función del lugar o zona visitadas, etc. Un aspecto importante es la homologación de las empresas con las que el trabajador desplazado tendrá contacto durante su estancia, especialmente compañías de transporte y hoteles, de manera que quede garantizada la seguridad en el uso de los servicios que ofrecen.
Riesgo de nuevas enfermedades: en función del país de destino puede existir riesgo de contraer enfermedades endémicas.
El técnico de prevención, en coordinación con el Ministerio de Sanidad, deberá recabar información sobre las vacunas obligatorias, alimentos a evitar consumir, etc para evitar dicho contacto, tanto mientras se desarrolla la actividad profesional como durante el tiempo de estancia en el país.
Problemas de adaptación a nuevas culturas: cada vez es más común que empresas españolas establezcan filiales en países asiáticos y africanos, con los que existen algunas diferencias culturales y de costumbres.
Es importante que el trabajador desplazado conozca con antelación aquellas diferencias culturales con el país de destino que puedan llevarle a verse en una situación embarazosa o incómoda, principalmente las referentes a costumbres religiosas o relacionadas con el rol de la mujer en la sociedad del país de destino.
Resulta interesante analizar también los efectos de la crisis y sus repercusiones sobre las empresas y trabajadores que permanecen en España, independientemente de que opten o
no por el proceso de internacionalización.
Los principales cambios en el panorama socioeconómico y sus repercusiones sobre la seguridad y salud laboral, muchos de ellos ya presentes, a las que debemos hacer frente son:
Envejecimiento de la población trabajadora: el retraso de la edad de jubilación es ya una realidad. El aumento de edad de la población trabajadora puede conllevar un aumento
en la probabilidad de aparición de cierto tipo de accidentes o enfermedades profesionales, tanto físicas (favorecidas por el natural desgaste del sistema óseo y esquelético con el paso de los años) como psicosociales (principalmente derivadas de las dificultades de adaptación al uso de nuevas tecnologías).
Para prevenirlas los técnicos de prevención han de velar por ofrecer condiciones de trabajo adecuadas y adaptadas a las necesidades de cada trabajador, cuidando especialmente factores ergonómicos, así como potenciar actividades relacionadas con la promoción de la
salud en el ámbito laboral para mejorar la calidad de vida y trabajo.
En cuanto al riesgo psicosocial, promover la formación continua de los trabajadores, mejora la predisposición al cambio reduciendo el estrés, además de ayudarnos a conseguir una
mayor cultura preventiva.
Incremento de la inestabilidad laboral: la inseguridad laboral, desde el punto de vista de permanencia en el actual puesto de trabajo, es uno de los factores que más preocupa actualmente a la población trabajadora. Esta inestabilidad representa un riesgo psicosocial
que no siempre es identificado ni evaluado. En esta situación cobra especial relevancia la evaluación de los factores psicosociales para identificar los más relevantes y estudiar las medidas correctoras adecuadas.
Aumento de situaciones de violencia en el ámbito laboral: las situaciones de violencia en el ámbito laboral afectan principalmente a algunos sectores como el sanitario, la banca y otros servicios en los que existe atención al público.
La violencia externa o de terceros se considera un riesgo laboral emergente por la Agencia
Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo, y la VI Encuesta Nacional de Condiciones de
Trabajo del INSHT. Las situaciones de violencia física externa en el trabajo afectan a un 3,8% de los trabajadores y la Jurisprudencia: el Tribunal Supremo establece con claridad que la violencia externa que sufren los trabajadores con motivo de su actividad laboral implica un riesgo laboral y, en consecuencia, la responsabilidad del empresario en la prevención de la violencia física ejercida contra sus trabajadores en el lugar de trabajo.
En este sentido los técnicos de prevención deberán identificar la necesidad de impartir
formación en prevención de situaciones de violencia y contención de agresiones, además de las medidas clásicas de protección de bienes patrimoniales.
Incremento de actividades I+D y de uso de nuevas tecnologías: a la crisis financiera
internacional, se añade, en el caso de nuestro país, la crisis inmobiliaria. Es ya reconocida
por todos, la necesidad de llevar a cabo una reconversión sectorial e invertir en actividades I+D y nuevas tecnologías. En los próximos años se prevé que sean sectores en los que se observe un aumento significativo de ocupación. Sin embargo, desde el punto de vista preventivo presentan grandes interrogantes, ya que los riesgos derivados de estas actividades son actualmente los grandes desconocidos. Cabe hacer una especial mención a la gestión de los riesgos derivados del uso de la nanotecnología. Se estima que en 2020 aproximadamente el 20% de todos los productos manufacturados del mundo se basarán en cierta medida en la utilización de nanotecnología. Sin embargo, los riesgos asociados con la fabricación y utilización de nanomateriales se desconocen considerablemente y es difícil estimar el número de trabajadores expuestos.
Se plantea, por tanto, la necesidad de intercambiar información sobre los nuevos riesgos a nivel nacional e internacional así como incorporar investigación en prevención para conocer la naturaleza de los riesgos a los que deberán hacer frente los técnicos de prevención en estos sectores.
La mayor parte de estos nuevos riesgos, presentes tanto en el primer escenario como en
el segundo, son de carácter psicosocial o están relacionados muy de cerca con aspectos de
esta disciplina. Resulta por lo tanto de vital importancia sensibilizar a los directivos sobre esta nueva problemática, potenciar la investigación en el desarrollo de herramientas que permitan gestionar de manera eficaz los aspectos psicosociales y potenciar la colaboración conjunta del técnico de prevención en las políticas de recursos humanos de las empresas.

Ibermutuamur

Documentación de prevención de riesgos laborales elaborada por Ibermutuamur Corporación mutua


 

 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Seguridad y Salud Laboral en internet