Lider mundial en español
 
Crisis en España
Crisis economica en España
Empleo - trabajo - tendencias - mercado laboral - formación - persona - empresa -
Trabajo, contrato, empresario, contrato temporal
Peso mochilas
El peso de las mochilas que día a día nuestros hijos tienen que soportar cada vez que van clase, en ocasiones es exagerado
Infarto: Accidente de trabajo
Opiniones sobre la declaración del infarto de miocardio como accidente de trabajo
 
 
 

 

 

General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria  
Formación
Utilidades
  Ourense
  Enlaces
  Galería multimedia
  Suscripciones
  Jurisprudencia
  Servicios de Prevención
  Biografías
  Software
Derecho sindical
Derecho sindical
Seguridad Social
Asociaciones Ergonomía

EMPLEO - TRABAJOTrabajo

Necesidades humanas. Abraham Maslow

Teoría de los dos factores. Frederick Herzberg

Antropometría
Producción y productividad
Métodos de trabajo
Liderazgo. Entrar
Modelos de organización de trabajo y producción
Producción en masa
La seguridad social en España
Selectividad

Estás en: Inicio > Artículos técnicos

Metodología de evaluación cuantitativa de riesgos - José Joaquín Moreno Hurtado

Antes de nada agradezco a la organización del Congreso y muy especialmente a
Manuel Galán la invitación para estar aquí compartir el Congreso y al mismo tiempo tener la oportunidad de exponer esta metodología de evaluación de riesgos que se ha desarrollado en la Junta de Andalucía.

Yo quería empezar justificando digamos porque se ha desarrollado esto allí se ha desarrollado por una circunstancia muy peculiar que explica que ha surgido una necesidad, la necesidad ha surgido del hecho de que la Comunidad Autónoma andaluza creo que no hay otra Comunidad Autónoma en la que haya ocurrido lo mismo, con esto no quiero decir que esto sea bueno o me parezca bien o mal. Se ha encomendado a los antiguos centros de seguridad e higiene en el trabajo, de la comunidad la función del servicio de prevención propio de la Administración. de la Comunidad Autónoma, es decir al contrario de lo que se ha hecho en la Administración. Civil del Estado, de la Amón en otras CC.AA que se ha optado por otras soluciones, allí a los centros además de las funciones de promoción que hasta ese momento estaban haciendo, las típicas las características, las heredades del instituto de seguridad e higiene se les ha encomendado la función del servicio de prevención propio de la Junta de Andalucía.
Como consecuencia de eso era necesario asegurar una homogeneidad de actuaciones, que
si en otros terrenos es evidentemente igual de importante, en este terreno se volvía crucial no podía ser que distintos técnicos en distintas provincias, en una Comunidad Autónoma que comparte con la de Castilla y León, el hecho de que no somos una comunidad uniprovincial sino que tenemos un territorio disperso una estructura provincializada, aquí 9 provincias, en Andalucía 8, eso hacia necesario asegurar esa homogeneidad con objeto de que el servicio a los clientes, en este caso a los empleados públicos de la Junta de Andalucía fuera homogéneo a lo largo de la provincia, se hicieran las cosas de igual forma en un sitio o en otro.
Como consecuencia de eso surgió la necesidad de que en uno de los temas que constituye
,la primera actuación preventiva que tiene que llevar a cabo un servicio de prevención propio anteriormente está el plan de prevención, que es organizarse pero una vez que uno está organizado la primera actuación preventiva debe ser la evaluación de riesgos pues era necesario hacer una metodología que garantizara esta homogeneidad, esta uniformidad entre los distintos centros de prevención de riesgos laborales de la comunidad. Nos planteamos que habría que hacer un método de evaluación de riesgos y se creó un grupo de trabajo para eso.
Y lo primero que nos planteamos fue que características debía reunir un método de evaluación de riesgos la respuesta es muy sencilla.
Dos características debe reunir un método de evaluación de riesgos que sea un método y
que evalúe el riesgo; hay métodos que nos son métodos y hay cosas que se llaman de evaluación de riesgos y no evalúan riesgos, Estas son las primeras condiciones, ¿que
quiere decir que sea un método? pues que tengan alguna pretensión de objetividad que lo
que hagamos conduzca con un criterio de fiabilidad a que tengamos fiabilidad interobservadores o interevaluadores, que distintos evaluadores aplicándose a la misma situación, evaluando la misma situación o tengan los mismos resultados, y que tengamos una fiabilidad temporal, que el mismo evaluador aplicando a la misma situación la metodología en distintos momentos los cuales pueden tener impresiones diferentes, y tender a ser más benévolo, o menos benévolos, produzca los mismos resultados.
Esta fiabilidad parece que es un dato fundamental, y por otra parte tiene que evaluar
riegos, La evaluación comporta fundamentalmente llevar a cabo 3 fases, una fase de identificación, una fase de medida y una fase de valoración o de comparación con un criterio de valoración sea cual sea , y por otra parte esto hay que aplicarlo a riesgos y creo que el concepto de riegos sin necesidad de mayores precisiones, podemos todos aceptar que connota en nosotros la idea de un daño potencial, así que lo que tenemos que hacer es identificar daños potenciales, medir daños potenciales y valorar daños potenciales.
Esto ni más ni menos es evaluar riesgos, por eso nos quedamos con la idea de que tiene
que ser un método y que tiene que evaluar riesgos. Y por otra parte decimos que los riesgos
que tiene que evaluar, tiene que evaluarlos de forma que se alcancen los objetivos que a una evaluación de riesgos fija nuestra legislación, la ley de prevención de riesgos laborales, el reglamento de los servicios de prevención establecen si rebuscamos bien una serie de objetivos para la evaluación de riesgos; estos objetivos son tres, el primero de ellos, las distintas normas UNE sobre sistemas de gestión de la prevención de riesgos laborales, la definición de evaluación de riesgos, hablaba de adoptar unas medidas tendentes a obtener la información necesaria para poder decidir sobre la necesidad
o no de adoptar medidas preventivas, entre otras cosas evaluamos riesgos para saber si
tenemos que adoptar o no medidas preventivas en cada uno de los puestos o situaciones
a los que apliquemos los criterios de evaluación.
Un primer objetivo que tenemos que cumplir que tiene que proporcionarnos cualquier evaluación de riesgos es darnos este criterio de decisión sobre la necesidad o no de adoptar medidas preventivas, nos de una pista de la índole de las medidas preventivas que tenemos que adoptar, es decir que sea un método operativo, que esté volcado a la acción, que nos lleve directamente a las medidas que tenemos que adoptar no nos servirían de nada abstracciones muy complejas que nos llevaran a valoraciones que luego no pudiéramos darle la vuelta para volver después al terreno de la realidad que tenemos que hacer, por lo tanto esto serían dos objetivos imprescindibles.
Pero hay un tercer objetivo que con frecuencia se olvida y por eso podemos hablar de evaluaciones cualitativas que a mi me parece un cierto contrasentido en sus propios términos, y es que tenemos que poder a partir de los datos de la evaluación de riegos priorizar las medidas preventivas, esto está específicamente establecido en el artículo 5 del reglamento de los servicios de prevención que dice que la planificación de la actividad preventiva hay que hacerla sobre la base de una priorización que se deduce de la evaluación de riesgos.
Evidentemente si se deduce de la evaluación de riesgos quiere decir que la evaluación de riegos tiene que proporcionar los mimbres para priorizar y ¿cuáles son esos mimbres? son los requisitos que tendrá que cumplir la evaluación de riesgos los dos primeros están implícitos en lo dicho antes incluir una valoración de riegos para poder decidir, proporcionar información sobre la índole para saber cual es la índole de las medidas, y una tercera incluir la medida del riesgo, porque como priorizamos las medidas preventiva si no es jerarquizando los riesgos, cómo sé que este riesgo es más grande que éste, por lo tanto eso implica alguna medida, quiere decir que una evaluación de riesgos tiene que implicar alguna medida del riesgo si no, no se me ocurre como podemos priorizar.
Si tenemos que ha de incluir alguna medida del riesgo, es útil ir más allá de esa definición
del riesgo de una forma connotativa únicamente de lo que podemos encontrar casi en
un diccionario de uso común como daño potencial, ir más allá y adoptar una definición
que sea operativa para lo que queremos establecer una metodología que nos lleve a medir
riesgos, una definición que me gusta aunque está algo modificada, que el autor es Emilio
Castejón un funcionario del Instituto que la publicó hace tiempo en una revista Salud y Trabajo, en un artículo dedicado a la evaluación de riesgos que fue inmediatamente posterior a la ley, sólo hay una modificación en esa definición, la definición es: magnitud del daño que se espera que un conjunto de factores de riesgos a los que he llamado s por que ese conjunto de factores de riesgos constituye una situación de riesgos s inicial de situación de riesgos, que se espera se produzca en un periodo de tiempo determinado.
Voy a resaltar dos cosas únicamente de esta definición, en primer lugar la propia noción de
factores de riesgo, es un término importado de la epidemiología fundamentalmente y que hace referencia a antecedentes causales de daños multicausados. Es decir un concepto acuñado para explicar un tipo de causalidad que no es la causalidad mecánica con la que estamos más familiarizados, la causa necesaria o suficiente o las dos cosas, necesaria y suficiente es decir una causa que cuando está presente si es suficiente inmediatamente avoca al daño o si es necesaria quiere decir que cuando aparece el daño tenemos que establecer que estaba la causa presente. Si cumple las dos cosas es que hay una relación entre ellas. Pero en los fenómenos multicausados de los cuales los cánceres diversos tipos de cánceres , por ejemplo el cáncer de pulmón un fenómeno multicausado , en el cual podemos establecer la relación con el factor de riesgo hábito tabáquico, hábito de fumar, y esto mantiene una relación de antecedente causal, está demostrado epidemiológicamente
que hay una mayor frecuencia de cáncer de pulmón entre los individuos que fuman
que entre los que no fuman hay una relación causal, pero no es ni causa necesaria ni suficiente, podemos estar fumando toda la vida y no contraer cáncer de pulmón y a su vez no haber fumado en la vida y tener un cáncer de pulmón, por lo tanto estamos en presencia de una causa extraña porque no responde a la lógica que estamos acostumbrados. Este es el concepto de factor de riesgo importado de la epidemiología que utilizamos aquí, es un antecedente causal que no mantiene con el daño una relación ni necesaria ni suficiente. Por ejemplo una escalera fija que estamos usando para salir y entrar en la empresa puede no tener barandilla, un factor de riesgo sin duda porque se demuestra que en las escaleras sin barandilla la gente se cae más que en una con barandilla pero sin embargo el que no tenga barandilla no quiere decir que pueda asegurar
que alguien se vaya a caer por la escalera puede ser que se utilice mucho tiempo y no
caiga nadie, la relación por lo tanto es la de un antecedente causal pero con una relación aleatoria, una causalidad aleatoria no una causalidad determinista, a esto es a lo que alude esta definición y ese fenómeno de causalidad aleatoria es lo que quiero resaltar diciendo estableciendo magnitud del daño que se espera estamos hablando de un daño potencial de un daño que no es seguro que se produzca por lo tanto magnitud de daño que se espera que este conjunto de factores de riesgo que se produzcan en un periodo de tiempo determinado. El concepto de factor de riesgo alude a lo dicho antes, condición de trabajo, en este caso lo vamos a utilizar restrictivamente en el ámbito de este manual como condiciones de trabajo sin duda en otros ámbitos en factores de riesgos
individuales en medicina se tratan mucho los factores de riesgo individuales más que ningún otro fenómeno, la hipercolesterolemia es un factor de riesgo individual de ataque cardiovascular es un factor de riesgo; en el ámbito de este manual nosotros vamos a considerar únicamente factores de riesgo en las condiciones de trabajo, por lo tanto condiciones de trabajo que cuando están presente incrementa las probabilidad de aparición del daño con el que se relaciona eso da la pista que todo factor de riesgo se relaciona con un daño, es factor de riesgo de un daño no hay factores de riesgo universales para cualquier cosa, así lo que es factor de riesgo para un determinado daño puede no serlo para otro y viceversa.
Y por último el concepto de situación de riesgo que viene dado por un conjunto de factores de riesgo y diríamos que es una situación de trabajo caracterizada por la presencia simultánea de una serie de factores de riesgos de un mismo tipo de daño.
Esas son definiciones que vienen al hilo de los conceptos que luego se manejan en la metodología.
Para ver como funciona esto de una manera clara y en que se basa la metodología, solamente unas pinceladas, pero interesa tener claro el fundamento conceptual de las decisiones que se han tomado en la metodología. Asumimos que lo que parece que pone señora no es señora sino una situación de riesgo de accidente, son las iniciales de una situación de riesgo de accidente, compuesta por un conjunto, definida por un conjunto de factores de riesgo, y como consecuencia de esa situación de riesgo de accidente que tenemos puede producirse un daño, tenemos una relación de causalidad aleatoria con un daño.

Cómo definimos la situación de riesgo de accidente, como hemos dicho que es una situación de trabajo caracterizada por la presencia de un conjunto de factores de riesgo del mismo tipo de daño, tendremos en primer lugar como característica fundamental de situación de riesgo los factores de riesgo que la originan, volviendo al ejemplo de la escalera la situación de riesgo concreta estará determinada porque no tiene barandilla, porque los peldaños están hechos de un material resbaladizo, porque la altura de los peldaños no es homogénea a lo largo de la escalera y cada configuración de factores distinta originará una situación de riesgo distinta que a la hora de la medida va a avocar a un nivel de riesgo distinto, por lo tanto tendremos una configuración específica de factores de riesgo materiales y organizativos que tiene su importancia. Además interesa para cada situación de trabajo una pauta de exposición es decir no es lo mismo que esa escalera con esa determinada configuración de factores de riesgo que son el núcleo de la situación de riesgo se utilice una vez al día que se utilice ocho veces al día, que se utilice por catorce trabajadores o por veintiocho.
Entonces la pauta de exposición es otro de los datos que interesan para definir la situación
de riesgo y otro elemento que está ligado a lo anterior es a qué tipo de daños se refieren los factores de riesgo que estamos considerando.
Por lo tanto estos tres elementos, la conjunción, los factores de riesgo que están
presentes, la pauta de exposición a esos factores de riesgo que pueden ser distinta en distintos puestos de trabajo, puedo tener la misma escalera caracterizado por los mismos factores de riesgo y que con respecto al tipo de daño que puede ser caída de altura por ejemplo, haya unos trabajadores que la utilicen ocho veces al día y en otros puestos de trabajo lo utilicen una vez para subir y otra vez para bajar, por lo tanto la pauta de exposición puede ser distinta en distintos tipos de puestos de trabajo.
Esto nos va a llevar a que como es muy difícil una vez que estoy en presencia de esos datos, una determinada configuración de factores de riesgo, una pauta de exposición determinada y un tipo de daños que estoy considerando poder de entrada ponerme enfrente de la escalera y con esos datos decir que el daño que se va a producir aquí el próximo año va a ser no sé cuantas caídas con no sé cuanta gravedad media, como eso es muy difícil hacer esa predicción de entrada y con esos datos, vamos a simplificar el problema tratando de estimar factores que multiplicados entre sí me de la magnitud
del daño que se espera como consecuencia de la situación de riesgo que es justamente
el riesgo que quiero medir de acuerdo con la definición dada antes, por tanto los datos, los
factores que voy a tener en cuenta son la probabilidad de daño, es decir el número de casos por exposición, la exposición entendiendo por exposición la pauta, el número de exposiciones por trabajador y el daño medio por caso, es decir cuál es la gravedad media. Podemos aludir a un daño medio por caso que nos permite distinguir entre daños de mayor gravedad y daños de menor gravedad en función de las situaciones que estemos considerando.
Estos factores como componentes del daño si se multiplican unas cosas por otras la ecuación de dimensiones nos aportaría el hecho de que caso por exposición, exposición partido por el trabajador por daño por caso…me quedaría únicamente daño por trabajador que es justamente magnitud del daño que es lo que estoy midiendo y me lo daría un daño unitario por trabajador que tendría que tener en cuenta en mis criterios de valoración posteriores y el método los tiene en cuenta, otro concepto es el de repercusión que tomaría por un lado este riesgo unitario y por otro el número de trabajadores al que afecta porque ese número no está metido en esta valoración que tenemos, por lo tanto el riesgo lo calcularía como producto de la probabilidad por la exposición por ese daño por caso.
El método que vamos a utilizar no pretende obtener los valores absolutos de cada uno de
esos tres factores y por lo tanto el valor absoluto de la magnitud del daño esperable, sino que va a hacer una aproximación en términos de nivel usando escalas ordinales. Hay distintos grados de cuantificación, cualquier medida es una cuantificación, vamos a hacer una cuantificación pero no vamos a hacer una cuantificación con una escala de razón que es el tipo de escala que permite más aparatage matemático sino que vamos a utilizar una escala ordinal, lo único que hace es ordenar las cosas de manera que sabemos cual tiene más y cual tiene menos, que cuando asignamos a una cualidad un valor seis en una escala ordinal y a otra un valor cuatro, pero no podemos decir que haya la misma distinta de cualidad, esas diferencias no tienen que representar la misma distancia en la cualidad, lo que es suficiente para el objetivo que pretendemos que es recordar el de la priorización de las medidas preventivas, por lo tanto lo que tenemos que hacer es jerarquizar las situaciones de riesgo, ordenarlas como su nombre indica.
Así que la fórmula anterior se transforma en nivel de riesgo es igual al nivel de deficiencia
por el nivel de exposición por el nivel de consecuencia.
La probabilidad aparece directamente ligada a las deficiencias, a su antecedente causal que era las deficiencias, porque la probabilidad es decir el número de casos por exposición depende de la configuración específica de los factores de riesgo que estén presentes. Esta fórmula es la nota técnica de prevención 330 del Instituto, pero añade este método a la nota técnica establece un marco metodológico pero no una metodología, para ser una metodología le faltan los cuestionarios de chequeos que permitan determinar cual es
el nivel de deficiencia correspondiente a cada situación que estemos valorando.
Esta metodología que es una parte de las metodologías que componen el manual, esta metodología específica para valoración de riesgos de accidentes ¿qué instrumentos utiliza? este es un ejemplo de uno de los instrumentos que conlleva el manual, esto sería un cuestionario de chequeo de carácter general aplicado en este caso a un tipo de situación de riesgo caída a distinto nivel en escalera fija. La distribución de este cuestionario de chequeo y la forma de utilización es la siguiente: tiene una parte identificativa del centro de trabajo a que se aplica, de la fecha, del área de aplicación es un cuestionario de carácter general por tanto no se aplica por puesto de trabajo, es una situación de riesgo que afecta a distintos puestos de trabajo por tanto no se aplica por puesto de trabajo sino
por área de aplicación, y el técnico que aplica eso como un dato más. Es una lista de riesgos posibles que pudieran aparecer en la escalera, sacados de las prescripciones que para las escaleras fijas establece el Real Decreto de lugares de trabajo que tiene un anexo concreto referido a este tema de escaleras. Esto es un instrumento que se aplica a cada
escalera y permite determinar si existe o no existe una situación de riesgo y que características tiene la situación de riesgo en cada escalera.
Tenemos por ejemplo las huellas de los peldaños, las contrahuellas, los pavimentos y a cada una se puede contestar si se está de acuerdo no son preguntas son afirmaciones, diciendo, si, no, procede o no procede. Esto tiene como novedad que aparecen los niveles de deficiencia parciales que es el peso que se atribuye a cada uno de los factores de riesgo
en el hipotético daño de caerse por la escalera.
Por lo tanto marcamos unas cruces en el sitio que corresponde y en los que marcamos no que son los más cercanos al nivel de deficiencia parcial, con cada no identificamos un
factor de riesgo, identificamos una deficiencia que hay que corregir y a cada deficiencia le
corresponde un nivel de deficiencia parcial, tiene un apartado final para especificar otras
posibles deficiencias que no hayan considerado las personas que han elaborado el cuestionario y que el técnico pueda encontrarse en el sitio en que está haciendo la evaluación, y a estas deficiencias si las hubiera será él el que de acuerdo con los criterios que se dan en la metodología tendrá que asignar el propio nivel de deficiencia parcial para juzgar, lo que hace es cuando termina hay un cuadro que resume el resultado de la evaluación, hay una primera línea que es el nivel de deficiencia que calcularemos
el nivel de deficiencia total que es igual al sumatorio de niveles de deficiencia parcial, de todos los factores de riesgo detectados y da un valor numérico que es el valor de deficiencias total.
El nivel de exposición tendremos que asignarlo nosotros con unos criterios que establece el
método y dependerán de las pautas de utilización de la escalera. Si hay distintos puestos de trabajo que tengan pautas de utilización distintas también se dan criterios para dar un nivel medio en el conjunto y un nivel de consecuencia que representa el nivel medio por caso que también aparece preasignado, por tanto será un valor que viene fijado y no tendrá que aportar el técnico. El técnico lo único que tiene que hacer es la identificación de los niveles de deficiencia, el nivel de exposición, y hacer el producto del nivel de deficiencia por el nivel de consecuencia por el nivel de exposición para hallar un nivel de riesgo que permitirá clasificar la situación de riesgo que estoy valorando que es esa configuración concreta de situación de riesgo de acuerdo con el valor de riesgo que hayamos obtenido y a partir de ahí se verán los criterios de priorización que procede para las medidas preventivas.

Ibermutuamur

Documentación de prevención de riesgos laborales elaborada por Ibermutuamur Corporación mutua


 

 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Seguridad y Salud Laboral en internet