Estás en: Inicio > Empresas de trabajo temporal > Gestión de la prevención
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software


 

 

 


Gestión de la prevención

La primera de las peculiaridades que plantea una ETT es conocer cual es su plantilla real en orden a la modalidad de organización preventiva por la cual deban optar. El art. 6 del Real Decreto 216/1999, de 5 de febrero, sobre disposiciones mínimas de seguridad y salud en el trabajo de los trabajadores en el ambito de las empresas de trabajo temporal determina que los trabajadores se computarán por el promedio mensual de trabajadores en alta durante los últimos doce meses. Sin perjuicio de la obligación de la ETT de elaborar tal dato, no debe olvidarse que la Tesorería General de la Seguridad Social, emite la correspondiente certificación de la plantilla media de la empresa (referida a un periodo determinado).
Comprobar que la modalidad de organización preventiva se acomoda a las exigencias establecidas en el capítulo III del Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Regiamente de los Servicios de Prevención, no debe suponer mayor inconveniente, considerando por un lado, el ambito de la autorización administrativa concedido y, por otro lado, el número de oficinas o sucursales existentes. La inclusión de la segunda de las preguntas resenadas viene motivada por la existencia de ETT's de ambito nacional cuyo modelo de organización preventiva no se ajusta a las exigencias establecidas en el art. 15 RSP.
Cada uno de los centros de trabajo de la empresa de trabajo temporal debe contar con la preceptiva evaluación de los riesgos y la consiguiente planificación de la acción preventiva de los puestos de trabajo de estructura elaboradas con arreglo a lo establecido en los arts. 3 a 9 del citado Real Decreto 39/1997, de 17 de enero, por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención. Debe asimismo quedar patente si la empresa realiza un seguimiento de lo establecido en el Plan de Acción Preventiva y si ha realizado el Plan de Prevención, (novedades introducidas en la LPRL por la Ley 54/2003, de 12 de diciembre, de reforma dei marco normativo de la prevención de riesgos laborales).
Queda, por último, analizar una cuestión de suma importancia dentro de este apartado, cuestión que ha suscitado no pocas dificultades para las propias empresas de trabajo temporal. Tanto el art. 12-3 de la LETT, como el art. 2-1 del RD 216/1999, establecen que no es posible la cesión de un trabajador a un puesto de trabajo de la empresa usuaria que no este previamente evaluado. Sin embargo, las empresas de trabajo temporal no cuentan entre su personal administrativo de estructura en cada una de las sucursales u oficinas con trabajadores con un nivel de formación preventiva suficiente como para valorar si la evaluación de riesgos del puesto de trabajo remitida por la empresa usuaria está elaborada con arreglo a lo establecido en el capítulo II del citado RD 39/1997, es decir, si se trata o no de una evaluación correcta y completa dei puesto de trabajo. Ello ha propiciado el que, en ocasiones, por desconocimiento de las personas que tramitan los CPD, se hayan formalizado contratos y se hayan cedido trabajadores para puestos de trabajo prohibidos en el art. 8 del citado RD 216/1999.
Ante dicho problema, se considera necesario exigir a las empresas de trabajo temporal el que cuenten entre su personal de estructura en cada una de las oficinas o sucursales con, al menos un trabajador, que posea como mínimo un nivel formativo en prevención de riesgos laborales equivalente al nivel intermedio regulado en el art. 36 del citado RD 39/1997. Tal exigencia viene respaldada por lo establecido en el art. 14- 2 de la LPRL en la redacción dada por la Ley 54/2003 (art. 2-1), cuando indica que ...el empresario realizará la prevención de riesgos laborales mediante la integración de la actividad preventiva en la empresa y la adopción de quantas medidas sean necesarias para la protección de la seguridad y la salud de los trabajadores... Como quiera que los técnicos de nivel intermédio están capacitados para la elaboración de las evaluaciones de riesgos a las que hace referencia el art. 36-1-b del RD 39/1997, estarían en el escalón mínimo de capacitación para someter a control las evaluaciones de los puestos de trabajo remitidas por las empresas usuarias.
Tal exigencia viene establecida para los CPD a celebrar con empresas usuarias cuya actividad este encuadrada en el listado de actividades que se relaciona en el Anexo l del cuestionario, aunque se considera razonable extenderla a la totalidad de las ETT.
Debe asimismo quedar patente si la empresa realiza un seguimiento de lo establecido en el Plan de Acción Preventiva y si ha realizado el Plan de Prevención, (novedades introducidas en la LPRL por la Ley 54/2003, de 12 de diciembre, de reforma del marco normativo de la prevención de riesgos laborales).

©2004 Elergonomista.com