Lider mundial en español
 
Crisis en España
Crisis economica en España
Empleo - trabajo - tendencias - mercado laboral - formación - persona - empresa -
Trabajo, contrato, empresario, contrato temporal
Peso mochilas
El peso de las mochilas que día a día nuestros hijos tienen que soportar cada vez que van clase, en ocasiones es exagerado
Infarto: Accidente de trabajo
Opiniones sobre la declaración del infarto de miocardio como accidente de trabajo
 
 
 

 

 

General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria  
Formación
Utilidades
  Ourense
  Enlaces
  Galería multimedia
  Suscripciones
  Jurisprudencia
  Servicios de Prevención
  Biografías
  Software
Derecho sindical
Derecho sindical
Seguridad Social
Asociaciones Ergonomía

EMPLEO - TRABAJOTrabajo

Necesidades humanas. Abraham Maslow

Teoría de los dos factores. Frederick Herzberg

Antropometría
Producción y productividad
Métodos de trabajo
Liderazgo. Entrar
Modelos de organización de trabajo y producción
Producción en masa
La seguridad social en España
Calidad de vida

Estás en: Inicio > Los procesos de selección y formación de los inspectores de trabajo > Sistemas de selección y contratación de inspectores

Contexto
Como se ha venido señalando, y conforme a las normas internacionales de la OIT en esta materia, las responsabilidades de la inspección del trabajo son tales que los hombres y las mujeres que las asumen deben ser elegidos de forma que se garanticen, no sólo que posean las competencias técnicas necesarias, sino también las cualidades humanas y sociales indispensables para el buen desempeño de sus funciones. Para ello es indispensable contar con un procedimiento apropiado de contratación y selección. En efecto, en virtud del artículo 7, párrafo 1, del Convenio núm. 81, y del artículo 9, párrafo 1, del Convenio núm. 129, a reserva de las condiciones a las que la legislación nacional sujete la contratación de funcionarios públicos, los inspectores del trabajo serán contratados teniendo únicamente en cuenta las aptitudes del candidato para el desempeño de sus funciones. A juicio de la CEACR estas aptitudes comprenderán, como para todas las demás profesiones, las competencias técnicas establecidas, además de las cualidades humanas y psicológicas necesarias para hacer frente, con un equilibrio adecuado entre la firmeza y la flexibilidad, a una gran variedad de situaciones y de interlocutores.
Las condiciones profesionales que se requieren varían de forma sustantiva de un país a otro y comprenden requisitos a veces muy diferentes aunque, en general, en los ámbitos técnicos se observan perfiles similares en función de las competencias comunes de la inspección, es decir se buscan perfiles técnicos capaces de atender al ámbito de aplicación de la norma que el inspector debe aplicar (juristas, sociólogos, ingenieros, químicos, médicos, psicólogos… etc.). La imparcialidad, la probidad y la discreción son siempre indisociables de la función de inspector del trabajo e indispensables para que los interlocutores sociales se adhieran a los principios y objetivos de la institución. En virtud del artículo 7, párrafo 2, del Convenio núm. 81, y del artículo 9, párrafo 2, del Convenio núm. 129, la autoridad competente deberá determinar la forma de comprobar estas aptitudes. Según la Comisión, el mejor medio para que la autoridad competente designe a los candidatos más aptos que reúnan las condiciones requeridas es la realización de
entrevistas específicas, en profundidad. En todo caso éstas deben ser respetuosas de los
principios de imparcialidad y objetividad con los candidatos a la función de inspector del trabajo.
Además de las capacidades y competencias humanas y profesionales, la Recomendación sobre la inspección del trabajo (agricultura), 1969 (núm. 133) precisa, que los candidatos a cargos superiores en el servicio de inspección deberían poseer las calificaciones profesionales o académicas adecuadas o experiencia profunda en la administración del trabajo (párrafo 5). Los candidatos a otros cargos deberían, si el nivel de instrucción en el país lo permite, haber terminado el ciclo medio de instrucción general, completado, cuando fuese posible, con formación profesional adecuada, o tener experiencia administrativa o práctica en asuntos de trabajo (párrafo 6).
Más allá de los requisitos generales ya mencionados, los Convenios 81 y 129 determinan en sus artículos 8 y 10, respectivamente, la necesidad de de garantizar que las mujeres y los hombres sean igualmente elegibles para formar parte del personal de inspección, pudiendo asignarse funciones especiales a los inspectores y a las inspectoras, respectivamente. En general en la actualidad, en las legislaciones nacionales, ningún obstáculo legal limita el acceso de las mujeres a la función de inspección del trabajo. Más aún este principio internacional es garantizado en muchos casos por leyes específicas de igualdad, a nivel nacional. En países como Dinamarca, por ejemplo, en el momento de la contratación de inspectores se tiene en cuenta la regla de la igualdad numérica de hombres y mujeres en los equipos. Por su parte, en los Países Bajos la autoridad central de inspección incluye metas de contratación de mujeres en cada nuevo concurso.
En general, en la mayor parte de las regiones y países, los datos sobre las cifras de personal adscrito a las inspecciones de trabajo no aparecen segregados por género. A título de ejemplo en el 2009 en Europa , existían sólo nueve países que distinguían inspectores e inspectoras, Así según dichas cifras, Letonia, Portugal, Rumania y Ucrania presentan un mayor número de personal de inspección femenino. Mientras que Armenia, Croacia, Hungría, Lituania y la Ex República Yugoslava de Macedonia tienen registrado más personal masculino.
Procesos de selección
La consideración de las condiciones humanas y técnicas se refleja en la mayor parte de los procesos de selección nacionales. En América Latina las situaciones son diversas.
Por ejemplo en Brasil, el candidato debe estar en plena posesión de sus derechos políticos,
haber cumplido sus obligaciones militares y electorales, y gozar de buena salud física y mental. Por otro lado, el auditor fiscal del trabajo es un funcionario público federal, que ingresa en el cargo mediante concurso público, para el que se requiere como requisito básico haber completado cualquier curso de educación superior debidamente reconocido por el Ministerio de Educación.
En México, para poder aspirar al cargo de inspector del trabajo se deberá dar cumplimiento a lo previsto en el artículo 546 de la Ley Federal del Trabajo, a saber: ser mexicano, mayor de edad y estar en pleno ejercicio de sus derechos; demostrar conocimientos suficientes de derecho del trabajo y de la seguridad social y tener la preparación técnica necesaria para el ejercicio de sus funciones; no pertenecer al estado eclesiástico, y no haber sido condenado por delito intencional sancionado con pena corporal. Además según el reglamento de inspección deberán aprobar los exámenes de aptitud correspondientes, que para tal efecto formule la autoridad del trabajo.
En Argentina, y confirme a la norma de MERCOSUR/CMC/DEC Nº 33/06, a partir del año 2010 se exigen estudios de nivel terciario y selección por concurso público, además se promueve el acceso igualitario de mujeres y hombres, debiéndose capacitar a los inspectores desde su ingreso y periódicamente. En Costa Rica, la Constitución Política y el Estatuto del Servicio Civil establecen que, salvo ciertas excepciones, los servidores públicos deben ser nombrados con base a la idoneidad para el puesto debidamente comprobada. La selección se lleva a cabo por medio de pruebas específicas a las que se admitirá únicamente a quienes satisfagan previamente los requisitos establecidos por la ley. El ministro, o jefe autorizado, debe elegir al empleado entre los tres primeros candidatos de la nómina de elegibles, que presenta la Dirección General de Servicio Civil, salvo que tenga razones suficientes para objetarlos. En Bolivia y en Paraguay no parecen
establecerse criterios objetivos de selección y se hace por designación directa de la autoridad laboral sobre la base de criterios discrecionales y no determinados en un texto legal.
En el Salvador, los inspectores y técnicos se seleccionan a partir de un perfil del puesto y se incorporan a la administración en función de dos modalidades: bajo la regulación de la Ley de salarios; y, bajo contratos de servicios profesionales. Los puestos de cada una de las categorías son previstos por la Asamblea legislativa en los presupuestos generales. Cuando un puesto de Ley de salario queda vacante es cubierto por promoción interna y si no se abre a concurso público. En Honduras, con régimen similar al del Salvador, la Dirección de Servicio Civil hace una evaluación curricular de las necesidades del personal de inspección y envía una comunicación aprobando la solicitud, lo que permite la contratación directa por parte de la Secretaria de Trabajo y Seguridad Social. La Inspección General de Trabajo no interviene en el proceso de selección de inspectores en el momento de su contratación. No existen exámenes previos, ni hay un sistema de inducción establecido para los inspectores, que aprenden a desarrollar sus labores por la experiencia.
En Estados Unidos, la Agencia de Seguridad y Salud en el trabajo (OSHA) exige que los candidatos sean graduados en seguridad y salud o en ingeniería. En Canadá, los inspectores son funcionarios en todas las provincias, siendo seleccionados sobre la base del currículo y un examen de competencias que comprende un test escrito y una entrevista oral.
En África son claras las diferencias entre los países de habla inglesa y los países francófonos. En los países francófonos siguiendo la tradición francesa continental, los procesos de contratación y selección de los inspectores son regulados por diferentes textos legales, y requieren una licencia o una maestría en derecho u otra disciplina para acceder al examen respectivo. En algunos países como en Camerún, la legislación determina que los inspectores deben ser aptos médica y moralmente además de contar con los requisitos profesionales mencionados.
En Marruecos, los inspectores de trabajo se contratan previo concurso externo que les permite acceder a la Escuela Nacional de Administración y al Instituto Superior de Administración, debiendo seguir tras terminar la escuela, una pasantía de 12 meses en las delegaciones de empleo antes de adquirir su carácter de inspector a título definitivo.
En Argelia, la contratación y la selección de los funcionarios requieren de diploma universitario en derecho o ciencias jurídicas, sociología, ciencias económicas y financieras o higiene y seguridad. Así mismo se prevé la posibilidad de que se realicen procesos de selección internos o externos, utilizando la formación complementaria como garantía de la promoción interna. En todo caso los inspectores deben seguir una formación inicial de tres años.
En el África de habla portuguesa, los inspectores son también funcionarios públicos sometidos a examen público combinado con la revisión del currículo profesional.

En África anglófona los inspectores contratados deben ser graduados universitarios aunque si se observan los datos nacionales , no parece que todos cumplan tales requisitos.
En Etiopia, los procesos de selección se regulan por la Federal Civil Servants Proclamation No. 262/2002, que establece que las vacantes deben ser ocupadas por individuos que tengan las competencias que requiere el cargo, y que el proceso de selección debe garantizarse primando a aquellos que tengan las mejores calificaciones en el examen correspondiente. La ley da preferencia a las mujeres y las nacionalidades menos representadas en el gobierno nacional. En Lesoto, todos los empleados públicos, incluidos los inspectores, se seleccionan por el Ministerio del Servicio Público que publica las vacantes y realiza la lista corta de los candidatos que deberán ser entrevistados. El nombramiento final se hace por el Ministro sobre la base del principio de selección del mejor calificado.
En los países árabes también pueden considerarse algunos ejemplos. En Jordania, losinspectores son seleccionados sobre la base de concursos generales para el servicio público e incluyen a menudo exámenes escritos. Los inspectores deben contar con grado universitario a nivel de maestría en ciencias jurídicas, económicas, medicina, sociología o ingeniería (entre otras). En Líbano, el sistema es similar y los inspectores del trabajo deben haber aprobado, de conformidad con el decreto ley núm. 112/59 de 12 de junio de 1959, el examen de fin de estudios en la sección de asuntos sociales y culturales de la Escuela Nacional de Administración La ley establece que los candidatos a inspectores deben contar con formaciones adecuadas al ejercicio de cada una de las inspecciones (por ejemplo para los inspectores de salud, maestría en medicina). En Siria la contratación de inspectores sigue la idea general de los países ya mencionados, no existiendo concursos específicos para inspectores. No existen exámenes aunque si entrevistas orales, y tampoco existe un perfil o una lista de competencias profesionales especificas para adjudicarles las tareas de inspector. El periodo de prueba es de tres meses (de entrenamiento) y tras finalizarlo debe pasar un examen que le capacita como funcionario público.
En Asia y en particular en la China, la honradez, honestidad, diligencia e integridad son las cualidades requeridas en virtud del art. 12 del reglamento sobre la inspección del trabajo. En cuanto a los requisitos técnicos, éstos son establecidos por la ley de los funcionarios públicos que requiere la nacionalidad china, buena salud, no tener antecedentes penales y no estar sometido a ninguna investigación penal o administrativa. En cuanto a los requisitos técnicos deben ser familiares con los temas de su competencia y poseer el nivel necesario y el conocimiento debido
. No existen por tanto requisitos mínimos para la selección y contratación, pero en general son graduados universitarios. La experiencia laboral es valorada en la selección.
En Nepal no existen criterios definidos técnicos aunque, en general, los que ejercen tareas de seguridad y salud, son ingenieros.
En Camboya, el Código de trabajo señala que los agentes de la administración de trabajo deberán tener calificaciones suficientes y formación adecuada para ejercer sus tareas, y que deberán tomar las medidas necesarias para que se les garantice formación continua. Si bien el Primer Programa Nacional de Seguridad y Salud en Camboya (2006- 2010) previa la creación de un sistema de selección y formación continua de inspectores, no se tienen noticias de su puesta en práctica.

En Indonesia, los procesos de contratación se realizan por entrevista, debiendo ser completados con formación directa o a distancia que tras un año, pasando un test de competencias y realizando 50 visitas de inspección, les permite ser promovidos por Decreto del Ministro de Mano de Obra y Trasmigración a inspectores. El Decreto presidencial de desarrollo de la inspección de trabajo exige en general que los funcionarios para ser contratados en Indonesia tengan máximo 40 años y un cierto nivel de educación (definido de forma muy imprecisa).
En Filipinas, los inspectores de carácter general (con competencias sobre condiciones de trabajo y algunos aspectos de seguridad y salud) deben contar con un “bachelor’s degree” y haber realizado un curso de introducción sobre temas básicos. Los inspectores técnicos deben tener competencias y grado universitario en ingeniería. En Tailandia, las cualificaciones requeridas se encuentran en la notificación del Ministerio de Trabajo No. 158/2541 (1998), sin exigirse requisitos especiales salvo experiencia profesional. En Brunei y Singapur los inspectores necesitan diploma universitario.
En Singapur se requiere, antes de ser nombrados por el Ministerio de Trabajo, pasar unas entrevistas y un examen escrito, mientras que en Vietnam se organiza un concurso externo o se selecciona al personal de entre los funcionarios públicos que ya presenten servicios en otras agencias del Estado. En Brunei, los candidatos queriendo ser inspectores deben pasar un examen, realizar un curso de formación inicial con un examen final.
En Australia para los inspectores de SST es cada estado el que decide sobre el sistema de contratación y selección de inspectores (y en general de los funcionarios). Tras su selección pueden ser contratados como inspectores, o como funcionarios graduados en formación (con diferentes niveles funcionariales). En Japón, el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar requiere candidatos de menos de 30 años que deberán pasar un examen gestionado por el Ministerio y la autoridad encargada del Servicio Público en general.
En Europa, las situaciones son muy diferentes sobre todo en función de la competencia de la inspección respectiva. Algunos países señalan criterios específicos de selección de carácter social o personal. En Eslovaquia, en virtud del art. 1 de la Ley, del 8 de febrero de 2000, sobre la Inspección del Trabajo, el interesado no debe tener antecedentes penales. Otro tanto ocurre en Luxemburgo, en base al art. 7, 3) de la ley del 4 de abril de 1974, en Letonia, conforme al art. 7 de la Ley sobre la Función Pública, y en Rumania, en virtud del art. 50 de la ley núm. 108/1999.
Curiosamente, la afiliación a una organización sindical de empleadores o de trabajadores veda el acceso a la profesión en México, mientras que en Luxemburgo esta pertenencia es presupuesto previa para acceder a la función de inspector.
En Bulgaria, cada candidato a la función de inspector del trabajo es sometido a un periodo de prueba de un año, a cuyo término realiza un examen final para conseguir su nombramiento definitivo para el puesto, que deberá completarse con formación obligatoria sobre las disposiciones legislativas que son de su competencia.
En los Países Bajos, la inspección general de trabajo (Arbeidsinpectie) basa la contratación del candidato a inspector sobre su licenciatura universitaria o experiencia profesional. Las calificaciones pueden ser técnicas, jurídicas, químicas, médicas u organizacionales. El proceso de selección incluye el análisis, no solo de su capacidad técnica sino también de competencias generales tales como su capacidad de toma de decisiones, su conocimiento del medio ambiente laboral, su disposición para el trabajo en equipo, la capacidad analítica, la capacidad de investigación y la habilidad de planificación.
En Austria, los candidatos a inspector deben tener licenciatura en un campo científico o en medicina. Igualmente pueden ser contratados aquéllos que hayan realizado estudios técnicos o que tengan experiencia en ocupaciones específicas. En este último caso deberán realizar un curso en la Academia de administración pública por un periodo de dos años con el fin de conocer los procedimientos legales y administrativos.
En Bélgica, los inspectores son seleccionados funcionaros a través de concursos nacionales abiertos a candidatos con diploma universitario en leyes, economía, ciencias sociales, ingeniería o medicina. Su nombramiento solo se realiza tras un periodo de 18 meses de formación, que culmina con una tesis final. En Francia, el proceso es similar aunque la selección puede hacerse además por concurso externo, promoción interna (los controladores) y contratación de tercera vía basada en meritos. La formación en escuela de inspección INTEFP completa el proceso (ver infra).
En Chipre, los inspectores de primer grado requieren grado universitario en ingeniería o salud ocupacional, mientras que los inspectores de planta sólo necesitan diploma en las mismas materias o al menos tres años de experiencia profesional. Ambos deben pasar exámenes escritos y orales, en los que se consideran además de los conocimientos técnicos, competencias tales como el trabajo en equipo, la capacidad de toma de decisiones, la intuición, la capacidad analítica y la integridad. En todo caso, tras cuatro años de ejercicio de la profesión deben pasar un examen de SST para ser validados. En Grecia es la Comisión de selección de personal del estado la que realiza las contrataciones sobre la base de candidatos con licencia universitaria en economía, administración pública, estudios sociales, o derecho, medicina o ingeniería. Además se exige conocimiento de al menos otra lengua europea. Los candidatos participan a un examen escrito eliminatorio. En Portugal, el ingreso al cuerpo de inspectores se hace por concurso público que combina un examen escrito y una prueba oral. En España, el acceso a los cuerpos de
inspección se realiza mediante oposición (concurso), consistente en la superación de varias
pruebas teórico-prácticas. Se exige titulación universitaria superior para acceder al cuerpo de Inspectores (diferentes áreas técnicas) y título de diplomado universitario para el ingreso en el cuerpo de Subinspectores.
En el Reino Unido, los candidatos para los puestos de inspección del HSE (Health and Safety Executive) deben tener una licencia o experiencia académica o profesional equivalente en disciplinas técnicas tales como ingeniería nuclear, mecánica, minas, eléctrica, etc.
En algunos países de Europa balcánica y Asia Central (Albania, Montenegro), si bien los puestos de inspector se someten a las normas del servicio civil y se adquiere tal categoría por concurso, existen reglas que obligan al reexamen periódico de los inspectores (cada tres o cuatro años) y que puede resultar eliminatorio. Similar validación se produce en Armenia, que además de los criterios periódicos, admite que se puedan realizar validaciones extraordinarias en función del pedido de la autoridad central.
En general, la mayor parte de los países consideran la necesidad de estabilidad de los inspectores y garantizan su selección a través de procesos públicos y criterios previamente
establecidos y comprobados en exámenes escritos y/o orales y en entrevistas personales.
Algunos como hemos visto, exigen en específicas circunstancias experiencia previa de
trabajo, pero este criterio es en general más utilizado para garantizar ascensos a puestos
superiores en la inspección o para promoción interna.

Contratación
En general, el proceso de contratación de inspectores no presenta singularidades especiales en relación al procedimiento de contratación de funcionarios en el sistema de administraciones públicas.
Los inspectores son nombrados por el Ministro a cargo (normalmente el encargado de la cartera de trabajo) en general sobre la base de los principios de excelencia y transparencia. En algunos países como por ejemplo en Estados Unidos, la contratación se delega a la agencia encargada de la inspección (la Agencia de Seguridad y Salud en el trabajo –OSHA.) que es directamente la encargada de atribuir a los inspectores del estatuto de empleados públicos adscritos al Departamento de trabajo (USDOL). En algunos países como es el caso de China, el nombramiento en los dos cuerpos de inspección depende de la autoridad provincial o local, aunque el inspector depende funcionalmente también de la autoridad central del SAW o del MORHSS.
En África es el Ministerio a cargo quien realiza el proceso. Por ejemplo en Botsuana, los inspectores (de condiciones de trabajo y de seguridad y salud) son nombrados por el ministro y sus nombramientos publicados en el diario oficial. Similar proceso se ha establecido en Malawi.
En los países árabes la contratación se realiza a través de órganos encargados de la administración pública. En Jordania, por ejemplo, existe una política general de recursos
humanos para todos los funcionarios, regulada en el Estatuto del Servicio Civil, que prevé el establecimiento de vacantes y perfiles para cada puesto a ser ocupado por un funcionario. En Líbano los inspectores se contratan a través del Consejo del Servicio Civil.
En Asia existen diferentes procedimientos. En Filipinas, en la práctica el nombramiento en tanto que inspector se realiza sólo cuando el funcionario permanente de nivel 3 del Ministerio de trabajo y empleo ha pasado con éxito el curso básico de formación para inspectores. Es decir que primero debe gozar de la categoría de funcionario permanente. En Tailandia, la Oficina de la Comisión del Servicio Público es la encargada de realizar los nombramientos.
En Europa el sistema de contratación de inspectores se rige por la reglas generales de la función pública basado en los principios de excelencia y trasparencia y permitiendo en la mayor parte de los países de la UE el recurso sobre vicios en el procedimiento en la vía administrativa. En Suecia, la contratación se realiza por la autoridad de medio ambiente del distrito en el que el inspector prestará sus servicios, aunque SWEA (Swedish Work Environement Authority) suministra apoyo en el proceso, a través de su división central de recursos humanos. En los procesos de selección participan los sindicatos a título consultivo, quedando la decisión final sobre la contratación de exclusiva competencia de la autoridad del distrito. Todos los inspectores contratados tienes calificaciones universitarias de primer o segundo nivel. En Italia son también contratados por las regiones, sobre la base de un sistema de exámenes escritos. Deben contar con licencia universitaria y no se requiere experiencia previa.

En el reino Unido, los nuevos inspectores de HSE son contratados como inspectores en formación y deben seguir cursando un diploma de postgraduado. Su habilitación final se realiza tras un examen de competencias que requiere diferentes pruebas incluidas, entrevista, ejercicio de grupo y ejercicios prácticos en el tema del puesto al que serán asignados en función de sus competencias técnicas. Los inspectores que dependen de las autoridades locales son, en general, especialistas en salud medioambiental que reciben formación específica para ejercer dicho puesto. En Armenia si bien la contratación se realiza tras un proceso de concurso, el artículo 12 de la ley de Servicio Civil permite la selección directa en caso de vacante, y en un plazo máximo de siete días, si el candidato tiene el perfil necesario.

Ibermutuamur

Documentación de prevención de riesgos laborales elaborada por Ibermutuamur Corporación mutua


 

 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Seguridad y Salud Laboral en internet