Lider mundial en español
 
Crisis en España
Crisis economica en España
Empleo - trabajo - tendencias - mercado laboral - formación - persona - empresa -
Trabajo, contrato, empresario, contrato temporal
Peso mochilas
El peso de las mochilas que día a día nuestros hijos tienen que soportar cada vez que van clase, en ocasiones es exagerado
Infarto: Accidente de trabajo
Opiniones sobre la declaración del infarto de miocardio como accidente de trabajo
 
 
 

 

 

General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria  
Formación
Utilidades
  Ourense
  Enlaces
  Galería multimedia
  Suscripciones
  Jurisprudencia
  Servicios de Prevención
  Biografías
  Software
Derecho sindical
Derecho sindical
Seguridad Social
Asociaciones Ergonomía

EMPLEO - TRABAJOTrabajo

Necesidades humanas. Abraham Maslow

Teoría de los dos factores. Frederick Herzberg

Antropometría
Producción y productividad
Métodos de trabajo
Liderazgo. Entrar
Modelos de organización de trabajo y producción
Producción en masa
La seguridad social en España
Selectividad

Estás en: Inicio > Elaboración de informes periciales > RECUSACIÓN Y TACHA: CAUSAS Y PROCEDIMIENTO

Miguel Clemente y Adela Reig. Universidad de La Coruña

Para garantizar la imparcialidad de los peritos, la Ley procesal civil contempla la recusación de los peritos de designación judicial y la tacha de los presentados por las partes. La ley quiere que el perito proceda a elaborar su dictamen de una forma objetiva.
Esto es básico teniendo en cuenta que el perito tiene por misión auxiliar al juez en el desempeño de su función.
Igualmente importante, y que además persigue la misma finalidad, es el deber de abstención del perito designado por el órgano jurisdiccional en el caso de que concurra alguna de las causas previstas legalmente, abstención que, como expresa el art. 105 LEC, puede ser oral o escrita siempre que esté debidamente fundamentada. Como sigue diciendo este precepto, si la causa de la abstención existe al tiempo de ser designado, el perito no aceptará el cargo, y será sustituido en el acto por el perito suplente, cuando éste hubiere sido designado. Si el perito suplente también se negare a aceptar el encargo, por concurrir en él la misma u otra causa de abstención, y el tribunal la estima suficiente, será sustituido por el siguiente de la lista, y así sucesivamente hasta que se pudiere efectuar el nombramiento (art. 342.2 LEC).
Si la causa es conocida o se produce después de la aceptación del cargo el perito, deberá abstenerse igualmente elevándola al juez, magistrado o magistrado ponente, quien decidirá la cuestión previa audiencia de las partes, sin que contra el auto quepa recurso alguno (art. 105.2 LEC). Es decir, en cualquier momento del proceso se puede proceder a la recusación o tacha del perito, si bien lo lógico es que éstas tengan lugar antes de ser designado como tal.
Recusación: Causas y procedimiento
En la ley procesal civil, se establece primero el deber de abstención de los peritos que incurran en las causas de recusación y, a continuación, a falta de tal abstención, se dispone en el art. 124.1 LEC que “sólo los peritos designados por el tribunal mediante sorteo podrá ser recusados”. Sin embargo, frente a la previsión de este precepto, el art. 343 LEC, que se ocupa de la tacha de los peritos, no limita la recusación a los peritos designados por sorteo sino que se refiere a todos los peritos de designación judicial, esto es: por acuerdo de las partes (art. 339.4 LEC), por consentimiento de los litigantes cuando por la singularidad de la materia sólo se disponga del nombre de una persona entendida (art. 341.2 LEC), por el procedimiento establecido en la Ley de Asistencia Jurídica Gratuita cuando el litigante carezca de recursos para litigar (art. 339.1 LEC), o por el juez de oficio en los supuestos establecidos en el art. 339.5 LEC36.
De manera concreta, de acuerdo con este precepto son causas específicas de recusación para los peritos las siguientes:
1. Haber dado anteriormente sobre el mismo asunto dictamen contrario a la parte recusante, ya sea dentro o fuera del proceso.
2. Haber prestado servicios como tal perito al litigante contrario o ser dependiente o socio del mismo.
3. Tener participación en sociedad, establecimiento o empresa que sea parte del proceso.
Por otra parte, el procedimiento es sustancialmente el mismo al previsto en la Ley procesal de 1881, ya que ésta se propondrá por escrito firmado por Abogado y Procurador, si intervinieran en la causa, en el que se deberá expresar la causa de la recusación y los medios de probarla, y se acompañarán copias para el recusado y para las demás partes del proceso. Si la causa de la recusación fuera anterior a la designación, el escrito deberá presentarse dentro de los dos días siguientes al de la notificación del nombramiento. Si fuera posterior a la designación, pero anterior a la emisión del dictamen, el escrito de recusación podrá presentarse antes del día señalado para el juicio o vista o al comienzo de los mismos. Después del juicio o vista no podrá recusarse al perito, sin perjuicio de que aquellas causas de recusación existentes al tiempo de emitir el dictamen pero conocidas después de aquélla podrán ser puestas de manifiesto al tribunal antes de que dicte sentencia, y si esto no fuese posible, al tribunal competente para la segunda instancia (art. 125 LEC). Propuesta la recusación se dará traslado de copia del escrito al perito recusado y a las partes. El recusado deberá manifestar ante el Secretario Judicial si es o no cierta la causa en que la recusación se funda. Si la reconoce como cierta y el tribunal considera fundado el reconocimiento, se le tendrá por recusado sin más trámites y será reemplazado por el suplente. Si el recusado fuera el suplente, y reconociere la certeza de la causa, se estará a lo dispuesto en el art. 342 LEC, de manera que se proceda a llamar al siguiente en la lista para proponerle el nombramiento. Cuando el perito niegue la certeza de la causa de recusación o el tribunal no aceptare el reconocimiento por el perito de la concurrencia de dicha causa, el tribunal mandará a las partes que comparezcan a su presencia el día y hora que señalará, con las pruebas de que intenten valerse y asistidas de sus abogados y procuradores, si su intervención fuera preceptiva en el proceso. Si no compareciere el recusante se le tendrá por desistido de su recusación; si compareciere e insistiere en la recusación, el tribunal admitirá las pruebas pertinentes y útiles y, acto seguido, resolverá lo que estime conveniente. Como ya expresamos, si se estima la recusación el perito recusado será sustituido por el suplente. Contra la resolución no cabrá recurso alguno, sin perjuicio del derecho de las partes de plantear la cuestión ante la instancia superior.
Tacha: causas y procedimiento
En la nueva regulación del proceso civil se contempla junto a la recusación de los peritos de designación judicial, la tacha de los no recusables, siempre y cuando concurra alguna de las causas de tacha de peritos (art. 343.1 LEC). Estas circunstancias son las siguientes:
1) Ser cónyuge o pariente por consaguinidad o afinidad dentro del cuarto grado civil de una de las partes, de sus Abogados o Procuradores.
2) Tener interés directo o indirecto en el asunto o en otro semejante.
3) Estar o haber estado en situación de dependencia o de comunidad o contraposición de intereses con alguna de las partes o con sus abogados o procuradores.
4) Amistad íntima o enemistad manifiesta con cualquiera de las partes o sus abogados o procuradores.
5) Cualquier otra circunstancia, debidamente acreditada, que les haga desmerecer en el concepto profesional.

Las tachas no podrán formularse después del juicio o vista en los juicios verbales, y en
el juicio ordinario deberán presentarse, en relación a los dictámenes periciales presentados, con la demanda y la contestación a la demanda, en la audiencia previa al
juicio. Al formular la tacha se podrá proponer la prueba conducente a justificarla, excepto la testifical.
Cualquier parte interesada podrá dirigirse al tribunal a fin de contradecir o de negar la tacha, aportando los documentos pertinentes al efecto. Si la tacha menoscabare la consideración profesional del perito, éste podrá solicitar al tribunal que, al término del proceso, declare que carece de fundamento. Sin más trámites el tribunal tendrá en cuenta la tacha y su eventual negación o contradicción en el momento de valorar la prueba, formulando en su caso, mediante providencia, declaración de que carece de fundamento. Si apreciare temeridad o deslealtad profesional en la tacha, a causa de su motivación o del tiempo en que se formulara, podrá imponer a la parte responsable, con previa audiencia, multa correspondiente.
Por lo tanto, la tacha tiene por finalidad, a diferencia de la recusación, no el impedir la presentación del correspondiente dictamen pericial, sino evitar que un dictamen pericial carente de objetividad pueda influir en la decisión judicial, advirtiendo al juez en el momento de su valoración acerca de la concurrencia de alguna de las circunstancias antes referidas y que ponen de relieve la existencia de algún interés de tipo partidista en relación a ese dictamen pericial. Se recomienda, pues, precisamente, en atención a esta posibilidad y al régimen de responsabilidad antes comentado, que si el perito es consciente de la existencia de la posible causa de tacha, no acepte, lógicamente, el encargo de la parte.

Ibermutuamur

Documentación de prevención de riesgos laborales elaborada por Ibermutuamur Corporación mutua


 

 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Seguridad y Salud Laboral en internet