Lider mundial en español
 
Crisis en España
Crisis economica en España
Empleo - trabajo - tendencias - mercado laboral - formación - persona - empresa -
Trabajo, contrato, empresario, contrato temporal
Peso mochilas
El peso de las mochilas que día a día nuestros hijos tienen que soportar cada vez que van clase, en ocasiones es exagerado
Infarto: Accidente de trabajo
Opiniones sobre la declaración del infarto de miocardio como accidente de trabajo
 
 
 

 

 

General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria  
Formación
Utilidades
  Ourense
  Enlaces
  Galería multimedia
  Suscripciones
  Jurisprudencia
  Servicios de Prevención
  Biografías
  Software
Derecho sindical
Derecho sindical
Seguridad Social
Asociaciones Ergonomía

EMPLEO - TRABAJOTrabajo

Necesidades humanas. Abraham Maslow

Teoría de los dos factores. Frederick Herzberg

Antropometría
Producción y productividad
Métodos de trabajo
Liderazgo. Entrar
Modelos de organización de trabajo y producción
Producción en masa
La seguridad social en España
Selectividad

Estás en: Inicio > Primeros auxilios > Trastornos por alteración de la temperatura

CALAMBRES Y AGOTAMIENTO POR CALOR.

El agotamiento por calor es el efecto más común del mismo, sobre todo si se efectúa algún tipo de ejercicio intenso, y se debe a un déficit de agua o sal, ya sea por ingesta insuficiente o por exceso de pérdidas no repuestas. Durante varios días podría haber debilidad, dolores de cabeza, pérdida de apetito, náuseas, vómitos y fiebre.
A veces aparecen calambres por calor, que afectan sobre todo a las extremidades, principalmente tras ejercicio intenso.
Hay que colocar al sujeto en reposo, en un ambiente fresco, e hidratarlo adecuadamente dándole de beber agua mezclada con sal (una cucharadita de sal por cada litro de agua).
SÍNCOPE POR CALOR.

Es una pérdida de conciencia brusca y generalmente de breve duración, a veces precedida de mareos, náuseas o cefalea. El individuo presenta hipotensión y taquicardia, así como piel pálida, fría y sudorosa.
La conciencia se recupera rápida y espontáneamente sólo con retirar al sujeto del calor y colocarlo en decúbito supino (boca arriba) con las piernas algo elevadas.

INSOLACIÓN O GOLPE DE CALOR.

También recibe los nombres de golpe de sol o hiperpirexia (fiebre elevada) por calor. Es el más grave de los efectos nocivos del calor, y no necesariamente va precedido de otras alteraciones debidas al mismo.
Están especialmente predispuestos los ancianos, los diabéticos, cardiópatas y personas con enfermedades crónicas o en estado de intoxicación alcohólica. También es común en reclutas militares sujetos a un fuerte adiestramiento, y ocasionalmente se ve en corredores de larga distancia.
No es requisito necesario la exposición directa al sol, pero sí al calor. El ejercicio físico intenso y el exceso de ropa son dos de los factores predisponentes más frecuentes.
Puede iniciarse de forma brusca con convulsiones, estupor o coma. Ocasionalmente la instauración de este cuadro va precedida de cefalea, mareos, náuseas, molestias abdominales, taquipnea (respiración rápida) y estado confusional.
Los datos más importantes en la exploración son la fiebre elevada (es frecuente que la temperatura rectal supere los 41 grados) y la postración. La piel suele estar caliente y seca, cesando la sudoración (aunque a veces persiste), y las respiraciones son rápidas y débiles. En los casos más graves puede haber delirio.
Se trata de una verdadera urgencia médica, por lo que hay que enviar al enfermo lo antes posible al hospital, manteniéndolo lo más fresco posible (cubierto con toallas frías y húmedas y ventilado).
Si el traslado se demora, hay que bajar rápidamente la temperatura del cuerpo, por lo que se introducirá al sujeto en un baño de agua fría. Si esto no es posible, se le cubrirá con toallas húmedas y frías, bajo un ventilador. Una vez en el hospital, requerirá medidas específicas en función de su estado.

NO DAR BEBIDAS HELADAS NI BEBIDAS ALCOHÓLICAS.

TRASTORNOS POR FRÍO.

HIPOTERMIA

Es el cuadro clínico que se produce cuando la temperatura corporal central es inferior a 35ºC, y que se agrava progresivamente a medida que disminuye  aún más dicha temperatura, apareciendo alteraciones que pueden afectar a todos los órganos y sistemas, hasta originar la muerte.

CLASIFICACIÓN

  • Leve: temperatura central entre 35 y 32ºC.
  • Moderada: entre 32 y 28ºC.
  • Grave. Inferior a 28ºC.

FACTORES QUE PREDISPONEN A LA HIPOTERMIA

  • Exposición al frío (accidentes de montaña, inmersión en agua fría, vivienda, ropa y alimentación inadecuadas, etc...).
  • Fármacos (sobre todo los que afectan al sistema nervioso central).
  • Alcohol y drogas.
  • Accidentes cerebrovasculares, tumores cerebrales.
  • Trastornos metabólicos diversos (comas diabéticos, etc...).
  • Otros

MEDIDAS A TOMAR

  • Asegurar la permeabilidad de la vía aérea.
  • Oxígeno a altas concentraciones.
  • En caso de tener que realizar RCP, no se debe suspender hasta que se produzca el recalentamiento y se compruebe en esas condiciones su efectividad o falta de ella.
  • Recalentamiento externo pasivo (abrigar con mantas en un entorno de ambiente cálido). Es un método de recalentamiento lento, que no resulta útil en caso de PCR ni ante hipotermia grave.
  • Trasladar al hospital, donde se podrán utilizar otros métodos de recalentamiento más eficaces.

CONGELACIONES

            Son lesiones locales debidas a un frío muy intenso, que afectan fundamentalmente a las zonas más distales del organismo (zonas acras), como manos, pies y pabellones auriculares.
            La afectación cutánea es frecuente aunque a menudo pasa inadvertida hasta que se produce el recalentamiento.
            La congelación se ve agravada por factores como la desnutrición, la deshidratación o los traumatismos.

MEDIDAS A TOMAR. Sumergir la parte congelada en agua a una temperatura de entre 10 y 15ºC, que se irá elevando progresivamente hasta llegar a 40ºC a un ritmo de 5ºC más cada 5 minutos.

PIE DE TRINCHERA. Parece en ambientes húmedos y una intensidad de frío insuficiente para provocar congelaciones.
Se produce una 1ª fase de isquemia, en que la extremidad aparece pálida y sin pulsos, seguida de una 2ª fase de hiperemia, en que apreciaríamos enrojecido, hinchado y doloroso, con una 3ª fase posterior de recuperación posthiperemia.

MEDIDAS A TOMAR. Puede estar indicado un recalentamiento o un enfriamiento progresivos durante la 1ª o la 2ª fase respectivamente.

Ibermutuamur

Documentación de prevención de riesgos laborales elaborada por Ibermutuamur Corporación mutua


 

 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Seguridad y Salud Laboral en internet