Lider mundial en español
 
Crisis en España
Crisis economica en España
Empleo - trabajo - tendencias - mercado laboral - formación - persona - empresa -
Trabajo, contrato, empresario, contrato temporal
Peso mochilas
El peso de las mochilas que día a día nuestros hijos tienen que soportar cada vez que van clase, en ocasiones es exagerado
Infarto: Accidente de trabajo
Opiniones sobre la declaración del infarto de miocardio como accidente de trabajo
 
 
 

 

 

General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria  
Formación
Utilidades
  Ourense
  Enlaces
  Galería multimedia
  Suscripciones
  Jurisprudencia
  Servicios de Prevención
  Biografías
  Software
Derecho sindical
Derecho sindical
Seguridad Social
Asociaciones Ergonomía

EMPLEO - TRABAJOTrabajo

Necesidades humanas. Abraham Maslow

Teoría de los dos factores. Frederick Herzberg

Antropometría
Producción y productividad
Métodos de trabajo
Liderazgo. Entrar
Modelos de organización de trabajo y producción
Producción en masa
La seguridad social en España
Selectividad

Estás en: Inicio > SEGURIDAD VIAL EN RELACIÓN CON LA ACTIVIDAD LABORAL > PROGRAMA DE ACTUACIÓN PARA LAS EMPRESAS . Acciones orientadas a influir sobre el factor humano. Enfermedades, patologías y medicamentos

Enfermedades o patologías físicas
Actualmente, los avances técnicos permiten que las personas enfermas o discapacitadas puedan realizar desplazamientos a motor. Los factores que desencadenan o confluyen en un accidente de tráfico son variables y hace complicado conocer la magnitud con la que una patología determinada contribuye a su producción; influirán además el control que exista de la enfermedad y el cumplimiento del tratamiento.
Estudios recientes demuestran que el 1,7% de los accidentes están relacionados con enfermedades. Conducir un vehículo es una tarea compleja que requiere un adecuado nivel perceptivo, de atención, cognitivo, motor y capacidad de integración. Por ello, una patología puede tener una incidencia directa en la tarea de conducir un vehículo, incluso si se es peatón.
A continuación se mencionan las enfermedades más habituales que puedan interferir con la capacidad de conducción del trabajador, y sus síntomas, así como una serie de pautas a seguir por parte del trabajador de forma general.

CARDIOVASCULARES Arritmia o síncope junto a pérdida de consciencia. Las secuelas que pueden interferir en la conducción pueden ser alteraciones sensitivas, visuales, auditivas; disminución de la capacidad de atención y la concentración; alteraciones en el procesamiento de la información vial; déficit motor: respuestas motoras imprecisas y lentas.
CARDIOPATÍAS Deterioro del nivel de atención, con distracciones, disminución de la concentración, alargamiento del tiempo de reacción y respuesta psicomotora lenta.
HEMATOLÓGICAS Disminución en la atención y concentración, toma de decisiones imprecisas, apatía y aumento del tiempo de reacción. Visión borrosa, cefaleas.
RENALES En función del grado de insuficiencia renal y de la evolución de la enfermedad, el paciente puede presentar disminución de la alerta, de la atención y la concentración, alteraciones de la percepción, toma de decisiones imprecisas, respuesta psicomotora lenta y somnolencia.
DIABETES MELLITUS Nerviosismo, ansiedad, síntomas vegetativos, hormigueo, sensación de hambre, cansancio, confusión, irritabilidad, somnolencia, incoordinación y alteraciones de la visión, lentitud de reacción.
Es muy importante conocer los síntomas de las hipoglucemias y cómo tratarlas.
ALTERACIONES
MOTORAS
Alteración de las habilidades sensitivo-motoras requeridas para el manejo del vehículo. Lentitud de la capacidad de respuesta (velocidad de reacción).
EPILEPSIA Problemas neurológicos asociados (presentes en el 60% de los pacientes): déficit intelectual, motor o sensorial, problemas neuroconductuales, trastornos cognitivos transitorios, etc.
Alteraciones de la conciencia.
Repercusiones psicomotoras (en grado variable): alteraciones en el tiempo de reacción y distracciones.
TRANSTORNOS
DEL SUEÑO
Impiden profundizar en el sueño con el consiguiente cansancio diurno.
Lentitud en los reflejos, alteración de la atención, inestabilidad en el ánimo, etc.

La intervención preventiva más eficaz es establecer canales de colaboración y comunicación entre el médico, el trabajador y la empresa. El médico por su parte, alertando al trabajador de los riesgos que implica su enfermedad; el trabajador, advirtiendo voluntariamente a la empresa de su situación para que ésta pueda adoptar las medidas oportunas; y la empresa adaptando el trabajo a las condiciones de salud personales del trabajador.

MEDIDAS PREVENTIVAS PARA LA EMPRESA ANTE ENFERMEDADES O PATOLOGÍAS FÍSICAS
• Tratar de reducir las horas al volante, y evitar si es posible el uso del coche en su actividad laboral.
Para ello, la planificación de los viajes, debe establecerse manteniendo los horarios habituales de descanso, comidas y tomas de medicación, y evitando la conducción nocturna.
• Mantener un seguimiento periódico de las condiciones de trabajo del trabajador con algún tipo de enfermedad o alteración física, para que sean siempre las más adecuadas y mejor adaptadas a los requisitos específicos que cada tipo de enfermedad impone, por sus peculiaridades, en la vida profesional del trabajador.
• Proporcionar una vigilancia de la salud adecuada a los riesgos de los trabajadores.

La empresa por su parte, debe armonizar los hábitos de conducción, que sean necesarios en el trabajo, a los cambios del estado de salud de los trabajadores, y no olvidar que conducir en circunstancias adversas exige esfuerzos extras de atención y concentración.

MEDIDAS PREVENTIVAS PARA EL TRABAJADOR ANTE ENFERMEDADES O PATOLOGÍAS FÍSICAS
• Seguir el consejo de su médico, que sabrá orientarle sobre el riesgo que tiene al conducir.
• Procurar elegir recorridos conocidos, evitando horas punta, trayectos complicados y situaciones de condiciones climatológicas adversas, siempre que sea posible.
• Evitar las maniobras forzadas y adelantamientos arriesgados. Moderar la velocidad del vehículo.
• Con problemas en la vista, evitar la conducción nocturna, al amanecer y al anochecer.
Si se emplean lentes, es obligatorio su uso durante la conducción.
• En el caso de conductores con alergias respiratorias, llevar el coche muy limpio, especialmente alfombras y tapicerías, realizando frecuentes limpiezas de los conductos del aire, e instalando filtros antipolen.
• No consumir alcohol.
• Si conduciendo se notan síntomas de alarma (en función de su enfermedad), disminuir la marcha y parar en el arcén.
• Mantener la velocidad adecuada, no superando los límites máximos establecidos, y organizar períodos de conducción continua no superiores a 2 horas.
CONDUCTORES PROFESIONALES:
• Realizar revisiones y controles médicos periódicos para detectar cualquier síntoma que indique enfermedades que puedan afectar significativamente a la conducción.

Los Medicamentos
Las enfermedades conllevan el consumo de medicamentos en su tratamiento, y es importante conocer que efectos producen en el organismo de los trabajadores para evitar situaciones de riesgo, ya que inciden en sus capacidades de conducción.
En muchas ocasiones, no se tienen en cuenta los hábitos de conducción a la hora de prescribir un fármaco, bien porque el médico no lo incluye en el historial clínico del paciente, bien porque éste no informa al médico. Por ello, además de los factores ligados al propio fármaco, hay que tener en cuenta los factores de riesgo en relación con:
• El conductor: edad, sensibilidad individual, estado de salud, estado psíquico.
• La medicación: dosis, polifarmacia, automedicación, asociación con alcohol.
• Hábitos de conducción: horarios, luminosidad, condiciones atmosféricas, densidad de tráfico, tipo de vía utilizada, etc.
A continuación se muestra un listado representativo de los efectos en la conducción que pueden producir algunos fármacos:

FÁRMACOS MÁS HABITUALES Y SUS EFECTOS SECUNDARIOS EN LA CONDUCCIÓN

ANALGÉSICOS Falta de concentración
Mareos
Visión borrosa
BARBITÚRICOS Relajación Afección al sistema respiratorio
Sueño
CARDIOTÓNICOS Dificultan la visión, Cansancio, Alteran la percepción de los colores, Desasosiego
ANTIHISTAMÍNICOS Falta de concentración, Inquietud
Disminuyen los reflejos, Somnolencia
HIPOGLUCÉMICOS Lipotimia Fatiga
Mareos Debilidad
ANTIHIPERTENSIVOS Visión borrosa, Falta de fuerza
Alteración del equilibrio, Somnolencia
RELAJANTES
MUSCULARES
Fatiga, Somnolencia
Mareos, Disminución del tono muscular
PSICOFÁRMACOS
TRANQUILIZANTES /
SEDANTES
Síndrome de abstinencia
Sedación
Lentitud de respuesta
Reducción de la alerta /atención
Falta de coordinación
ESTIMULANTES Dificultad para la concentración Temblores
Insomnio Euforia y agresividad

PAUTAS DE ACTUACIÓN PARA EL TRABAJADOR ANTE LA TOMA DE MEDICAMENTOS
• Leer el prospecto del medicamento. Contiene un apartado específico sobre la interferencia del medicamento en la conducción de vehículos. En caso de no comprensión del mismo, consultar con el especialista que le aclarará las dudas e indicará las pautas a seguir. El tratamiento con medicamentos siempre debe ser por prescripción médica, nunca hay que automedicarse.
• Es conveniente, informar a sus superiores y responsables, del periodo en el cual debe tomar un medicamento, en el caso de que interfiera en la conducción, y se desplace en vehículos durante su trabajo.

La empresa por su parte, debe facilitar unos cauces de comunicación adecuados que permitan esta coordinación y trabajo en común.
Es muy importante la colaboración entre el trabajador, la empresa y el médico para adoptar en común la acción preventiva más adecuada según el caso. El médico podrá aportar información al trabajador acerca de los efectos que tienen esos medicamentos en sus capacidades para conducir e indicarle pautas a seguir.
El puesto de mando tendrá en cuenta estas informaciones a la hora de planificar el trabajo de ese trabajador. La coordinación entre todos es importante.
Tanto en el caso de las enfermedades como en el de los medicamentos, las pautas de actuación para el trabajador y la empresa son similares. La confluencia entre ambos factores es lógica, ya que la enfermedad implica en muchos casos tomar un medicamento determinado.

 

 

Ibermutuamur

Documentación de prevención de riesgos laborales elaborada por Ibermutuamur Corporación mutua


 

 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Seguridad y Salud Laboral en internet