Lider mundial en español
 
Crisis en España
Crisis economica en España
Empleo - trabajo - tendencias - mercado laboral - formación - persona - empresa -
Trabajo, contrato, empresario, contrato temporal
Peso mochilas
El peso de las mochilas que día a día nuestros hijos tienen que soportar cada vez que van clase, en ocasiones es exagerado
Infarto: Accidente de trabajo
Opiniones sobre la declaración del infarto de miocardio como accidente de trabajo
 
 
 

 

 

General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria  
Formación
Utilidades
  Ourense
  Enlaces
  Galería multimedia
  Suscripciones
  Jurisprudencia
  Servicios de Prevención
  Biografías
  Software
Derecho sindical
Derecho sindical
Seguridad Social
Asociaciones Ergonomía

EMPLEO - TRABAJOTrabajo

Necesidades humanas. Abraham Maslow

Teoría de los dos factores. Frederick Herzberg

Antropometría
Producción y productividad
Métodos de trabajo
Liderazgo. Entrar
Modelos de organización de trabajo y producción
Producción en masa
La seguridad social en España
Selectividad

Estás en: Inicio > SEGURIDAD VIAL EN RELACIÓN CON LA ACTIVIDAD LABORAL > PROGRAMA DE ACTUACIÓN PARA LAS EMPRESAS . Acciones orientadas a influir sobre el factor humano. CONOCIMIENTOS, DESTREZAS Y CAPACIDADES EN LA CONDUCCIÓN

El permiso de conducir concede a los trabajadores la autorización exigida legalmente para la conducción.
No obstante, es recomendable, desde el punto de vista de la prevención, la adquisición de unas competencias complementarias y necesarias para poder realizar la conducción con seguridad para el trabajador y el resto de usuarios de las infraestructuras viales.
La empresa debe verificar que el trabajador posee el permiso de conducir válido y en vigencia, antes de confiarle la responsabilidad de conducir un vehículo, y que sea apto para el tipo de vehículo a conducir.
Por otro lado, el trabajador debe someterse a las revisiones médicas periódicas que la renovación de dicho permiso requiere. Éstas implican determinar si se poseen o no las aptitudes físicas necesarias para conducir.
Como apunte, hacer mención especial al grupo poblacional de los trabajadores inmigrantes. Se ve necesario tener en cuenta ciertas medidas, ya que por un lado, pueden tener la problemática de tener el permiso de conducir autorizado pero de su país; y por otro, está la coyuntura de la normativa de circulación.
En cuanto a las capacidades físicas necesarias para conducir son:
• Cognitivas: capacidad de atención, de memoria, de procesar la información que le llega al conductor y dar una rápida respuesta en las maniobras, etc.
• Auditivas y visuales: el conductor recibe el 80% de la información que precisa para conducir a través de la vista, si una alteración de la visión impide la captación adecuada de estímulos, se alteran el procesamiento cognitivo, la toma de decisiones y la respuesta psicomotora. El oído participa en la conducción complementando la visión, ayudándola a situar los estímulos en el tiempo y en el espacio, y con el mantenimiento del equilibrio.
• Motoras: coordinación psicomotriz, capacidad de respuesta (velocidad de reacción).
Junto a estas capacidades, es necesario la ausencia de estados psicológicos, síntomas de enfermedades o patologías físicas que puedan interferir negativamente en la conducción; y en el caso de que estén presentes, es conveniente establecerse un correcto control de las mismas para evitar que se conviertan en factores de riesgo viales.
En función de las alteraciones que presenten, pueden establecerse unos límites o restricciones al conductor.
En caso extremo, llevarán a la prohibición de conducir vehículos.
Es importante que el trabajador informe a la empresa de cualquier alteración en sus capacidades para conducir.
De este modo, puede adoptar las medidas preventivas adecuadas a su nueva situación o modificar las existentes.
También es necesario adquirir una serie de destrezas y conocimientos complementarios, pero significativos a la hora de conducir seguro. Para ello, es conveniente que la empresa se implique de forma activa, solicitando la colaboración de los trabajadores para participar en los diferentes planes de acción que diseñe y adopten en el plan de seguridad vial en la empresa. Las líneas de actuación se enfocan principalmente en:
• Formación teórica y práctica
• Información
• Instrucciones para los trabajadores

El desarrollo de estos planes de seguridad vial laboral queda reflejado en la gestión que la empresa haga de la formación, información, comunicación, participación.
Acciones orientadas a influir en el aspecto organizativo de la empresa.

NORMAS DE CIRCULACIÓN
• No superar los límites de velocidad permitidos en función de la vía y las condiciones del entorno.
• Uso de las medidas de seguridad asociadas a cada tipo de vehículo (casco, cinturón de seguridad, etc.).
• No emplear teléfonos móviles mientras se conduce.
• No conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas.
• Respetar la distancia de seguridad respecto a otros vehículos.
• No realizar maniobras incorrectas que pongan en peligro la vida del conductor y los demás usuarios de la vía, ni conducir de modo temerario.
• No circular con auriculares o cascos conectados a aparatos receptores o reproductores de
sonido.
• Circular respetando la señalización horizontal y vertical, así como las indicaciones de los agentes
de tráfico.
• Transitar por las vías destinadas a cada usuario.
• Cumplir con el deber de socorro.
• Mantener el vehículo en buen estado y realizar las inspecciones técnicas periódicas.
• Llevar en el vehículo los elementos de repuesto y señalizaciones obligatorias: luces de recambio, rueda de repuesto en perfecto estado de uso, triángulos de señalización, chalecos reflectantes de alta visibilidad (en ambos casos homologados).
• Documentación del vehículo en regla: permiso de circulación, seguro obligatorio, ITV.

Estos conocimientos son los mínimos que debe poseer y poner en práctica todo trabajador. Es conveniente, que la empresa por su parte ponga los medios y planifique las acciones formativas e informativas adecuadas, junto al responsable de prevención, para su puesta en marcha y asegurarse que todos los trabajadores acceden a ellos.
Un problema muy frecuente entre los conductores es el sentarse correctamente al volante, ya no sólo porque las lesiones más habituales en un accidente son las cervicales, sino porque una mala postura durante un tiempo prolongado puede llevar a molestias o incluso a enfermedades. Por ello, es conveniente adoptar una postura correcta en el asiento mientras se conduce.

POSTURA A ADOPTAR AL VOLANTE
• Lo primordial es sentarse en el vehículo correctamente y con la mayor comodidad posible,
pues la sensación de desahogo es fundamental para gobernar en las mejores condiciones
todos los elementos del vehículo. Para ello, hay que conseguir cuatro objetivos: una correcta posición, la mayor visibilidad, amplitud y eficacia de movimientos. Para ello, la mejor manera es la cadera queda encajada, en ángulo de 90º con la banqueta y el respaldo.
• Posteriormente, hay que ajustar la banqueta longitudinalmente, de modo que, con el embrague pisado a fondo, la pierna esté ligeramente flexionada a la altura de la rodilla (no se debe estar ni exageradamente estirado ni muy pegado al volante). De llevar este consejo a la práctica, no sólo se alcanza sin problemas los pedales, sino que, además, se evitará una lesión típica de los accidentes: la rotura de rodilla al frenar bruscamente con las piernas estiradas. El pie izquierdo, cuando no se necesite, siempre irá apoyado en el pase de rueda.
• La altura debe ser la adecuada para obtener una perfecta visibilidad, tanto por la luna trasera, como por la delantera y los retrovisores. Se deben regular los espejos retrovisores para ampliar el campo visual lateral y obtener información posterior.
• El respaldo del asiento se ha de adaptar a la espalda. No debe quedar ningún espacio entre el respaldo y la parte alta de la espalda, ni tampoco debe estar completamente vertical, ya que las posiciones muy forzadas pueden aumentar la fatiga física en los viajes de larga distancia.
• La distancia entre las manos y el volante debe ser adecuada, de manera que, colocando la espalda sobre el respaldo, se puedan estirar las manos hasta cerciorar de que las muñecas se apoyan en la parte superior del volante; es decir, sin necesidad de estirar mucho los brazos y sin tener que encogerlos, sólo flexionarlos ligeramente.
• La postura a adoptar de los brazos ha de ser como la de las manecillas del reloj cuando marcan las “10 y 10”. Además, costumbres como poner el codo en la ventanilla o llevar una mano en la palanca de cambios, tienen que ser erradicadas con urgencia de la conducción, puesto que restan mucha maniobrabilidad, sobre todo en situaciones que requieran movimientos muy rápidos. Debe coger el volante con las dos manos. Al girar el volante los brazos no deben cruzarse nunca.
• El calzado estará bien sujeto al pie, la suela no será demasiado gruesa para que el pie mantenga la sensibilidad adecuada.

Respecto a las pautas de conducta personal, hay que insistir en que la actitud del trabajador al conducir debe ser cívica y respetuosa con el resto de usuarios, respetando las normas de tráfico y evitando conductas agresivas, temerarias o que generen ansiedad, nervios y estrés en el conductor.
El uso del cinturón de seguridad en los asientos delanteros y traseros, así como evitar excederse en la velocidad son dos comportamientos que hay que fomentar en la empresa a través de campañas de sensibilización en seguridad vial dentro de la empresa.
En cuanto a las comunicaciones desarrolladas durante la jornada de trabajo, el uso de los teléfonos móviles así como de emisoras manuales (para camiones) debe tener una serie de reglas o pautas establecidas por parte de la empresa, con el fin de evitar su utilización mientras se conduce. El uso del kit manos libres por medio de bluetooth no está prohibido en la normativa de circulación, pero en todo caso hay que establecer las condiciones en que se realice con comodidad y sin perjuicio a la actividad de conducir en sí misma.

 

Ibermutuamur

Documentación de prevención de riesgos laborales elaborada por Ibermutuamur Corporación mutua


 

 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Seguridad y Salud Laboral en internet