Lider mundial en español
 
Crisis en España
Crisis economica en España
Empleo - trabajo - tendencias - mercado laboral - formación - persona - empresa -
Trabajo, contrato, empresario, contrato temporal
Peso mochilas
El peso de las mochilas que día a día nuestros hijos tienen que soportar cada vez que van clase, en ocasiones es exagerado
Infarto: Accidente de trabajo
Opiniones sobre la declaración del infarto de miocardio como accidente de trabajo
 
 
 

 

 

General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria  
Formación
Utilidades
  Ourense
  Enlaces
  Galería multimedia
  Suscripciones
  Jurisprudencia
  Servicios de Prevención
  Biografías
  Software
Derecho sindical
Derecho sindical
Seguridad Social
Asociaciones Ergonomía

EMPLEO - TRABAJOTrabajo

Necesidades humanas. Abraham Maslow

Teoría de los dos factores. Frederick Herzberg

Antropometría
Producción y productividad
Métodos de trabajo
Liderazgo. Entrar
Modelos de organización de trabajo y producción
Producción en masa
La seguridad social en España
Selectividad

Estás en: Inicio > SEGURIDAD VIAL EN RELACIÓN CON LA ACTIVIDAD LABORAL > PROGRAMA DE ACTUACIÓN PARA LAS EMPRESAS > ACCIONES ORIENTADAS A INFLUIR SOBRE EL FACTOR DEL ENTORNO

FACTOR ENTORNO
Es complicado incidir en este factor, ya que no se puede influir sobre aspectos externos a la propia conducción.
Es por ello, por lo que la empresa ha de incidir, sobre todo, en los ámbitos formativos e informativos y el trabajador, por su parte, ser consciente de los riesgos que puede sufrir.
Conducir ante situaciones adversas nos exige variar nuestro modo de conducción y readaptarlo a las nuevas circunstancias. Las reacciones del vehículo serán distintas, y el trabajador debe ser consciente de ello.
El trabajador debe estar atento a las circunstancias y condiciones que tiene en el espacio que le rodea, de ese modo podrá anticipar lo que pueda ocurrir a su alrededor y tomar la decisión más adecuada, maniobrando en consecuencia.
La conducción en condiciones climatológicas adversas, presenta una serie de dificultades muy importantes: pérdida de adherencia, aumento de la distancia de frenada, falta de visibilidad, etc.

MEDIDAS PREVENTIVAS PARA EL TRABAJADOR ANTE SITUACIONES CLIMÁTICAS ADVERSAS

Preparar el vehículo: es necesario poner a punto el vehículo y realizar una revisión de aquellos elementos que sean necesarios en caso de emergencias (tales como cadenas, chalecos visibles, etc.).
• Planificación del viaje: antes de salir, es necesario planificar la ruta para evitar las zonas que estén peor debido a las condiciones climatológicas.

Siempre que no sea imprescindible realizar el viaje en condiciones meteorológicas adversas, es preferible posponerlo.
• Cuando se conduce bajo circunstancias meteorológicas adversas se produce un aumento de la fatiga, ya que la tensión ante el riesgo y la baja visibilidad aumentan el estrés y el cansancio. Para evitar estos riesgos, es conveniente seguir medidas para prevenir la fatiga.

• Es importante ver y ser vistos en todo momento: señalice con la suficiente antelación las maniobras, no conduzca de forma agresiva, y anticípese a los posibles errores del resto de conductores o imprevistos que pudieran surgir.

En cuanto a la empresa, ha de concienciar a los trabajadores de los riesgos por los que pueden verse afectados en estas situaciones. Para ello, la medida más efectiva es la de sensibilización, y esto se obtiene mediante distintas campañas preventivas de formación e información. A modo orientativo, realizamos las siguientes indicaciones de un modo general, instando a que se consulte el material multimedia incluido en este libro, ya que en él hay diversos documentos orientados a la información y sensibilización de un modo práctico y útil para trabajadores, responsables y empresarios.
Recomendaciones y consejos ante situaciones climatológicas adversas:
Lluvia
La lluvia forma sobre el pavimento una película lubricante que facilita el deslizamiento del vehículo, con lo que conducir con estas condiciones exige una mayor atención por parte del conductor. Sin embargo, es más peligroso cuando caen las primeras gotas, ya que se produce un barrillo que convierte el firme muy deslizante.
El dibujo del neumático cumple la función de evacuar el agua que encuentra a su paso, con lo que no se pierde la adherencia entre el neumático y el pavimento. Sin embargo, cuando los canales que forman el dibujo no son capaces de expulsar el agua que se recoge al rodar (motivos: por una mayor acumulación de agua en el asfalto, neumáticos desgastados, poca presión, etc.), desaparece la adherencia, perdiendo así el control del vehículo. A este fenómeno se le conoce como “aquaplaning”.
Con el pavimento mojado, debe reducirse la velocidad y aumentar el espacio con el vehículo precedente (al menos el doble de lo habitual), pues la distancia de frenado se alarga. Después de circular por una vía mojada, secar los frenos, dando varios toques cortos y suaves, sin que sea necesario parar.

RECOMENDACIONES EN SITUACIÓN DE LLUVIA
• Los neumáticos han de encontrarse en perfecto estado: presión correcta y el dibujo adecuado en toda su banda de rodamiento; así como los limpiaparabrisas.
• Conectar el alumbrado si la visibilidad es escasa.
• Comprobar periódicamente si los frenos funcionan correctamente.

Niebla
Los efectos que pueden provocar la niebla son generalmente la pérdida de visibilidad y de adherencia.
Ante situaciones de nieblas, los pasos de actuación son los siguientes:
1. Conectar el alumbrado de cruce y el antiniebla (nunca las largas porque rebotan en la niebla y deslumbran).
2. Disminuir la velocidad y aumentar la distancia con el vehículo precedente, en proporción a la visibilidad existente (para que ante cualquier imprevisto, se pueda detener el vehículo dentro del espacio de visibilidad). En estos casos, se recomienda aumentar sensiblemente la distancia de seguridad.

RECOMENDACIONES EN SITUACIÓN DE NIEBLA
• No guiarse por falsas referencias: una práctica habitual es guiarse por las luces traseras. Esto es peligroso ya que nos puede inducir a cometer errores.
• No adelantar.

Hielo y Nieve
El hielo es muy peligroso porque no se suele ver y, además, es muy deslizante, lo que supone una pérdida total de adherencia. Los primeros copos de nieve son igual de peligrosos como en el caso de las primeras gotas de lluvia, que convierte el suelo en deslizante; sin embargo, cuando éstos se endurecen, tiene los efectos similares a los del hielo. Cuando sea necesario es conveniente emplear neumáticos especiales, o cadenas homologadas.

RECOMENDACIONES ANTE HIELO EN LA CALZADA
• Usar todos los mandos con extremada delicadeza.
• El frenado será siempre muy ligero, utilizando la reducción de marchas.
• Aumentar la distancia de seguridad hasta 10 veces la normal.
• En caso de pérdida de control: no frenar, levantar el pie del acelerador suavemente y girar el volante hacia donde vaya la parte trasera del coche.
• Para arrancar: en segunda velocidad, acelerando muy ligeramente.
• En las curvas: no tocar el freno, pisar con mucha delicadeza el acelerador, sin pisar el embrague, y mover la dirección con gran suavidad.
• Si se tiene hielo en los cristales, no iniciar la marcha hasta que se haya eliminado.
Para ello, puede emplear rasquetas o líquidos anticongelantes.
• No olvidar poner anticongelante en el limpiaparabrisas.
• Seguir las recomendaciones indicadas anteriormente.
RECOMENDACIONES ANTE LA NIEVE
• Siempre realizar todos los movimientos suavemente.
• Utilizar marchas altas, con el motor poco revolucionado.
• Llevar los frenos y los neumáticos en buen estado.
• Encender el alumbrado de cruce.
• Los descensos serán en una velocidad corta y muy lentamente.
MEDIDAS PREVENTIVAS ANTE NIEVE
• Llevar lleno el depósito de gasolina.
• Tener la batería del vehículo en buen estado.
• Poner anticongelante en el limpiaparabrisas.
• Llevar una manta, agua y algo de comida.

El caso de los vehículos pesados dedicados al transporte, su adherencia a la calzada aumenta cuanto mayor es la carga transportada, por lo que se reduce el riesgo al resbalamiento con vehículo cargado.

Conducción nocturna
Conducir durante la noche tiene ciertas ventajas como es la menor densidad de tráfico en la vía, pero, sin embargo, exige una mayor atención y concentración que cuando se hace de día, debido a una falta de visibilidad, con lo que puede llegar a fatigar y crear somnolencia.
Para poder ver bien por la noche, es necesario tener una buena visibilidad y disponer de un buen sistema de iluminación, lo que exige tener un buen mantenimiento del mismo.
Uno de los principales inconvenientes es el deslumbramiento. Para minimizar el riesgo que puede conllevar, es necesario disminuir la velocidad (llegando, si es necesario, a detenerse). Un consejo útil, es ladear la cabeza y no mirar directamente a la luz.

RECOMENDACIONES EN LA CONDUCCIÓN NOCTURNA
• Tener siempre las luces en buen estado de conservación y funcionamiento.
• Es importante usar adecuadamente las luces que correspondan en cada momento.
Encenderlas cuando proceda.
• Tener especial cuidado en las proximidades de núcleos urbanos.
• Los cristales del parabrisas han de estar siempre limpios para evitar reflejos.
• Procurar no deslumbrar a los demás.

Aparte de las medidas aquí descritas, existen otras medidas especiales para la conducción de camiones en condiciones adversas: los que superen la MMA de 3.500 Kg., están obligados a circular por el lado derecho de la vía y a no realizar adelantamientos.
Un segundo factor presente en el entorno es la alta densidad de tráfico al conducir. Es un elemento que afecta en gran medida y favorece la posibilidad de tener un accidente, ya que no solamente aumenta el número de vehículos en la carretera, sino que pueden llegar a aparecer otros factores humanos que incidan negativamente. Para ello, hay que estar preparado y concienciado para saber actuar ante estas situaciones.

MEDIDAS PREVENTIVAS ANTE ALTA DENSIDAD DE TRÁFICO
Las medidas a implantar no son sencillas: pasan por la toma de concienciación. El responsable ha de concienciar a los trabajadores en:
• Adopción de otros métodos de transporte.
• Adoptar planes de movilidad en la empresa.
• La paciencia como actitud a adoptar.

En cuanto a los conductores profesionales, las medidas que se pueden adoptar son así mismo estas medidas generales, aunque haciendo hincapié en aquellas que van orientadas a la planificación y gestión de las rutas y los horarios, ya que pueden ser las más efectivas en su caso.
Si estos trabajadores realizan rutas internacionales, convendría darles nociones básicas de las normas de circulación del país al que van, comprensión de carteles y señales, localización de áreas de descanso y de servicio, teléfonos de asistencia en carretera, urgencias médicas, policía de tráfico, etc.
Así mismo, sería conveniente que la empresa facilitara información (o el acceso a la misma) de las zonas con más densidad de tráfico por las rutas o recorridos que realicen, así como horarios punta. Se trata de poder ofrecer posibles alternativas, teniendo en cuenta la variación que suponga en los horarios previstos para realizar el trabajo, o en el orden de ejecución.
Otro aspecto importante, es el peatón. Éste, es el elemento más frágil de la circulación vial. Ya sea por imprudencias de los conductores o por imprudencias de ellos mismos, el peatón es el que, en caso de accidente, siempre suele llevarse la peor parte. Es por ello, por lo que es conveniente que la empresa ponga todos los medios a su alcance para concienciar a los trabajadores que realicen desplazamientos a pie de los riesgos que pueden sufrir.
Para ello, en primer lugar, se ha de analizar qué porcentaje de la empresa realiza de esta manera desplazamientos, para poder conocer si es un objetivo prioritario para la empresa. Una vez conocido, lo más efectivo es realizar campañas o jornadas periódicas de seguridad vial enfocadas al peatón. Como ejemplo, se pueden hacer desde charlas, trípticos informativos, folletos, etc.
En el cuadro siguiente se exponen una serie de normas y recomendaciones orientadas a la circulación segura de los peatones en diferentes vías o situaciones.

NORMAS DE SEGURIDAD VIAL PARA PEATONES
ZONAS URBANAS:
• No caminar cerca del bordillo: existe riesgo de atropello.
• La mayor parte de los accidentes en ciudad suceden en los pasos de peatones, es por ello por lo que se han de extremar las precauciones en estos puntos: hay que detenerse en la acera (y no en la calzada).
• Si el paso de peatones tiene semáforo, hay que esperar hasta que éste se ponga en verde para poder cruzar.
• Si carece de él, estará señalizado con marcas viales. En estos pasos, los peatones pueden pasar antes que los vehículos ya que tienen preferencia de paso. No obstante, no hay que confiarse por ello. Para cruzar por ellos es necesario mostrar intención de hacerlo y recordar que sólo se debe invadir la calzada cuando se observe que los vehículos se han detenido o muestren que vayan a hacerlo. Antes de cruzar hay que mirar de izquierda a derecha para ver si vienen vehículos. Una vez detenidos los vehículos, se deberá comenzar a cruzar.
• Si no existen pasos para peatones, habrá que ser más precavido. Se cruzará siempre por el lugar más seguro: a ser posible por las esquinas, ya que por ahí los vehículos circulan más despacio y tienen preferencia los peatones. Se deberá mirar de izquierda a derecha, para una vez cerciorado de que no pasa ningún coche, cruzar por el camino más corto: en línea recta y perpendicular a la acera.
• No cruzar por curvas o lugares con poca visibilidad.
• No salir entre los vehículos estacionados: ya que éstos pueden ocultar al peatón.
CRUCE DE PLAZAS Y ROTONDAS:
En las plazas y rotondas se deberá extremar la precaución, ya que hay que prestar atención a las calles que llegan a las mismas. La forma correcta de cruzar las rotondas y las plazas es la siguiente:
• No atravesar la plaza o rotonda por el medio, es preferible cruzar por las esquinas de sus calles por los pasos de peatones, rodeando la plaza o rotonda hasta el lugar deseado. Es un poco más largo pero es la forma más segura.
EN CARRETERA:
Si se circula por la carretera como peatón, se deberán seguir las siguientes instrucciones:
• Circular siempre por el lado izquierdo de la calzada de tal manera que al caminar siempre vea a los coches venir de frente.
• Caminar siempre por el arcén y en fila india.
• Si hay que cruzar se hará por el lugar más seguro y con mayor visibilidad. Recordar que las curvas no es un buen lugar para cruzar.
• No está permitido circular por autovías ni autopistas.
CIRCULACIÓN NOCTURNA:
La norma más importante para circular por la noche es la de ver y ser visto. Para ello, se debe llevar en todo momento un buen sistema luminoso o reflectante homologado para ser visto y poder ver por lo menos a 150 metros (tales como chalecos reflectantes, etc.).

 

Ibermutuamur

Documentación de prevención de riesgos laborales elaborada por Ibermutuamur Corporación mutua


 

 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Seguridad y Salud Laboral en internet