Estás en: Inicio > Seguridad Social > Relación jurídica de la seguridad social
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software

Relación jurídica de la seguridad social

Entre el sujeto que recibe una prestación y el ente que la concede existe una relación y está tiene carácter jurídico porque está regulado por el derecho. En esta relación aparecen unos elementos:

Los sujetos son dos; el protector que otorga la protección en nombre de los poderes públicos bajo las instituciones gestoras de la Seguridad Social y por otro lado el protegido que es el que recibe esa protección o prestación.

El objeto de la relación jurídica es la protección de los entres jurídicos sobre los ciudadanos.

El contenido son una serie de relaciones jurídicas que se entablan para lograr el fin de la protección ; una de ellas es la de afiliación al sistema de la Seguridad Social, otras es la de cotización para recibir protección contributiva y también la de protección que indica cómo, para quién y por quien se lleva a cabo la prestación.

Cada una de estas relaciones se estructura igualmente en un elemento subjetivo doble.

  • Relación jurídica de afiliación.
  • Sujetos:

Tesorería general: Ante quien se práctica la afiliación.
Afiliante: Es el que realiza la afiliación
Afiliado

  • Objeto : El propio acto de la afiliación.
  • Contenido: Conjunto de derechos y obligaciones que derivan de esta relación jurídica.
  • Cotización.
  • Sujetos:

Receptor de la cuota: Tesorería General de la Seguridad Social.
Pagador de la cuota: Empresario y trabajador.

  • Objeto: Es la cuota , para unos pagarla y para otros recibirla.
  • Contenido: Conjunto de derechos y obligaciones derivados de esta relación.
  • Protección.
  • Sujetos:

Protector: Los entes gestores.
Protegido: El beneficiario de las protecciones.

  • Objeto: La prestaciones, para unos es darla y para otros recibirlos.
  • Contenido: Conjunto de derechos y obligaciones que derivan de la relación jurídica de protección.

El principio es el de solidaridad que es el que rige toda la relación jurídica de la de la Seguridad Social.
2. Sujetos protegidos: Campo de aplicación del sistema de Seguridad Social.

Debe diferenciarse a los sujetos a efectos de prestaciones contributivas y de prestaciones no contributivas.

El art. 7 de la Ley General de la Seguridad Social establece que los sujetos protegidos a efectos de las prestaciones contributivas son los españoles que residen en España o extranjeros que estén legalmente en España siempre que ejerzan en territorio español una de las actividades siguientes:

  • Trabajadores de cuenta ajena según las condiciones del art. 1.1 del E.T.

No serán trabajadores por cuenta ajena, el cónyuge y parientes del empresario por afinidad o consanguinidad hasta 2º grado ocupados en su centro de trabajo y que convivan con el empresario salvo que pruebe lo contrario.

  • Los trabajadores por cuenta propia , debiendo ser mayor de 18 años obligatoriamente.
  • Estudiantes
  • Funcionarios civiles, públicos y militares

Además podrán ser protegidos contributivamente aunque no estén afiliados por los lazos que le unen con el auténtico sujeto protegido.
    
Los españoles que no cumplan el requisito de la residencia en el territorio nacional podrán acceder a la prestación en 2 situaciones:

  • Si prestan servicios en organismos internacionales representando a España, a través de un convenio especial, les permite seguir en alta en el Régimen que tenía en España o bien el que el organismo internacional que representa le ofrezca.
  • Españoles que realizan su trabajo en países con los que exista algún tratado que permita al trabajador seguir en la Seguridad Social del país de referencia.

Respecto a los sujetos protegidos a efectos de las prestaciones no contributivas nos establece que serán los españoles que residan en territorio nacional; los hispanoamericanos, portugueses, brasileños y filipinos, etc.  que residan en territorio nacional se les equiparara a los ciudadanos españoles y pueden acceder a estas prestaciones en las mismas condiciones.

También los nacionales de otros países con los que exista un tratado internacional en el que España decida que esos ciudadanos puedan acceder también a las prestaciones en las mismas condiciones. Además serán protegidos podrán ser   

El campo de aplicación de los distintos regímenes se refiere a que sujetos se encuentran incluidos o excluidos en cada régimen.

El régimen general de la Seguridad Social se encuentra regulado en la Ley General de la Seguridad Social a partir de su artículo 97 que se refiere a que se incluirán obligatoriamente a los trabajadores por cuenta ajena o asimilados a los que se refiere el art. 7.1 de la ley general que son los españoles y extranjeros mayores de16 años que residan y trabajen en España por cuenta ajena en los trabajos previstos por el art 1.1 del E.T.

Los colectivos que también se encuentran incluidos en este régimen y que pudieran presentar alguna duda son:
A. Trabajadores y socios trabajadores por cuenta ajena de sociedades mercantiles capitalistas, sean socios o no , sino realizan funciones de dirección y gerencia y posen el control efectivo de la sociedad. Con tener el control efectivo de la sociedad nos estamos refiriendo a que el socio posea al menos la mitad del capital social y está presunción es iuris et de iure, es decir que no admite prueba en contrario.

Otros supuestos, cuya presunción es iuris tantum, es decir que se admite prueba en contrario, son cuando al menos el 50% del capital esté dividido entre su cónyuge o parientes hasta el 2º grado con los que conviva, no hace falta que el sea socio, las acciones pueden tenerlas sus familiares. También cuando su participación social sea al menos el 33% (una 3º parte) del capital social, se presume que tiene el control efectivo de la sociedad, además cuando posea al menos el 25% de las acciones y realice funciones de gerencia y dirección para la sociedad.

Los consejeros y administradores de la sociedad siempre que no tengan el control efectivo y que reciban una retribución por llevar a cabo ese cargo, irán al régimen general pero sin estar protegido para las prestaciones de desempleo ni por las que pueda dar el FOGASA.
B. Conductores de vehículos turismo al servicio de particulares.
C. Personal civil no funcionario dependiente de organismos del Estado y también de la administración local siempre que no estén incluidos en otro régimen obligatorio previsto por una ley especial.
D. Laicos o seglares que prestan sus servicios retribuidos en instituciones eclesiásticas y también los ministros de culto, sacerdotes están incluidos en el régimen general.
E. Personas que presten servicios retribuidos en entidades benéficas, sin ánimo de lucro.
F. Personas contratadas al servicio de notarias, registro de la propiedad y demás oficinas y centros similares.
G. Funcionarios contratados en prácticas que van a acceder a ser funcionarios, personal de nuevo ingreso en la administración de las comunidades autónomas y personal que ocupa puesto de alto cargo en la administración que no son funcionarios sino cargos de confianza.
H. Funcionarios transferidos a la Comunidad Autónoma que opten por el régimen general y no el de clases pasivas.
I. Miembros de las corporaciones locales que se dediquen a ese cargo exclusivamente.
J. Cualquier otras personas que por su actividad sea objeto de la asimilación prevista en el artículo 97.1.

Por otra parte quedarán excluidos según el art. 98 aquellos que pese a reunir los requisitos del art. 97 por razón de su actividad deban quedar incluidos en otro régimen especial previsto para dicho colectivo. También aquellas personas que ejecuten ocasionalmente trabajos por amistad, buena vecindad o familiaridad.

Los regímenes especiales no se encuentran regulados en la ley general de la Seguridad Social, sino por normas concretas para cada uno ellos . 

El régimen especial de trabajadores autónomos se encuentra regulado en el R.D 2530/70 de 20 de agosto y la orden ministerial de 24 de septiembre de 1970 y en lo referente a su campo de aplicación se encuentra recogido en la disposición adicional 27ª de la ley de la Seguridad Social y en la ley 30/95 de 8 de noviembre y pertenecerán a este régimen los españoles o extranjeros que residan y ejerzan habitualmente una actividad en España por cuenta propia y que sean mayores de 18 años.

Se entiende por actividad por cuenta propia a aquella que se realiza de forma habitual, personal y directa, entendiendo de forma directa que sea el mismo el que lleve a cabo la actividad y sea personalmente realizada por ella y que además sea con ánimo de lucro, sin estar sujeto a un contrato de trabajo e independientemente de que tenga contratadas a 3ª personas o no.

Se presumirá que reúne todos estos requisitos, salvo prueba en contrario aquella persona que ostenta la titularidad de un establecimiento de un negocio  abierto al público     

Este Real Decreto también habla de otros sujetos que reuniendo esos requisitos presentan alguna peculiaridad en el trabajo que desarrollan.
A. Socios colectivos de sociedades colectivas; dentro del régimen de trabajadores autónomos.
B. Socios colectivos de sociedades comanditarias; también dentro del régimen general de trabajadores autónomos, pero los socios comanditarios no porque trabajan directamente.
C. Socios de sociedades capitalistas; Si tienen el control efectivo de la sociedad tienen que darse de alta en el régimen de trabajadores autónomos, y los socios trabajadores de las S.A o S.R.L que también tengan el control efectivo, también se incluyen en el régimen de trabajadores autónomos.
D. Cónyuge y parientes hasta el 2º grado; también en autónomos siempre que convivan con él y que demuestren la no condición de asalariados.
E. Los profesionales colegiados que trabajan por cuenta propia para el ejercicio de su profesión:

  • Deben estar necesariamente incluidos en un colegio profesional según el R.D 2530, para que estos pudieran darse de alta en el régimen de trabajadores autónomos tenían que solicitarlo al mercado de trabajo, que junto con los órganos de representación de aquel colegio profesional,  y a través de una orden ministerial , si aceptan la inscripción o no.
  • Ley de Seguro privado 10-11-95, establece como regla general que las personas que pertenezcan a un colegio deben inscribirse en el RETA, pero si excepcionalmente, son colectivos que antes de esta ley estaban en una mutualidad de previsión obligatoria, tanto si están ya colegiados o lo hacen después pueden optar entre esa mutualidad o el RETA. Los colectivos que no tenían un mutualidad de previsión y ejercían antes de esta ley, podían introducirse en el RETA hasta el final del 99´, esto no prohibe que los órganos de representación del colegio pudiese solicitar la integración en el RETA, pero solo si representa a un colectivo nunca de forma individual.

F. Otros colectivos; como por ejemplo los escritores de libros, personas pertenecientes a órdenes religiosas.

Siempre es obligatorio el alta que sirve para ejercer cualquier actividad por cuenta propia que implique su inclusión en el RETA.

Los sujetos excluidos serán aquellas personas que por la especial naturaleza de su actividad sean incluidos en cualquier otro régimen.

El régimen especial agrario establece que estarán incluidos en el REA todos los trabajadores españoles, cualquiera que sea su sexo y estado civil, que de forma habitual y como medio fundamental de vida realicen labores agrarias dentro del territorio nacional y lo haga de forma personal y directa.

Respecto a lo de que lo realice de forma habitual y sea su medio fundamental de vida se debe entender cuando el trabajador dedique su actividad predominante a tareas agrícolas, pecuarias o forestales, y de ella obtenga los principales ingresos para satisfacer sus propias necesidades y las de su familia, aunque ocasionalmente pueda realizar trabajos no específicamente agrícolas. Respecto a los trabajadores por cuenta propia, se presumirá salvo prueba en contra, que dichos ingresos no constituyen su principal medio de vida cuando el trabajador, su cónyuge o parientes hasta el 2º grado que con él convivan, sean titulares de un negocio industrial o mercantil y además el hecho de realizar la actividad de forma habitual se refiere a que sea la actividad a la que mayor tiempo de dedique: si los periodos de inactividad en las labores agrarias son superiores a 90 días, se considera que el no es su actividad habitual.
 
Referido a que realice la actividad de forma directa y personal se refiere a es necesario que trabaje él en lo explotación y no sirve con ser solo titular de la explotación y que además lo haga de forma directa.

De otro lado deben determinarse aquellas actividades que se consideran como labores agrícolas y el R.D del REA determina que tendrán tal carácter las siguientes:

  • Las de obtención directa de los frutos y productos agrícolas, forestales o pecuarios.
  • Las de almacenamiento de los referidos frutos y productos en los lugares de origen; es requisito fundamental que recaigan en productos de la propia explotación, la que pertenezca al titular de la explotación porque si se dedicará a almacenar productos de varias explotaciones ajenas ya no pertenecería al régimen agrario.
  • Transporte si se refiere al de productos propios de la explotación, si serían labores agrarias si incluyese a otras explotaciones dejaría de serlo.
  • La primera transformación son aquellas que constituyen un proceso simple, que modificando sus características levemente y sin incorporarle un producto nuevo, se obtiene un bien útil para el consumo o para preparación de sucesivas transformaciones, y si son labores agrarias.

El tiempo que ha de dedicarse a estas tareas para considerarse labor agraria, debe ser inferior a 1/3 del tiempo que tarda en obtener dicho producto, y que tiene que referirse únicamente a productos de la propia explotación.

Se consideraran trabajadores por cuenta ajena del REA a los españoles o extranjeros que residan y trabajen en España realizando una labor agraria de forma habitual, personal , directa y que sea ésta su medio fundamental de vida, y que además sean mayores de 16 años. Están incluidos estos trabajadores:

  • Pastores, guardas rurales de cotos y bosques.
  • Trabajadores ocupados en labores de riego o limpieza, monda de acequias y canales de riego.
  • Personas que trabajen para explotaciones, agrícolas, ganaderas y forestales, y que realizan tareas auxiliares y no propiamente agrarias, pero que se realizan para que están puedan desarrollarse correctamente.

Estarán excluidos del régimen agrario:

  • Trabajadores de empresas de tratamientos contra las plagas, etc.
  • Personas a las que arriendan sus servicios para cosechar tierras.
  • Cónyuge y parientes hasta 2º grado que convivan con él, salvo prueba en contra que demuestre su condición de asalariado.

Por otra parte se considerara trabajador por cuenta propia del REA a aquellos que además de cumplir las características generales pero que sean mayores de 18 años y que no estén sujetos a ningún tipo de contrato de trabajo. Debe trabajar una propiedad en titularidad de ella y además se le exige que sea una pequeña explotación, para establecer esta característica de “pequeña”:

  • La valoración de la explotación a efectos del impuesto fiscal sobre bienes inmuebles rústicos que establece que la valoración de toda la explotación de la persona no supere a efectos de la base imponible del impuestos de bienes inmuebles rústicos las 50.000 pesetas del año 1982.
  • La tenencia de trabajadores estableciendo que no puede tener trabajadores fijos a su cargo para esa explotación ni tampoco eventuales que superen en cómputo anual el equivalente a un fijo de salario. Podrán tener trabajadores cuando sean viudas( las titulares de la explotación ) o cuando independientemente de su sexo este incapacitado para el trabajo, esta excepción no se aplicará cuando éstos tengan hijos o parientes mayores de 18 años hasta el 2º grado que convivan con el titular de la explotación.

 

Las exclusiones del régimen agrario son todas aquellas personas que dejen de reunir alguno de los requisitos citados.
El régimen especial de empleados del hogar se encuentra regulado por el decreto 2346/1969 de 25 de septiembre y establece que estarán incluidas aquellas personas que sean españoles o extranjeros residentes en España mayores de 16 años y que ejerzan también en territorio español actividades que se ajusten a las siguientes características:

  • Tareas exclusivamente domésticas.
  • Trabajos exclusivamente para el cabeza de familia o empleador y en el domicilio de éste.
  • Que se trate de tareas remuneradas.

Las exclusiones de este régimen son los siguientes colectivos:

  • Cónyuge y parientes de hasta el 2º grado por consanguinidad o afinidad pero este supuesto no afecta a los familiares femeninos de un sacerdote siempre que sea sólo uno y no tenga más empleados del hogar.

Este artículo es discriminatorio porque el art. 7.2 de la Ley General de la Seguridad Social dice que se excluye todo pariente de hasta 2º grado que conviva con él y que no esté asalariado, pero ahora este artículo excluye a los parientes aunque no convivan con él empleador y aunque estén remunerados
Por tanto este artículo no es válido pero la Tesorería no lo ha eliminado con lo que habrá que presentar un recurso de amparo como se ha hecho en numerosas ocasiones.

  • Prohijados o acogidos de hecho o de derecho.
  • Personas que presten servicios amistosos, benévolos o de buena voluntad

El régimen de los trabajadores del mar tiene un tratamiento muy similar al REA, regulado por el texto refundido 2864/1974 de 30 de agosto y también un reglamento que lo desarrolla el 1867/1970 de 9 de julio y además acoge dos tipos de trabajadores: Por cuenta propia y ajena.

Los sujetos incluidos dentro de este régimen son los españoles o extranjeros que residan legalmente en España y que ejerzan una actividad marítimo pesquera y que además sea ejercida de forma habitual , directa y personal.

Estarán incluidos en el ámbito subjetivo de este régimen especial los trabajadores por cuenta ajena retribuidos, empleados en determinadas actividades enumeradas en dicho precepto:

  • Los referidos a la marina mercante.
  • La pesca marítima en cualquiera de sus modalidades.
  • La extracción de otros productos del mar .
  • Tráfico interior de puertos y embarcaciones deportivas y de recreo.
  • Trabajo de carácter administrativo, técnico y subalterno de las empresas dedicadas a cualquiera de dichas actividades.
  • Trabajo de estibadores portuarios, servicio auxiliar sanitario de fonda y cocina prestado a los emigrantes españoles a bordo de las embarcaciones que los transportan.
  • Personal al servicio de cofradías sindicales de trabajadores y de sus federaciones y de las cooperativas del mar.
  • Cualquier otra actividad marítimo- pesquera distinta de las enumeradas cuya inclusión sea determinada por el ministerio de trabajo.

Así mismo se incluyen los trabajadores por cuenta propia que realicen de forma habitual y directa cualquiera de las actividades que se enumeran, siempre que constituya su medio fundamental de vida y que concurran las demás condiciones que reglamentariamente se determinen respecto a cada una de dichas actividades:

  • Armadores de pequeñas embarcaciones que trabajen a bordo de ellas. Para poder se considerado trabajador por cuenta propia se requieren una serie de requisitos a estos armadores como que las embarcaciones no excedan de 10 toneladas de registro bruto, que realicen su trabajo a bordo de la embarcación como técnicos o tripulantes y que el número de técnicos o tripulantes enrolados en la misma no exceda de 5.
  • Los que se dediquen a la extracción de productos del mar que habrán de acreditar documentalmente el desempeño efectivo de dichas actividades y que constituyen su medio fundamental de vida.
  • Los rederos que no realicen sus faenas por cuenta de una empresa pesquera determinada, incluso cuando se agrupen con otros pero no empleen a más de cuatro trabajadores a su servicio.

 

El régimen especial de la minería del carbón se encuentra regulado por el decreto 298/73 de 8 de febrero y la orden ministerial de 3 de abril de 1973.

Los sujetos incluidos serán solo lo trabajadores por cuenta ajena mayores de 16 años que sean españoles o extranjeros que residan en España y trabajen y cuya actividad este incluida en las reglamentaciones de trabajo referidas a la minería del carbón, quedan incluidos todos los trabajadores, incluso el personal de alta dirección siempre que sean trabajadores por cuenta ajena.

El régimen especial de estudiantes o seguro escolar se encuentra regulado por la ley de 17 de julio de 1953, la orden de 11 de agosto de 1952, el Real Decreto 1633/85 que modifica esa orden.

Respecto al campo de aplicación del mismo serán incluidos en él aquellos estudiantes que se encuentren realizando una enseñanza no obligatoria y siempre y cuando no sea mayor de 28 años y tras las reformas educativas también se han incluido 3 y 4 de la ESO que pese a ser enseñanza obligatoria en la actualidad n periodos anteriores no lo eran y correspondían con el primero y segundo año de BUP.

El régimen especial de funcionarios públicos del estado de la administración de justicia y de las fuerzas armadas no están gestionados por los mismo entes que la Seguridad Social y por eso puede ocasionar confusión pero son iguales en derechos y obligaciones.
Las pensiones se rigen por derechos pasivos gestionados por el ministerio de administraciones públicas o ministerio del interior para las fuerzas armadas y sobre subsidios y asistencia sanitaria se encuentran regulados por:

Los funcionarios del estado por MUFACE y están incluidos en el régimen de funcionarios de estado regulado por el Real Decreto Legislativo 4/2000 de 23 de Junio  que aprueba el Texto refundido de ley sobre Seguridad Social de los funcionarios civiles del estado y regula el MUFACE. Pertenecen a este régimen los funcionarios de carrera y en prácticas y están excluidos del mismo los funcionarios de las administraciones locales, de los organismos autónomos, de las administraciones militares, administración de justicia, administración de la Seguridad Social, de nuevo ingreso de las comunidades autónomas, de orden y de servicios propios de la comunidad.

Los funcionarios de las fuerzas armadas por el INSFAS y están incluidos en el régimen de las fuerzas armadas que se encuentra regulado por el R.D Legislativo 1/2000 de 9 de junio y también regula el INSFAS. Se encuentran incluidos los militares de carrera, de complemento mientras tenga relación con las fuerzas armadas, alumnos de las academias y personal civil sin condición militar a los que le se les permite optar entre este régimen y el de funcionarios civiles del Estado. También están incluidos los retirados o jubilados de los apartados anteriores.

Los funcionarios de administración de justicia por el MUGEJU y están incluidos en el régimen de administración de justicia que se encuentra regulado por el Real Decreto Legislativo 3/2000 de 23 de junio que también regula el MUGEJU.
Pertenecen a este régimen las personas que trabajan en la orden de justicia y funcionarios en prácticas que hayan aprobado la oposición y estén en acceso de la carrera judicial.

 


©2004 Elergonomista.com