Estás en: Inicio > Seguridad Social > Financiación de la Seguridad social
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software

Financiación de la seguridad social

Las fuentes de financiación de la Seguridad Social son el propio patrimonio que tiene la Seguridad Social. Este patrimonio es único para todo el sistema de la Seguridad Social y se rige por sus propias normas, sin bien con carácter supletorio se rige por las normas del Estado. El titular y administrador del patrimonio de la Seguridad Social es la Tesorería General de la Seguridad Social.

El patrimonio de la Seguridad Social se constituye por las aportaciones de los siguientes sujetos:

  • Las aportaciones progresivas del Estado, que se consignan en los presupuestos generales del Estado, es aproximadamente el 30 % de la financiación.
  • Las cuotas de empresarios y trabajadores, es aproximadamente el 60% de la financiación.
  • Los recargos que se establecen a los sujetos obligados, las sanciones y otros recursos de naturaleza análoga.
  • Los frutos, rentas o intereses y cualquier otro producto de los recursos patrimoniales de la Seguridad Social

La Seguridad Social distribuye sus gastos de la siguiente forma:

  • En el pago de prestaciones un 64%.
  • En asistencia sanitaria un 30,2%
  • En servicios sociales un 1,8%.
  • En gastos de gestión.

2. Sistemas financieros de la Seguridad Social. El sistema financiero de la Seguridad Social es la relación que se establece entre la forma de aportar las cuotas y la forma de obtener las prestaciones. Los sistemas financieros de la Seguridad Social pueden ser de dos tipos:

A. Reparto: La relación que existe no es directa, consiste en que la persona recibe la prestación que surge de aplicar una serie de normas para determinarlo y que no establecen una relación directa entre lo cotizado y lo aportado como prestación.

Las prestaciones se financian con las aportaciones de los cotizantes del momento en que se dan.

Este sistema es más justo aunque más costos e incierto por saber si se contará con los recursos necesarios para financiarlo.

B. Capitalización. Es el sistema por el que una persona recibe como prestación la misma suma de dinero que ha aportado como cotización más los intereses que ha generado, estableciéndose así una relación directa.

Las prestaciones se financian con la aportación de cada persona.

El sistema financiero español para contingencias comunes es de reparto, mientras que en las contingencias profesionales en materia de accidentes de trabajo se adoptará el sistema de financiación que las características exijan, así cuando se han generado prestaciones de invalidez permanente o muerte y supervivencia y los responsables sean una mutua o una empresa el sistema de pagos es el de capitalización.

3. La relación jurídica de cotización: sujetos; cuotas, dinámica de la obligación de cotizar. Se refiere a la financiación de la Seguridad Social, en que medida los sujetos que se benefician del sistema contribuyen a financiar el mismo.

Los sujetos de la relación jurídica de cotización son dos:

  • Los sujetos que pagan, es decir, los trabajadores y los empresarios.
  • El sujeto que recauda, es decir, la Tesorería General de la Seguridad Social.
  • Los sujetos que pagan: Los trabajadores y los empresarios. La cuota es el montante total de las aportaciones de ambos, aunque en algunos casos no:

Contingencias comunes: Prestaciones surgidas por aquellos riesgos que no tengan que ver con el trabajo que sean comunes. Como pueden ser la maternidad, jubilación, IMS, asistencia sanitaria. Está integrada por la aportación de ambos.

Contingencias profesionales: Prestaciones surgidas por riesgos sufridos por accidente de trabajo o enfermedad profesional. Está integrada únicamente por   la aportación del empresario.

Desempleo: Prestación surgida tras la perdida del trabajo. Está integrada por la aportación de ambos.

FOGASA: Prestación surgida para en caso de insolvencia del empresario garantizar un mínimo de salario al trabajador. Está integrada únicamente por la aportación del empresario.

Formación Profesional: Está integrada por la aportación de ambos.

Horas extraordinarias: En caso de que las realice estará integrada por las aportaciones de ambos.

En cuanto al sujeto responsable del ingreso de las cuotas es el empresario, y el empresario deducirá de los ingresos del trabajador la parte que le corresponde aportar al trabajador.

El empresario no se puede hacer cargo de pagar de su propio patrimonio la parte del trabajador, ni el trabajador se puede hacer cargo de pagar la parte del empresario. Si el empresario no deduce la parte del trabajador dentro de plazo, es decir, en el mes de devengo no podrá hacerlo posteriormente.

Cuando el responsable principal, el empresario, no cumple con su obligación la ley prevé que haya otros sujetos responsables subsidarios y solidarios:

  • Responsabilidad subsidiaria: La persona a la que le afecta tiene que responder en caso de que el responsable principal no cumpla por causas de insolvencia o de poder responder a la obligación.

1.a  Contrata o subcontrata de obra o servicios que no corresponda con la actividad de la empresa, se hará responsable del pago de las cuotas por los trabajadores que hagan la obra el empresario para el que se haga la obra en caso de la insolvencia del empresario subcontratista. Salvo cuando se trate de un cabeza de familia que subcontrate para la reparación o construcción de su vivienda.

1.b Empresas usuarias por incumplimiento de cotización por las ETT´S por los trabajadores que han sido cedidos a esa empresa.

  • Responsabilidad  solidaria: La persona a la que le afecta responde sin necesidad de demostrar que el principal es insolvente o no puede cumplir con la obligación.

2.a La sucesión mortis causa o intervivos: El adquiriente responderá solidariamente con el titular anterior o sus herederos de las cuotas que estos dejaron por abonar o pagar.

2.b Cesión temporal de mano de obra: La ETT responderá solidariamente del pago de cuotas de los trabajadores cedidos si la empresa usuaria no cumpliera con ello.

2.c Subcontrata de obras y servicios: El empresario principal responderá solidariamente con el pago de las cuotas suyas y de los trabajadores de la subcontrata durante el periodo de vigencia de la contrata o durante el año siguiente a la terminación de la contrata, en el caso de que la empresa subcontratista no cumpliera con el pago de las cuotas de sus trabajadores

2.d Las entidades depositarias de bienes embargados, las  personas encargadas del depósito  actúan con responsabilidad solidaria del abono del importe por los bienes levantados si se permitiera que se levantasen

El objeto de la relación jurídica de cotización es la cuota, que es la suma de las aportaciones que el trabajador y el empresario hacen.

La cuota es el resultado de multiplicar la base de cotización por el tipo de cotización.

Las bases de cotización son las siguientes:

  • La base de cotización por contingencias comunes o generales.
  • La base de cotización por contingencias profesionales.
  • La base de cotización por desempleo.
  • La base de cotización por fondo de garantía salarial.
  • La base de cotización por formación profesional.
  • La base de cotización por horas extraordinarias.

La base de cotización para todas las contingencias está constituida por la remuneración total que percibe el trabajador al mes, más las percepciones superiores al mes prorrateadas por meses. No se computarán en la base de cotización los siguientes conceptos:

A. Las dietas y asignaciones para gastos de viaje, gastos de locomoción y los pluses de transporte urbano.
Son dietas y asignaciones para gastos de viaje las percepciones para cubrir la manutención y alojamiento siempre que el trabajador se tenga que desplazar a una localidad distinta a la del centro de trabajo. Además, estarán excluidas de la base de cotización las dietas y asignaciones para gastos de viaje hasta el límite establecido por el reglamento del impuesto de la renta, el exceso de este límite si se incluirá en la base de cotización.

Son gastos de locomoción los gastos normales del trabajador para desplazarse a un centro de trabajo distinto al habitual,  y son pluses de transporte los gastos de desplazamiento del domicilio del trabajador hasta el centro de trabajo y viceversa. En estos caso están excluidos de la base de cotización las percepciones hasta el 20% del salario mínimo interprofesional.

B. Las indemnizaciones por fallecimiento y las indemnizaciones por traslados, suspensiones, despidos y ceses están excluidas en su totalidad de la base de cotización.

C. Las cantidades que se abonen en concepto de quebranto de moneda, desgaste de útiles o herramientas y para la adquisición de prendas de trabajo. Estos gastos para que estén excluidos de la base de cotización tienen que ser un gasto normal y justificado, además, estarán excluidos de la base de cotización hasta el 20% del salario mínimo interprofesional.
  
D. Los productos en especie concedidos voluntariamente por la empresa están excluidos de la base de cotización hasta el 20% del salario mínimo interprofesional.

E. Las percepciones por matrimonio están excluidas en su totalidad de la base de cotización.

F. Las prestaciones de la Seguridad Social y las mejoras y las asignaciones asistenciales concedidas pro las empresas. Entre las asignaciones asistenciales de las empresas incluimos las siguientes:

  • Las cantidades destinadas para cursos de actualización, capacitación y reciclaje del trabajador hasta la cuantía establecida por el reglamento del impuesto de la renta no se computarán en la base de cotización. Si además de los gastos e los cursos el empresario también abona al trabajador dietas estas se computarán como las dietas normales. Si no están directamente vinculados con el puesto de trabajo y está obligado por convenio colectivo es un pago en especie y si es voluntario quedará excluido hasta el 20% del salario mínimo interprofesional.
  • La entrega de productos a precios rebajados que se realicen en cantinas, comedores y economatos. Se considera retribución la diferencia entre el precio en el mercado y el precio de venta en el economato o comedor, estarán excluidos de la base de cotización hasta los límites que marca el reglamento del impuesto de la renta.
  • Las cantidades o el uso de instituciones sociales o culturales que entrega la empresa a sus trabajadores. En este caso la totalidad de la cantidad está excluida de la base de cotización.
  • La entrega gratuita o por un precio inferior al mercado de acciones o participaciones por parte de la empresa a los trabajadores estarán excluidas de la base de cotización, siempre que no excedan de los límites establecidos por el Reglamento de la Renta.
  • La venta de productos de las empresas a sus empleados a precio más bajo que el de mercado estará excluido de la base de cotización siempre que no supere el 20% del salario mínimo interprofesional. La diferencia entre el precio de mercado y el precio de venta de la empresa a sus trabajadores es el concepto excluido de la base de cotización.
  • Cuando las empresas conciertan seguros las primas de esos seguros nos incluyen dentro de la base de cotización. En caso de seguros de enfermedad quedará excluido en la cantidad máxima establecida por el reglamento de la renta.

G. El importe de las horas extraordinarias percibidas por el trabajador en un mes tampoco forma parte de la base de cotización de ese mes por contingencias comunes.

En la base de cotización por contingencias profesionales entran las mismas partidas retributivas que en las contingencias comunes y se excluye las mismas partidas con excepción de la horas extraordinarias que si se computan en la base de cotización por contingencias profesionales .

La base de cotización por desempleo, por FOGASA y por formación profesional es la misma que la base de cotización por contingencias profesionales.

La base de cotización por horas extraordinarias está integrada únicamente por el importe de horas extraordinarias realizadas en un mes natural por un trabajador, por tanto, no será una cuota fija todos los mese ni existirá todos los meses.

Una vez que tenemos halladas las bases de cotización hay que realizar la comprobación para ver si las bases se encuentran dentro de los máximos y mínimos establecidos. Los límites máximos y mínimos afectan a todas las bases de cotización excepto a la de horas extraordinarias.

Si la base de cotización de la persona es mayor que el límite máximo de cotización su base de cotización será el límite máximo aunque el trabajador este pluriempleado, e igualmente tampoco podrá haber una base de cotización por debajo de límite mínimo, excepto en los contratos a tiempo parcial. Hay dos límites máximos y mínimos que son:

  • Una base máxima y mínima del sistema. Las bases de cotización por contingencias profesionales, desempleo, FOGASA y formación profesional tienen como límite máximo y mínimo los límites del sistema.
  • Una base máxima y mínima de cada grupo de cotización. La base de cotización por contingencias comunes tiene como límite máximo y límite mínimo los límites del grupo de cotización al que pertenece el trabajador.      

Respecto a los tipo de cotización del Régimen General de la Seguridad Social son los siguientes:

  • Para contingencias comunes es el 28,3%, del que el 23,6%le corresponde abonar al empresario y el 4,7% al trabajador.
  • Para las contingencias profesionales, que abonará únicamente el empresario, hay dos tipos: un tipo para la incapacidad temporal (IT) y otro tipo para la incapacidad permanente, muerte y supervivencia (IMS).

En este caso, como no todas las actividades tienen el mismo riesgo de provocar un accidente de trabajo no todos los empresarios tendrán que pagar lo mismo, por lo que se crea una tabla de accidentes de trabajo agrupando por epígrafes los grupos de actividades con un mismo riesgo de provocar accidentes y, por tanto, con una misma tarifa de IT e IMS. Además según la Orden de cotización, las tarifas se tendrán que reducir en un 10% excepto las de agricultura.
Los epígrafes agrupan actividades no empresas de manera que en una misma empresa habrá diferentes epígrafes.

  • Para el FOGASA, que es a cargo exclusivo del empresario, el 0,40%.
  • Para la formación profesional el 0,70%, del que el 0,60% es a cargo del empresario y el 0,1% restante a cargo del trabajador.
  • Para el desempleo dependerá de la clase de contratos, así que:
  • El contrato indefinido, el contrato en prácticas, el contrato de relevo, el contrato de interinidad y cualquier contrato celebrado con minusválidos el tipo es el 7,55%, del cual el 6% lo pagará el empresario y el 1,55% el trabajador.
  • Los contratos de duración determinada que no estén dentro de los citados anteriormente, si son a tiempo completo su tipo será el 8,3%, del que el 6,7% será a cargo del empresario y el 1,6% a cargo del trabajador, y si son a tiempo parcial el tipo será el 9,3%, del cual el 7,7% a cargo de la empresa y el 1,6% del trabajador.
  • Los contratos de duración determinada, ya sean a tiempo completo a tiempo parcial realizados por ETT el tipo será el 9,3% del que el 7,7% será a cargo del empresario y el 1,6% a cargo del trabajador.

F. Para las horas extraordinarias de fuerza mayor el tipo es el del 14% del cual el 12% está a cargo del empresario y el 2% a cargo del trabajador, mientras que el resto de las horas extraordinarias tiene un tipo del 28,3%, el 23,6% a cargo de la empresa y el 4,7% a cargo del trabajador.

Por último hay que señalar una serie de situaciones especiales dentro de la dinámica de cotización, estas son:

A. Situación de pluriempleo: Se refiere a cuando un mismo trabajador por cuenta ajena está dado de alta en más de 1 trabajo del mismo régimen.
La base de cotización resultará de la suma de las retribuciones totales de todos los trabajos que realice pero sin poder superar la base máxima. Para determinar la parte de la base de cotización de la que se hace cargo cada empresa en la que trabaja esa debe hacerse en proporción a la retribuciones que recibe en cada empresa.
                        Base máxima           x Retribución empresa A
                        Retribuciones totales   x Retribución empresa B.

Esta situación se debe comunicar la Tesorería que será quien realice la distribución.

B. Situación de incapacidad temporal: Durante el tiempo de incapacidad temporal el trabajador no tiene remuneración por lo que se tomara como base de cotización por contingencias comunes la base del mes anterior a la baja. Pero como lo normal es que un trabajador esté dado de baja todos los días de un mes, los días en situación de incapacidad temporal seguimos dos paso:

  • Se divide la base de cotización del mes anterior entre 30, y así tendremos la base de cotización diaria del mes anterior.

Base de Cotización del mes anterior  = Base de cotización diaria.

  • La base de cotización diaria se multiplica por 30 menos los días trabajados en el mes de baja.

Base de Cotización diaria (30 – nº de días trabajados)

La base de cotización de los días trabajados se halla como la de un mes normal en proporción a los días trabajados.
Para la base de cotización por contingencias profesionales, si no hay horas extras la base es la misma que la de contingencias comunes.

C. Situación de desempleo: Un trabajador sin empleo recibiendo la prestación contributiva por desempleo sigue cotizando por sólo por contingencias comunes, una parte el trabajador y otra el INEM y la base de cotización será la media de los 6 meses anteriores a la situación de desempleo, y el tipo de cotización, el 28,3% se repartirá en un 23,6% que abonará el INEM, y el 4,7% del trabajador que sólo tendrá que abonar el 65% de se 4,7%.
 
D. Situación de convenio especial: Se le aplicará un coeficiente reductor a la base de cotización.

E. Trabajadores contratados por menos de 7 días: En esta serie de casos la parte de la cuota que le corresponde pagar al empresario se incrementará en un 36% y el trabajador pagará lo mismo.

F.  Trabajadores con contratos de formación: La cotización de los contratos de formación está al margen de la base de cotización y de las retribuciones del trabajador, ya que en estos contratos se establecen unas cuotas fijas cada año en la ley y en la orden de cotización. La cotización a la Seguridad Social constará de una única cuota mensual distribuida de la siguiente forma:

  • Para contingencias comunes 29,77 €, de los que 24,82 serán a cargo del empresario y 4,95 del trabajador.
  • Para contingencias profesionales 3,42 € de los que 1,92 corresponden a I.T y 1,50 a IMS
  • Para el FOGASA 1,90 €.
  • Para Formación profesional,  1,05 €, con 0,91 a cargo del empresario y 0,14 del trabajador.

G. Trabajadores a tiempo parcial: Se caracteriza porque cotizan en función de las horas trabajadas y sus bases mínima y máxima también están determinadas en proporción a las horas.

El nacimiento de la obligación de cotizar lo marca el inicio de la prestación de servicios, independientemente de que el trabajador este dado de alta o no. El cese de la obligación de cotizar no se produce con la extinción de servicios sino con la comunicación formal de la baja del trabajador, de manera que si, un empresario no da de baja a un trabajador aunque éste haya dejado de prestar servicios el empresario tendrá que seguir cotizando por él, si bien es cierto que si el empresario demuestra que actuó de buena fe en el retraso de la comunicación de la baja, podrá solicitar la devolución de las cuotas.

Desde el nacimiento de la obligación de cotizar hasta el final de la obligación se mantendrá la cotización, aun en situaciones suspensión laboral aunque en el caso de huelga y cierre patronal y de excedencia el empresario podrá solicitar que se suspenda la obligación de cotizar.

4. Recaudación: entidades recaudatorias; recaudación temporánea de cuotas y recaudación extemporánea. 

El procedimiento recaudatorio tiene dos fases:

1ª Recaudación voluntaria: El empresario abona sus cuotas sin que la Seguridad Social le intervenga. Esta compuesta por dos fases:

  • Plazo Reglamentario o recaudación temporánea: Implica que el pago se hace dentro de plazo que le han marcado ya sea por:
  • Pago dentro del plazo reglamentario.
  • Pago dentro de los plazos marcados por concesión de un aplazamiento.

II.   Recaudación extemporánea: El empresario paga voluntariamente sin que la  

  • Tesorería le intervenga sus bienes , pero fuera del plazo reglamentario y sin solicitar aplazamiento:
  • Paga antes de que la Tesorería lo reclame.
  • Se emite reclamación de deudas.
  • Se emite acto de liquidación de cuotas.

2ª Recaudación ejecutiva: La Tesorería pasa a cobrarse la deuda por incumplimiento empresarial. Está compuesta por las siguientes fases:
I.   Situaciones que abren la vía ejecutiva.
II   Procedimiento ejecutivo:

  • Notificación de la providencia de apremio.

- Causas.
-  Causas de oposición.
            B.  Ejecución: Embargo y venta.
III. Impugnación del procedimiento recaudatorio.

El plazo para entregar las cuotas es el mes natural siguiente al de devengo. Si los últimos días son inhábiles, deberá hacerse antes de ellos y dentro del mes, aunque si los dos últimos días son inhábiles el legislador puede establecer días hábiles.

El lugar donde se deben ingresar las cuotas es Tesorería aunque está observado que el pago realmente se realiza en entidades colaboradoras (bancos, cajas) que estén autorizadas por la Tesorería y por tanto se realizará en dichas entidades bancarias.

La documentación necesaria para hacer efectivo el pago de las cuotas además del importe de las mismas éstas deberán acompañarse de los boletines de cotización correctamente rellenados.

Hay ocasiones en las que para que el pago sea correcto no sólo hay que acudir ante las entidades financieras con las cuotas y los boletines, sino que también con carácter previo hay que pasar por la Tesorería de la Seguridad Social para que ésta dé el visto bueno a los documentos. Esta circunstancia se produce en los siguientes supuestos:

  • Cuando las cuotas se ingresan fuera de plazo, ya sea por voluntad del empresario, entonces se cobrará al empresario un recargo, por circunstancias ajenas al empresario, en este caso no hay recargo, como por ejemplo por atrasos debidos a un nuevo convenio colectivo que se firma en junio y tiene efectos retroactivos .
  • Cuando el empresario ha presentado los boletines de cotización dentro del plazo e ingresa la parte de los trabajadores pero no la suya por no tener liquidez.
  • Cuando se han presentado los boletines de cotización dentro del plazo pero sin pagar las cuotas porque el empresario no tiene dinero.
  • Cuando la liquidación de las cuotas a la Seguridad Social salen a cobrar por el empresario.
  • Las cuotas por salario de tramitación.

Hay que destacar que a algunas empresas se las ha permitido mediante autorización e incluso se les ha obligado, a que las cuotas no se acompañen de los boletines de cotización sino del sistema RED (Remisión Electrónica de Datos). Los colectivos a los que se les impuesto como obligación la RED son:

  • Las empresas que tienen centralizados sus datos de gestión.
  • Los graduados sociales que trabajan en mutuas realizando gestiones que afectan a la cotización, afiliaciones, altas, bajas.
  • Cualquier profesional colegiado que cumplimente documentos de cotización en nombre de una empresa.
  • Las empresas que a 1 de enero de un ejercicio tengan más de 100 trabajadores.
  • Las empresas que tengan reducciones o bonificaciones en las cuotas, aunque estas empresas podrán eximirse de la presentación a través del sistema RED cuando tengan pocos trabajadores.

Cuando se realiza el pago de las cuotas se realiza en las condiciones que hemos visto este pago tiene carácter liberatorio, es decir, que el deudor queda liberado de la deuda y además el empresario podrá descontarse las cuotas que la Tesorería General de la Seguridad Social le debía por adelantar el pago de IT y descontarse las reducciones y bonificaciones que la ley establezca.
 
Las fases del periodo recaudatorio son:

  • Periodo voluntario.

El periodo voluntario es cuando el empresario paga las cuotas sin que haya ninguna resolución que implique la venta de sus bienes para el pago de la deuda. El periodo voluntario comienza el primer día del plazo reglamentario y finaliza cuando se inicia la vía de apremio.

Dentro del periodo voluntario distinguimos dos modalidades de recaudación:

  • La recaudación temporánea, implica que se ha pagado dentro del periodo permitido:
  • El plazo reglamentario. El plazo de ingreso de las cuotas y presentación de los boletines es todo el mes natural siguiente al de devengo de las cuotas. En los supuestos en los que el último día de plaza sea inhábil se habilita el día hábil siguiente.
  • El aplazamiento de pago, admite dos modalidades.
  • El aplazamiento ordinario es el que se va a producir cuando el empresario antes de que acabe el plazo reglamentario prevé que no va a poder pagar las cuotas y lo solicita y requiere un mayor control en lo que se refiere a su concesión.
  • El aplazamiento extraordinario, es aquel aplazamiento que se solicita dentro de cualquier momento del procedimiento recaudatorio, siempre que sea antes de que se identifiquen los bienes del deudor para el pago de la deuda. Es una situación excepcional.

El aplazamiento ordinario tiene que ser solicitado por el empresario dentro de los primeros diez días de plazo reglamentario ante la Tesorería general, a través de la correspondiente dirección provincial o la administración de la Seguridad Social.

Esta solicitud debe contener los datos identificativos, el importe de la deuda que se pretende aplazar, las razones que se justifican el aplazamiento, también  hay que hacer referencia al plazo que se solicita para el pago de la deuda y por último, los periodos de amortización. La solicitud de aplazamiento se tiene que acompañar con los siguientes documentos:

  • Garantías suficientes del pago aplazado (por ejemplo avales bancarios) no se tendrán que presentar garantías en los siguientes casos:
  • Cuando la cantidad aplazada sea inferior a 60.000 € y, además el periodo de aplazamiento sea inferior a un año.
  • Cuando la deuda sea inferior a 30.000 €.
  • Cuando el periodo de aplazamiento sea inferior a 3 años y el importe de la deuda sea inferior a 150.000 €, siempre que el empresario se comprometa a abonar el 25 % de la deuda en los diez días hábiles posteriores a la notificación del aplazamiento.
  • Los boletines de cotización.
  • Una certificación de la Tesorería General de la Seguridad Social de que está al tanto del pago de las cuotas a la Seguridad Social.

Si el empresario cumple todos los requisitos lo normal es que se le conceda el aplazamiento, si se cometiera algún error en los requisitos se concederá un plazo de diez días para corregir el error.

Si la Tesorería General concede el aplazamiento al empresario, los pagos que haga el empresario en estos plazos se consideraran como si hubiera pagado dentro del plazo reglamentario a todos los efectos, es decir, el empresario no tendrá que pagar recargos y además puede descontarse las cuotas que había adelantado por IT y descontarse las bonificaciones y reducciones de la cuota que tenga. Aunque como contrapartida por solicitar el aplazamiento, el empresario tendrá que pagar unos intereses, son los que hubieran producido a la Tesorería las cuotas de haber sido abonadas a tiempo. El tipo de interés será el interés legal del dinero vigente en cada momento.

Si al empresario se le deniega el aplazamiento, tendrá que realizar el pago en los cinco días naturales siguientes para que se considere que ha realizado el pago dentro de plazo. En el caso de que la denegación del aplazamiento se produjera porque el empresario no cumple los requisitos, entonces no se le concederán cinco días, de manera que si ya pasó el plazo reglamentario, el empresario es moroso.

El aplazamiento extraordinario se puede solicitar en cualquier momento del procedimiento, siempre que no se hayan identificado los bienes que van a ser subastados para pagar la deuda.

El aplazamiento extraordinario no es tan rígido en sus plazos y sólo se concede cuando el interés público así lo aconseje, es decir, sobre todo en los supuestos de grandes empresas. El pago por aplazamiento extraordinario también se considera hecho dentro del plazo reglamentario.

  • La recaudación extemporánea, implica que se ha pagado fuera del plazo permitido, es decir, que no se ha pagado dentro del plazo reglamentario o no se ha solicitado el aplazamiento o si se ha solicitado se le ha denegado. En este caso la Administración enviará al empresario una reclamación de deuda por cuotas o un acta de liquidación de cuotas, si el empresario hiciera caso omiso a estas reclamaciones se inicia el periodo ejecutivo.
  • La reclamación de deuda.

Vencido el plazo reglamentario sin ingreso de las cuotas debidas, la tesorería general de la Seguridad Social reclamará al sujeto deudor el importe de dichas cuotas, incrementando su importe con el recargo de mora.

Los importes de las reclamaciones de deudas tendrán que pagarse dentro de los plazos siguientes.

  • Las reclamaciones de deuda que se notifiquen entre el 1 y el 15 de cada mes hasta el día 5 del mes siguiente o el día hábil inmediatamente posterior.
  • Las reclamaciones de deuda que se notifique en la segunda quincena de cada mes, el plazo es hasta el día 20 del mes siguiente o el día hábil inmediatamente posterior.

La falta de pago dentro de estos plazos abre automáticamente la vía de apremio. Se da la posibilidad al deudor de recurrir, para que el recurso tenga efectos suspensivos, es decir, para que el recurso para el procedimiento, es necesario que el deudor garantice su deuda, normalmente mediante aval bancario, de manera que si el deudor recurre sin tener garantías de la deuda que entonces el recurso no tenía efectos suspensivos y por tanto el procedimiento sigue su curso mientras se resuelve el recurso.

  • El acta de liquidación de cuotas.

Cuando la Inspección de Trabajo y Seguridad Social detecta la falta de liquidación de cuotas de un deudor, redacta un acta provisional de liquidación de cuotas, ese acta es presentado ante el deudor para que presente las alegaciones que crea convenientes, y tras las alegaciones la inspección redacta el acta definitiva de liquidación de cuotas, que se volverá a notificar al deudor, y el deudor tendrá que pagar antes del último día del mes en el que se le notifica, de manera que si no paga se iniciará la vía del apremio.

  • Periodo ejecutivo o vía de apremio.

El periodo ejecutivo se inicia cuando el empresario hace caso omiso a la reclamación de deuda o acta de liquidación que la Administración le envía.

La ejecución contra el patrimonio del deudor se hará mediante la providencia de apremio. La providencia de apremio tiene como finalidad indicar al deudor que a partir de ese momento se va a proceder contra sus bienes para cobrar la deuda. El plazo de notificación de la providencia de apremio no siempre es el mismo, sino que puede notificarse en cualquier momento antes de 5 años. La notificación de apremio tiene que cumplir los siguientes requisitos:

  • La fecha y lugar de notificación.
  • Los recursos que caven contra la providencia de apremio, los órganos ante los que se interponen y el plazo.
  • Los motivos de oposición a la providencia de apremio.
  • En caso de impugnación, la causas que llevan a la impugnación. Solo serán admisibles como motivos de impugnación de la providencia de apremio los siguientes:
  • El pago.
  • La prescripción.
  • El error material o aritmético en la determinación de la deuda.
  • La condonación de la deuda (perdón), el aplazamiento de la deuda o la suspensión del procedimiento.
  • La falta de notificación de la reclamación de la deuda en o el acta de liquidación de las cuotas.

 Si se formula impugnación por estos motivos el procedimiento de apremio se suspenderá sin necesidad de la presentación de garantías como el aval.

Si tras la notificación de la providencia de apremio en el plazo de quince días el deudor no paga, se iniciará la ejecución de los bienes del deudor y el siguiente paso, es la venta de esos bienes en subasta pública para cubrir la deuda ( las cuotas, el recargo de apremio y los costes).

En los supuestos que la Tesorería tuviera un aval o una consignación por el aval de la deuda por que se interpuso un recurso, entonces la Tesorería general solicitara el aval o la consignación sin necesidad de embargar las bienes.

Respecto a la impugnación del procedimiento de apremio, se puede oponer recursos administrativos, estos se interponen frente a resoluciones definitivas o resoluciones en trámite que impidan la continuación del procedimiento o produzcan indefensión. Los recursos que se pueden interponer son:

  • El recurso de alzada, se interpone ante el superior jerárquico y cabe contra las resoluciones que no agoten la vía administrativa. Este recurso es obligatorio antes de interponer un recurso judicial. El plazo para interponer un recurso judicial. El plazo para interponer este recurso es de un mes a contar desde la notificación de la resolución administrativa.
  • El recurso de reposición, se interpone contra las resoluciones que agotan la vía administrativa. Este recurso es potestativo y se interpone ante el mismo órgano. El plazo para presentar este recurso es de un mes a contar desde la notificación de la resolución administrativa.
  • El recurso judicial, se interpone ante la jurisdicción contencioso administrativo y se hace en dos fases:
  • La presentación del recurso escrito, donde se comunica al tribunal la intención de recurrir contra la resolución de la administración. El plazo de presentación del recurso escrito es un mes desde la notificación de la resolución administrativa.
  • La interposición del recurso, es decir, la presentación de la demanda. El plazo de interposición del recurso es de un mes desde la presentación del recurso, es decir, desde la notificación de la resolución administrativa.

5. El delito contra la Seguridad Social.       

Según el artículo 307 del Código Penal se considera delito contra la Seguridad Social aquel que por acción u omisión defraude a la Seguridad Social para:

  • Eludir el pago de las cuotas y conceptos de recaudación conjunta (como Formación profesional o FOGASA)
  • Obtener indebidamente devoluciones de las mismas.
  • Disfrutar de deducciones por cualquier concepto también indebidamente y con ánimo fraudulento , siempre que la cuantía de las cuotas defraudadas o de las devoluciones o deducciones indebidas que excedan de 90.150 €.

La sanción será el castigo con pena de prisión entre 1 y 4 años y multa del tanto al séxtuplo, es decir desde la misma cantidad defraudada hasta 6 veces esa cantidad como máximo.

Para determinar esta cantidad se computará lo defraudado en cada devolución liquidación o deducción.

Estarán exentos de esa sanción aquellos que regularicen su situación ante la Seguridad Social por las deudas detalladas en el art.307.1 del Código Penal, antes de que se les haya notificado el inicio de sus actuaciones inspectoras para determinar dichas deudas o, en caso de que esas actuaciones no se hubieran producido, antes de que el ministerio fiscal interponga querellas o denuncias contra ese sujeto.

También están exentos los sujetos que exclusivamente en relación a la deuda objeto de la regularización, pudieran haber cometido posibles falsedades instrumentales con carácter previo a la regularización. 

 


©2004 Elergonomista.com