Estás en: Inicio > Seguridad Social > Prestación por maternidad
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software

Prestación por maternidad

A efectos de la prestación por maternidad se considera que la situación protegida es la pérdida del salario producida como consecuencia de una suspensión del contrato de trabajo por la maternidad  la adopción o el acogimiento preadoptivo pero siempre que los sujetos disfruten de ese descanso.

En el caso de maternidad biólogica el período de duración de la situación de maternidad es de 16 meses y si el parto es múltiple el trabajador tendrá derecho a incrementar en dos semanas la situación de maternidad por cada hijo más habido en el mismo parto.

Además, estas semanas tendrán que ser disfrutadas de una forma ininterrumpida y necesariamente seis semanas deben disfrutarse después del parto y será necesariamente la madre, el resto se pueden disfrutar antes o después del parto.

En el caso de la adopción, si el hijo es menor de seis años , los padres tendrán derecho a una situación de maternidad de dieciséis semanas. También aumenta en nº de semanas en 2 por hijo cuando se trate de adopción múltiple  

Estas dieciséis semanas tendrán que disfrutarse ininterrumpidamente y podrán disfrutarse, o bien, desde la decisión administrativa o judicial del acogimiento, o bien desde la resolución judicial de adopción, esto es a elección de los padres.

Si el menor fuera mayor de 6 años e incapacitado por las circunstancias personales del menor o por ser extranjero tiene una díficil adaptación, entonces los padres adoptivos también tendrán derecho a una situación de maternidad de dieciséis semanas.

El sujeto beneficiario  de la prestación de maternidad tradicionalmente ha sido la mujer, aunque en la actualidad si la madre presta su conformidad se puede permitir al padre ser el sujeto beneficiario, y por tanto, disfrutar de la situación de maternidad, siempre y cuando la madre disfrute al menos de las seis semanas posteriores al parto y la cesión al padre de este tiempo no implique riesgo de incorporación de la madre al trabajo, se exige para que el padre pueda disfrutar que se encontrase trabajando antes. Si la madre fallece el padre puede disfrutar del resto del permiso aunque no se trabajador.

En este caso el disfrute de la situación de maternidad no tiene porque ser sucesivo sino que podrá ser simultáneo, es decir, que disfruten la situación de maternidad el padre y la madre a la vez, de manera que la situación sumando el descanso del padre y el de la madre no supere las 16 semanas. También se puede disfrutar de la prestación a tiempo parcial excepto las 6 semanas siguientes al parto.
En la adopción y el acogimiento previo cualquiera de los adoptantes podrá ser sujeto causante de la adopción y también si ambos trabajan podrán disfrutar simultáneamente del periodo de maternidad.

Por tanto, serán beneficiarios de la prestación por maternidad los trabajadores por cuenta ajena, cualquiera que sea su sexo, que disfruten e alguno de los descansos anteriores, que se encuentren afiliados, en situación de alta o asimilada al alta, y que tengan un periodo mínimo de 180 días cotizados dentro de los 5 años anteriores al parte, la decisión administrativa o judicial de acogimiento o la resolución judicial de adopción.

Esta prestación se aplicará en las mismas condiciones que en el Régimen General en los regímenes especiales , aunque para poder acceder tiene que estar al corriente del pago cuando el sea quien deba ingresar las cuotas.

La duración de la prestación de maternidad coincide con la duración de la situación de maternidad.

En caso de parto prematuro, excepto las 6 semanas posteriores al parto, el resto se podrá disfrutar tras el parto o cuando salga el niño del hospital.

La prestación económica por maternidad consistirá en un subsidio equivalente al 100% de la base reguladora correspondiente. La base reguladora será la misma que la base reguladora de la prestación por incapacidad temporal por contingencias comunes.

La prestación económica por maternidad la paga íntegramente el INSS y el empresario no está obligado a adelantar el pago de la prestación.

En el caso de parto múltiple el trabajador beneficiario de la prestación por maternidad tiene derecho a un subsidio especial por cada hijo a partir del segundo, igual al subsidio correspondiente al primero. Este subsidio especial se percibe durante el periodo de descanso obligatorio, que son seis semanas.

El derecho al subsidio por maternidad podrá ser denegado, anulado o suspendido en los siguientes casos:

  1. Cuando el beneficiario haya actuado fraudulentamente para obtener o conservar las prestaciones.
  2. Cuando el beneficiario trabaje por cuenta propia o ajena durante los períodos de descanso.

Durante el periodo en el que el trabajador cobra esta prestación estará también obligado a cotizar a la Seguridad Social.

2. La prestación por riesgo durante el embarazo.

La prestación por riesgo durante el embarazo protege los periodos de suspensión del contrato de trabajo en los supuestos en los que el puesto de trabajo de una mujer embarazada causa riesgos para su salud o para la de su feto, siempre que estos riesgos sean verificados por los médicos correspondientes y , además, ante esta situación de riesgo la mujer trabajadora no puede ser cambiada de puesto de trabajo, ya que, si se cambia a la trabajadora a otro puesto donde no se le cause ningún daño no se producirá la suspensión del contrato y, por tanto, no tendrá derecho a la prestación.

El sujeto causante de esta prestación será la persona que pueda sufrir un riesgo en su puesto de trabajo durante el embarazo y el periodo de lactancia.

Para poder exigir esta prestación un mujer trabajadora tiene que cumplir los siguientes requisitos:

  1. Que sea una persona afiliada y dada de alta o en situación asimilada al alta.
  2. Que exista una situación de riesgo durante el embarazo o durante el periodo de lactancia.
  3. Que la trabajadora tenga al menos 180 días cotizados en los 5 años anteriores al suspensión del contrato por esta causa.

La prestación económica consistirá en un subsidio equivalente al 75% de la base reguladora correspondiente. La base reguladora para esta prestación es la misma que para la prestación por incapacidad temporal por contingencias comunes.

La duración de esta prestación será la siguiente, la prestación nacerá el día que se suspenda el contrato de trabajo por riesgos durante el embarazo y acabará el día anterior a que se inicie la prestación por maternidad desaparezca el riesgo para el embarazo o se encuentre otro puesto para la trabajadora.

Esta prestación está gestionada directamente por el INSS y , por tanto, no tendrá que colaborar el empresario con el pago de la prestación.

 


©2004 Elergonomista.com