Lider mundial en español
 
 
 

 

 

General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria  
Formación
Utilidades
  Ourense
  Enlaces
  Galería multimedia
  Suscripciones
  Jurisprudencia
  Servicios de Prevención
  Biografías
  Software
Derecho sindical
Derecho sindical
Seguridad Social
Asociaciones Ergonomía

EMPLEO - TRABAJOTrabajo

Necesidades humanas. Abraham Maslow

Teoría de los dos factores. Frederick Herzberg

Antropometría
Producción y productividad
Métodos de trabajo
Liderazgo. Entrar
Modelos de organización de trabajo y producción
Producción en masa
La seguridad social en España

Estás en: Inicio > Prevención de riesgos laborales en supermercados >La salud laboral en el sector de la distribución de alimentos

Instituto Galego de Seguridade e Saúde laboral

Rocío Seoane Farré - Antonio Fernández Vázquez - María Inés Carballeira Vilariño - María José García Santos - Fernando Janeiro Pereira

----------------------------------------------------------

Factores de riesgo identificados en el sector de la distribución de alimentos. Manipulación manual vertical de cargas

La manipulación manual vertical de cargas (MMCC) es una condición existente en gran número de puestos de trabajo. En el sector de la distribución de alimentos es habitual en todos los puestos de producción.

Los daños para la salud que se contemplan normalmente al hablar de MMCC son los daños a nivel dorsolumbar, y a ellos se refiere la legislación específica en España. Sin embargo no podemos olvidar que muchas lesiones de hombro están producidas por la misma causa.

Alrededor del 30% de los accidentes laborales que ocurren en nuestro entorno (Galicia, España, Europa) son accidentes por sobreesfuerzo, y la causa más habitual es la MMCC.

No se puede relacionar estadísticamente de forma correcta la MMCC con las enfermedades profesionales porque las lesiones de espalda no están consideradas legalmente como tales aunque, en realidad, muchas veces sean verdaderas enfermedades y no el resultado de un accidente. Esto añade una importante dificultad a la hora de investigar este tipo de accidentes, ya que la relación causa/efecto que lógicamente debería ser hallada, es difícil de determinar debido a que la lesión (efecto) no suele ser consecuencia de un hecho puntual (causa), como sucedería si verdaderamente se tratase de un accidente, y por lo tanto no hay un momento claro de inicio. Por el contrario estas lesiones son, frecuentemente, el resultado de la repetición de un esfuerzo durante un determinado período de tiempo. Debido a este problema es recomendable analizar e investigar los accidentes por sobreesfuerzo de una forma distinta al resto de los accidentes.

Se define “manipulación manual” como toda actividad que requiera la utilización de fuerza humana para elevar, descender, transportar, desplazar o sujetar un objeto.

El INSHT, en su “Guía para la evaluación y prevención de los riesgos relativos a la Manipulación Manual de Cargas” indica que la manipulación manual de toda carga que pese más de 3 kg puede entrañar un potencial riesgo dorsolumbar no tolerable.

Por lo tanto en el momento que, con una carga de peso superior a 3 kg, se lleve a cabo cualquiera de las actividades antes señaladas, tenemos que considerar que en ese puesto de trabajo existe la condición manipulación manual vertical de cargas, y que puede generar un riesgo para los trabajadores. Se debe entonces actuar en consecuencia para intentar disminuir ese riesgo al nivel más bajo posible.

En el desarrollo de la MMCC existen distintos componentes que, según sus características, influyen en el nivel de riesgo al que el trabajador está expuesto. Son los siguientes:

Factores de riesgo inherentes a la tarea

- Localización horizontal del agarre

También llamada distancia horizontal. Es la distancia existente desde el punto medio de la línea que une los huesos internos del tobillo a un punto proyectado en el piso directamente debajo del punto medio del agarre (es decir, centro de la carga entre las manos), definido por el nudillo del dedo corazón.

Cualquier carga transportada, por supuesto en posición anterior a la columna vertebral, provoca un efecto de palanca en relación con el núcleo del disco intervertebral, ya que éste funciona como punto de apoyo. A medida que el objeto manipulado se aparta del eje de gravedad del cuerpo y aumenta la distancia horizontal, aumenta el brazo de la palanca, aumentando como consecuencia el peso real que soporta la columna vertebral. Sobre todo el soportado por los discos intervertebrales de las vértebras L4 – L5 y L5 – S1, que suelen ser los primeros en resultar dañados.

- Localización vertical del agarre La localización vertical se define como la altura vertical de las manos sobre el suelo en el momento de ejercer la fuerza necesaria para poner el objeto en movimiento.

La altura ideal de la localización vertical del agarre es la altura de la articulación de la cadera. Esta altura permite a la persona que manipula la carga mantener la espalda recta y evitar tanto la flexión (hacia delante) como la extensión (hacia atrás) de la columna.

La necesidad de evitar estos movimientos viene dada porque cualquiera de ellos implica un desigual reparto de las presiones a nivel del disco intervertebral y, comoconsecuencia, el desplazamiento de su núcleo. Esto aumenta la posibilidad de que aparezca una lesión en la articulación intervertebral.

El riesgo de lesión aumenta conforme la posición de la carga va distanciándose del nivel de la cadera hasta llegar a un máximo en los siguientes casos:

Trabajador subido en un alto que debe agarrar una carga situada más abajo que sus pies. En esta situación, aunque la manipulación se realice de una forma correcta, el trabajador está obligado a flexionar la columna curvándola hacia delante. Trabajador que debe agarrar una carga con los brazos elevados por encima de los hombros. Esta postura obliga a la extensión de la columna

- Desplazamiento de la carga

Se define el desplazamiento como el recorrido vertical de las manos entre el origen y el destino de la elevación. Está relacionado con la localización vertical y el aumento de su valor implicará igualmente un aumento del riesgo. Sus limitaciones son las mismas que las de la localización vertical.

- Existencia de asimetría

La asimetría se refiere a la rotación del tronco durante el levantamiento. Es importante evitarla ya que favorece el cizallamiento de las estructuras discales porque las fibras del lado del cuerpo hacia donde se rota están contraídas, mientras que las del otro lado están relajadas, como consecuencia las fibras contraídas deberán soportar todo el esfuerzo del movimiento más el esfuerzo por la manipulación del peso.

Es fácil que exista asimetría en los siguientes casos:

  • El origen y el destino de la elevación se orientan a distintos ángulos.
  • El origen y el destino de la elevación están a distintos lados del cuerpo, tal como ocurre cuando se hacen pivotar bolsas o cajas desde una localización a otra.
  • Es necesario mantener el equilibrio del cuerpo en lugares de trabajo sin espacio, en terreno accidentado, o en suelos llenos de objetos.
  • Los requerimientos de productividad obligan a reducir el tiempo por levantamiento

Frecuencia

El componente frecuencia en las manipulaciones manuales de cargas repetitivas (aquellas que se realizan a un ritmo mayor de una vez cada cinco minutos) viene determinado por dos aspectos:

  • El número de manipulaciones por minuto.
  • La duración de la tarea de manipulación.

Es fácil entender que la mayor velocidad de manipulación, es decir mayor número de manipulaciones en el mismo período de tiempo aumenta el riesgo de lesión para la persona que lo esté realizando.

La duración de la tarea de manipulación es muy importante porque el resultado es distinto cuando existen períodos de reposo que permiten la recuperación del sistema musculoesquelético tras un período de esfuerzo. Se entiende por período de reposo aquel en que no se realiza MMCC mayores de 3 kg ni otra actividad física pesada. Según sea la duración de estos períodos la tarea de manipulación se considerará de corta, moderada o larga duración, aumentando el nivel de riesgo según aumente la duración de la tarea.

- Control significativo en destino

El momento de una manipulación manual de cargas que implica mayor riesgo es el momento en que se vence la resistencia del objeto y se inicia su movimiento. Cuando se deposita el objeto, este posee una inercia de movimiento que facilita su manipulación.

Esta premisa deja de ser cierta cuando el objeto debe ser colocado con precisión en un sitio determinado, por ejemplo encajarlo entre dos ya existentes; o cuando se debe variar la posición del objeto al final del levantamiento para situarlo correctamente. En estos casos decimos que existe control significativo en destino y puede darse la situación de que el depósito de la carga implique mayor riesgo que el arranque de la movilización.

Características de los objetos

- Acoplamiento entre el trabajador y el objeto

Se refiere a la facilidad con que se puede agarrar un objeto. Dependerá del tamaño, la forma y la consistencia del objeto, y la existencia o no de asas.

La manipulación de una caja de pequeñas dimensiones es mucho más fácil que la manipulación de un objeto de gran volumen y formas irregulares debido a que permite la postura adecuada y la correcta aplicación de la fuerza. Según aumenta la dificultad para agarrar el objeto aumenta el riesgo de lesión para el trabajador. Por ello se debe facilitar el correcto acoplamiento entre el trabajador y la carga.

Son factores que facilitan el acoplamiento:

  • Dimensiones adecuadas del contenedor.
  • La existencia de asas o asideros de dimensiones adecuadas.
  • Cajas o contenedores que permitan al trabajador sujetarlos con los dedos casi en 90º de flexión, tal como es necesario cuando se levanta una caja de cartón desde el suelo.
  • Centros de gravedad estables y centrados en el objeto.
  • Si se trata de objetos de formas irregulares, que el trabajador pueda envolver cómodamente la mano alrededor del objeto, sin causar desviaciones excesivas de la muñeca o posturas incómodas.

Son factores que dificultan el acoplamiento: X Los centros de gravedad inestables o descentrados.

  • Los contenedores de material que pueden causar heridas o arañazos. X Los objetos de gran volumen.
  • Los objetos de formas irregulares difíciles de agarrar.
  • Los objetos con una o más de sus dimensiones excesivamente grande.
  • Los objetos muy calientes, muy fríos o muy sucios.
  • La utilización de cierto tipo de guantes.

- Peso de la carga

El peso de la carga es un factor muy importante pero no determinante, no debemos olvidar que puede existir mayor riesgo en la movilización de un peso “x” en unas condiciones muy desfavorables, que en la movilización del doble de peso en unas condiciones muy favorables.

Se considera que un peso que supere los 25 kg es un riesgo en sí mismo para la mayoría de la población, aunque ese peso se movilice en condiciones ideales, es decir: condiciones que no añadan ningún riesgo a la manipulación.

Condiciones ideales

  • Carga pegada al cuerpo
  • Carga a la altura de la cadera
  • Espalda recta
  • Ausencia de giros o inclinaciones
  • Sujeción del objeto firme y cómoda
  • Posición neutra de la muñeca
  • Levantamientos suaves y espaciados
  • Condiciones ambientales favorables

Los estudios científicos existentes afirman que aquellos pesos inferiores a 25 kg que se movilicen en condiciones ideales, no suponen riesgo de daño dorsolumbar para el 90% de la población laboral. Por todo esto debe ser el nivel de riesgo resultante de una evaluación seria y minuciosa, del conjunto de los componentes de la manipulación lo que marque los límites.

Factores adicionales

Factores adicionales de naturaleza física

  • Suelos resbaladizos y desiguales: Pueden provocar caídas y movimientos bruscos del trabajador favoreciendo la lesión.
  • Espacio insuficiente: Obliga al trabajador a adoptar posturas incorrectas, aumentando el sufrimiento soportado por las estructuras corporales.
  • Iluminación deficiente: Favorece los choques y tropiezos cuando el trabajador transporta una carga. Es un problema que suele existir en almacenes y pasillos.
  • Condiciones termohigrométricas extremas: MMCC en cámaras, sobre todo cámaras de frío negativo aunque se puede hacer extensible a las de frío positivo. El frío impide un rendimiento adecuado de las estructuras del sistema musculoesquelético (músculos, tendones y ligamentos), aumenta su contracción e impide su relajación favoreciendo la aparición de lesiones en ellas.
  • ❚ Uso de guantes que disminuyan la destreza manual.

Factores adicionales de naturaleza psicosocial

  • Falta de autonomía, imposibilidad de alterar el ritmo de trabajo.
  • Apremio de tiempo.
  • Sistema de remuneración por primas.
  • Trabajo a destajo
 

Ibermutuamur

Documentación de prevención de riesgos laborales elaborada por Ibermutuamur Corporación mutua


 

 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Seguridad y Salud Laboral en internet