Lider mundial en español
 
 
 

 

 

General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria  
Formación
Utilidades
  Ourense
  Enlaces
  Galería multimedia
  Suscripciones
  Jurisprudencia
  Servicios de Prevención
  Biografías
  Software
Derecho sindical
Derecho sindical
Seguridad Social
Asociaciones Ergonomía

EMPLEO - TRABAJOTrabajo

Necesidades humanas. Abraham Maslow

Teoría de los dos factores. Frederick Herzberg

Antropometría
Producción y productividad
Métodos de trabajo
Liderazgo. Entrar
Modelos de organización de trabajo y producción
Producción en masa
La seguridad social en España

Estás en: Inicio > Prevención de riesgos laborales en supermercados >La salud laboral en el sector de la distribución de alimentos

Instituto Galego de Seguridade e Saúde laboral

Rocío Seoane Farré - Antonio Fernández Vázquez - María Inés Carballeira Vilariño - María José García Santos - Fernando Janeiro Pereira

----------------------------------------------------------

Factores de riesgo identificados en el sector de la distribución de alimentos. Movimientos repetitivos de miembros superiores

Se entiende por exposición a movimientos repetitivos (MMRR) aquellos casos en que el trabajador, para llevar a cabo su trabajo, debe realizar de forma más o menos continuada un grupo de movimientos que implican al mismo conjunto osteomuscular. Por ejemplo: un trabajador puede estar limpiando el cristal vertical del expositor y acto seguido empieza a filetear carne o pescado, las tareas son distintas pero en las dos se realizan flexiones repetidas de la muñeca, es decir movimientos de un mismo conjunto osteomuscular. Por lo tanto la duración de la exposición será en este caso, la suma del tiempo invertido en realizar las dos tareas. En general, la suma de los períodos en que se está realizando ese movimiento y su relación con la duración de la jornada de trabajo, será determinante para conocer la importancia que este riesgo tiene en ese puesto.

En el sector de la distribución de alimentos la exposición a MMRR es uno de los factores de riesgo que aparecen de forma más habitual.

Los daños para la salud generados por este problema se califican como enfermedades profesionales y como accidentes de trabajo.

Las patologías más frecuentes causadas por MMRR son las tendinitis de hombro, la epicondilitis y el síndrome de túnel carpiano.

Para identificar la existencia de MMRR se debe observar si el trabajador realiza ese “grupo de movimientos continuos que implican al mismo conjunto osteomuscular”. La observación se puede llevar a cabo en el mismo puesto de trabajo, o mediante filmaciones de video, pero siempre mientras el trabajador está realizando su tarea en las condiciones habituales.

La existencia de esta condición de trabajo no implica por sí misma, un alto nivel de riesgo. Para conseguir que el riesgo se sitúe en un nivel aceptable, es necesario establecer una relación adecuada entre la duración de los períodos en que se realiza el movimiento concreto y la de aquellos en que no. Estos últimos se convierten en períodos de recuperación y descanso para el conjunto osteomuscular afectado.

En el caso de un puesto de trabajo donde exista exposición a MMRR es necesario vigilar con especial cuidado los siguientes factores:

  • Repetitividad
  • Fuerza
  • Postura + movimientos incómodos
  • Ausencia de períodos de recuperación

No se debe olvidar la importancia que, en biomecánica, tiene la relación de los distintos movimientos entre sí. Un movimiento tan habitual como es llevar un tenedor a la boca implica la flexión del hombro, la flexión del codo y la torsión de la muñeca. Si por algún motivo no se pudiese realizar la flexión del hombro, el tenedor no llegaría a la boca, por lo tanto el hecho de restringir o bloquear el movimiento de la articulación del hombro no afecta solo al segmento que depende de ella, sino que disminuye la posibilidad de que la mano llegue a un determinado lugar, obligando además a que sus músculos y tendones realicen un esfuerzo mucho mayor.

La restricción de movimientos en una articulación puede deberse a falta de espacio para realizarlos, lo que sería una limitación de origen externo, pero también puede deberse a una limitación de origen interno, es decir, lesión o dolor que afecte a esa articulación o a sus estructuras periarticulares: tendones, ligamentos y/o músculos.

Factores de riesgo inherentes a la tarea

Repetitividad

Como es lógico, mayor repetitividad implica mayor nivel de riesgo. Se entiende repetitividad como el número de veces que se realiza el mismo movimiento. La repetitividad puede aumentar por dos causas:

a) Por la velocidad: es decir mayor número de movimientos realizados en la misma unidad de tiempo.

b) Por la duración de la tarea: es decir, aumentar el tiempo ocupado por una tarea en la que se están realizando los mismos movimientos a una velocidad determinada.

Siendo la repetitividad el factor de riesgo que da nombre a esta condición de trabajo, MMRR, es muy difícil que se presente por si sola. Lo normal es que el nivel de riesgo al que está expuesto el trabajador esté muy influenciado por la fuerza aplicada y/o por la postura adoptada. Por todo ello no se deben analizar los MMRR sin tener en cuenta esos dos factores.En un trabajo en el que no fuese necesario aplicar fuerza; donde los movimientos se realizasen dentro de unos márgenes seguros, y además se intercalase alguna tarea donde los movimientos fueran distintos, podríamos casi asegurar que el nivel de riesgo debido a la exposición a MMRR sería mínimo, pero esto no es lo que sucede habitualmente.

Fuerza

El cuerpo humano necesita desarrollar y aplicar fuerza tanto para desplazar o sujetar útiles y objetos, como para mantener una postura determinada. En el primer caso la fuerza se aplica sobre un objeto externo, por lo tanto es visible. Se asocia con trabajo muscular dinámico. En el segundo caso la fuerza se aplica internamente, sobre el mismo sistema osteomuscular; no es visible.

Para poder desarrollar fuerza el músculo debe contraerse, como consecuencia de ello los tendones que lo unen al hueso se alargan y adelgazan y aumenta la posibilidad de que resulten dañados debido a rozamientos o funcionamiento excesivo. Por ello la necesidad de aplicar una fuerza de forma repetitiva está considerada, desde el punto de vista científico, como un factor de riesgo para la aparición de trastornos musculoesqueléticos, concretamente para aquellos problemas que afectan a los tendones o a los nervios.

Hay situaciones que, dentro de la exposición a MMRR, se deben considerar más nocivas. Entre ellas están las siguientes:

  • Tener que alcanzar objetos, útiles o mandos que se hallen fuera de lo considerado como “zona de trabajo” por las normas.
  • Mover el brazo una distancia superior a 1 m mientras se mantiene agarrado con toda la mano un objeto que pese más de 2 kg, o sujeto solo con los dedos uno que pese más de 1 kg.
  • Exigencia de precisión absoluta (tolerancia de 1 mm a 2 mm en el posicionamiento de una pieza u objeto).

Postura y tipos de movimientos

La postura en que se realice un movimiento es fundamental para no incrementar el riesgo de lesión a nivel musculoesquelético.

En biomecánica se estudia la amplitud de cada uno de los movimientos de las articulaciones y se establecen sus límites. Los músculos y los tendones realizan su función de manera eficiente si se mueven dentro del ángulo que ocupa el 50% de la amplitud máxima del movimiento. Fuera de este margen de seguridad, existe la posibilidad de que sufran rozamientos, déficits de aporte sanguíneo y otros problemas que, si se mantienen en el tiempo, acaban provocando una lesión. Los ligamentos, fuera de ese margen adecuado, están expuestos a estiramientos excesivos, favoreciendo igualmente la aparición de la lesión.

Debido a esto podemos decir que la postura de los miembros superiores, en el curso de las tareas repetitivas, tiene una importancia fundamental por su contribución al riesgo de problemas musculoesqueléticos. Por todo ello, en un puesto con exposición a MMRR, se debe analizar como mínimo:

  • Las acciones que requieren posturas o movimientos de uno o varios segmentos que superen el nivel crítico de recorrido angular.
  • Las acciones que implican posturas estáticas que, incluso dentro de una amplitud aceptable del recorrido angular, sean repetidas o mantenidas de la misma manera.
  • El tiempo de exposición, expresado como la fracción: ciclo/duración de la tarea, de cada una de las condiciones indicadas anteriormente.

Esta descripción/control debe efectuarse sobre los cuatro principales segmentos anatómicos, tanto en el lado derecho como en el izquierdo. Es decir:

  • Posturas y movimientos del brazo, en relación al hombro (flexión, extensión, abducción).
  • Movimientos del codo (flexión-extensión, pronación-supinación del antebrazo).
  • Posturas y movimientos de la muñeca (flexión-extensión, desviación radial o ulnar).
  • Posturas y movimientos de la mano (principalmente los tipos de agarre).

Hay tipos de movimiento que suponen mayor problema que otros, en concreto hay que tener especial cuidado con:

  • La necesidad de movimientos bruscos, de movimientos para arrancar o partir, o de movimientos rápidos.
  • Los golpes que impliquen retroceso a nivel articular (golpe con la macheta sobre un hueso, uso de la mano como útil de trabajo, etc.).

Períodos de recuperación

Los períodos de recuperación no tienen por qué ser períodos de descanso propiamente dicho. Sirven también como recuperación los tiempos dedicados a tareas en las que no se realizan los mismos movimientos.

Según los conocimientos actuales la relación temporal adecuada entre “tareas con exposición a MMRR” y “periodos de recuperación” es la siguiente:

  • Para tareas repetitivas de duración superior a 1h, establecer pausas de duración igual o mayor a 10’ consecutivos tras cada 60’ de trabajo repetitivo.
  • Para tareas de duración inferior a 1h, las pausas deberían presentar la siguiente relación: tiempo de trabajo =5 / tiempo de recuperación =1.

Características de los objetos

Existen ciertas características de los objetos que, por dificultar su agarre o por obligar a aplicar más fuerza de la que sería necesaria si no estuviesen presentes, hacen aumentar el riesgo de lesión musculoesquelética.

Son las siguientes:

Empuñaduras

  • Empuñaduras mal diseñadas (demasiado estrechas)
  • Empuñaduras duras
  • Empuñaduras lisas

Superficie del objeto

  • Resbaladiza
  • Lisa

FACTORES ADICIONALES

Estos factores no pueden considerarse inherentes a la tarea, ya que ésta puede desarrollarse sin que su presencia sea necesaria. Sin embargo, cuando están presentes influyen en el nivel de riesgo aumentándolo. Estos factores adicionales pueden ser de dos tipos:

Factores adicionales de naturaleza física o mecánica

Es importante la duración de la exposición a estos factores en relación a la tarea con riesgo por MMRR, ya que cuanto mayor sea ésta, mayor será el incremento del riesgo:

  • Utilización de útiles vibrantes.
  • Compresiones localizadas sobre las estructuras anatómicas de la mano o el antebrazo por parte de herramientas, objetos o planos de trabajo.
  • Exposición al frío.
  • Uso de guantes que interfieran sobre la capacidad de agarre y/o manutención.

Factores adicionales de naturaleza psicosocial

Debe determinarse si están o no presentes, entendiendo en caso afirmativo que afectan al conjunto de la tarea, a diferencia de los factores adicionales de naturaleza física o mecánica:

  • Falta de autonomía, imposibilidad de alterar el ritmo de trabajo.
  • Apremio de tiempo.
  • Sistema de remuneración por primas.
  • Trabajo a destajo.
 

Ibermutuamur

Documentación de prevención de riesgos laborales elaborada por Ibermutuamur Corporación mutua


 

 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Seguridad y Salud Laboral en internet