Estás en: Inicio > Biografías > Tales de Mileto
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software


Tales de Mileto

La primera teoría sobre la muerte de Tales de Mileto es en plena canícula, mientras veía una carrera de cuadrigas. Hacía un día infernal y Tales se presentó en el estadio sin gorro y recién comido. Al cabo de un rato, los vapores de la digestión y el sol en la cabeza le secaron el cuerpo y murió de sed. Esto ocurría en Jonia en el VI a. C.
Según otras lenguas, una noche despejada recibió la visita de una ancianita que venía a decirle que en el cielo se movían las estrellas. Tales salió al patio mirando el firmamento y se cayó al hoyo que había cavado la abuelita, donde se partió la cabeza y murió.
A Tales de Mileto lo conocían los griegos por haber sido el primero en predecir un eclipse. Para los matemáticos, fue el primero que demostró un teorema, precisamente el que lleva su nombre.
En la época que Tales demostró su teorema los mitos se cantaban y se bailaban, por lo que la gente salía de los espectáculos con ellos aprendidos, mientras que para que las demostraciones convenzan habían que hacerlas por escrito, por lo que en la filosofía, geometría e historia se buscaba la convicción, no el entusiasmo, y para ello había que leer los razonamientos. Hoy día los psicopedagogos quieren poner televisiones en las escuelas para quitar trabajo a los profesores y alumnos, pero los resultados iban a ser lo contrario a los que buscan, ya que para aprender se necesitan libros y pizarras, sino tendrían memoria hueca y pasiva.
También es fama que Tales dijo que “Todo proviene del agua”, con esta frase nació la filosofía. Tales busca un principio único que explique lo que son todas las cosas, por debajo de sus distintas apariencias. Hoy los científicos siguen en este empeño y nos dicen que todas las cosas son átomos, o lo que nos digan mañana, pero lo importante es que les sigue gustando este método que inventó Tales de buscar lo común que se esconde bajo las apariencias diversas.
Su discípulo Anaximandro de Mileto dijo que del agua no podría surgir el fuego y eligió como principio el Apearon. De ahí surgieron los elementos y el mundo tal y como lo vemos.
Anaxímenes de Mileto dijo que el origen era el aire, que condensado se convertía en agua o tierra, y rarificado en fuego.
La filosofía ha sido, desde el principio, una invitación a pensar por uno mismo. Por eso cada uno de estos sabios encontró unas razones, unas demostraciones que justificaron su elección por uno u otro principio.
Pero además de lo del agua, Tales dijo que “Todo está lleno de dioses”. Se trata de que si todo es igualmente divino, no tiene sentido ninguna religión. Para que haya religión es preciso que una comunidad se una en torno a una creencia en la que los dioses trasciendan y dominen la naturaleza.
Cuentan también que Tales de Mileto llegó a tener un conocimiento muy preciso de los fenómenos meteorológicos.

 

©2004 Elergonomista.com