Lider mundial en español
 
 
 

 

 

General
Top descargas  
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria  
Formación
Utilidades
  Ourense
  Enlaces
  Galería multimedia
  Suscripciones
  Jurisprudencia
  Servicios de Prevención
  Biografías
  Software
Derecho sindical
Derecho sindical
Seguridad Social
Asociaciones Ergonomía

EMPLEO - TRABAJOTrabajo

Necesidades humanas. Abraham Maslow

Teoría de los dos factores. Frederick Herzberg

Antropometría
Producción y productividad
Métodos de trabajo
Liderazgo. Entrar
Modelos de organización de trabajo y producción
Producción en masa
La seguridad social en España

Estás en: Inicio > Seguridad en la vendimia > Riesgos y medidas específicas

Autor: FREMAP- Mutua de accidentes de trabajo

Tractor y maquinaria autoprpulsada

Riesgos

Atrapamiento o aplastamiento por vuelco de máquinas y vehículos, debido a las irregularidades del terreno, parcelas a distinto nivel o zanjas, entre otros, así como en trasmisiones u órganos en movimiento.

Caídas al subir o bajar los peldaños de acceso a los puestos de conducción.

Cortes y pinchazos con herramientas durante la ejecución de pequeños trabajos de mantenimiento o en cambios de útiles y aperos.

Exposición a ruido y vibraciones durante la conducción de la maquinaria.

Exposición a temperaturas ambientales extremas.

Colisión con otros vehículos en vías de circulación.

Incendio y explosión durante el repostaje de combustible.

Medidas Preventivas

Nunca manejes este tipo de maquinaria si no tienes la formación para hacerlo de forma segura. Infórmate y respeta las indicaciones del manual de uso y de tus superiores.

Al principio de cada jornada, comprueba los dispositivos y elementos de seguridad, así como los de funcionamiento que pueden poner en duda la seguridad del equipo: neumáticos, niveles, frenos, etc. Si detectas deficiencias, comunícalas y no asumas intervenciones o conductas sin garantías de seguridad.

No pongas en marcha la maquinaria puenteando el motor de arranque, ya que de esta forma se anulan los dispositivos que impiden que arranque con una marcha puesta, con el consiguiente peligro de movimientos incontrolados y atropellos.

Aquellas operaciones de cambio de útiles, aperos y de mantenimiento que exijan proximidad a transmisiones y órganos móviles, realízalas con la máquina parada. Recuerda colocar los dispositivos de bloqueo en todos los accesorios que cuenten con ellos y poner correctamente todos los sistemas de protección.

No uses ropa suelta al acercarte a las piezas en movimiento, en especial a la toma de fuerza de los tractores y sus transmisiones.

Efectúa los arranques y paradas suavemente, embragando lentamente y acelerando progresivamente.

No bajes nunca pendientes con el motor embragado y sin una marcha metida.

En labores próximas a lindes en desnivel, no apures en exceso el trabajo. Mantén una distancia prudencial a zanjas, canales, regueras, taludes o cunetas, ya que puede ceder el terreno y propiciar el vuelco; utiliza la maquinaria con el máximo de apertura de las ruedas.

Mantén los peldaños de acceso a la cabina limpios y secos de barro y suciedad. Asimismo, limpia el piso del calzado antes de acceder al puesto de conducción, sobre todo en terrenos húmedos o embarrados.

Si dispone de cabina, aprovecha su protección frente a la exposición al ruido. En caso contrario, utiliza un sistema de protección como los tapones o los cascos, siempre en función de lo establecido en la evaluación de riesgos.

Cuida y revisa el estado del asiento, así como su efectividad en cuanto a reducir la transmisión de vibraciones, apoyo lumbar, sujeción lateral, etc.

Si la maquinaria queda atascada en el barro, el procedimiento correcto para sacarla es el siguiente:

  • Quitar el barro de detrás de las ruedas motrices.
  • Colocar tablones en la parte trasera de las ruedas propulsoras para proporcionar una base sólida y tratar de retroceder lentamente.
  • No colocar nunca los tablones delante de las ruedas motrices e intentar salir hacia adelante puesto que se corre el riesgo de perder el control de la máquina.
  • Solicitar la ayuda de otro tractor.

En vías públicas, cumple con las normas de circulación del Código de Circulación.

Evita transportar personas en el puesto de conducción o en los remolques. Está prohibido y puede ser causa de consecuencias graves en caso de vuelco.

Realiza las operaciones de repostaje al aire libre o en lugares bien ventilados, con la máquina parada y alejada de focos ignición. Recuerda que los gases procedentes del tubo de escape pueden generar una atmósfera peligrosa. Cierra los depósitos en cuanto termines la operación.

No acerques nunca llamas desnudas a baterías de arranque de la maquinaria, ya que se puede provocar la explosión de la batería.

Cuando vayas a descargar los cestos, recuerda que el ascenso, descenso y los trabajos desde las escaleras, han de hacerse siempre de frente a las mismas y que éstas han de estar apoyadas sobre una superficie plana y estable.

Mantente fuera y no permitas que otras personas permanezcan en el radio de alcance de la máquina; guarda una distancia de seguridad con respecto al tractor y antes de acercarte a descargar, asegúrate de que éste se encuentra parado.

Para resolver atascos y averías en otras máquinas, tales como los monorraíles, a ser posible, antes de intervenir, páralas, y siempre mantente fuera de las zonas de riesgo de atrapamiento y de proyección.

Exposición a temperaturas ambientales extremas

Riesgos

Los factores de riesgo a tener en cuenta son el tiempo de exposición y los hábitos, así como características personales tales como la edad, la forma física, la medicación o la falta de aclimatación, entre otros.

La aclimatación al calor es el mecanismo por el cual el organismo es capaz de adaptarse a las distintas temperaturas mediante repetidas exposiciones, permitiendo de esta manera una mejor tolerancia al mismo. Es un proceso gradual que dura entre 1 y 2 semanas.

En ausencias prolongadas, en torno a un mes, se pierde la aclimatación al calor por lo que se deberá iniciar nuevamente el proceso.

Los riesgos más comunes, debidos a la realización de trabajos a la intemperie, son los siguientes:

  • Estrés térmico, calambres y agotamiento causados por los efectos patológicos que se producen cuando se acumula excesivo calor en el cuerpo, como consecuencia de la actividad física o el ambiente que le rodea (temperatura, humedad, carga solar y velocidad del aire).
  • Un exceso de calor en el organismo puede agravar dolencias previas, tales como enfermedades cardiovasculares, respiratorias, renales o cutáneas, entre otras.

Medidas Preventivas

Evita la exposición solar directa sobre la cabeza y cuerpo mediante el uso de gorros, sombreros o ropa adecuada, en su caso.

Viste ropa ligera, fresca y de colores claros.

Bebe agua o bebidas isotónicas con frecuencia aunque no tengas sed para reponer el agua y las sales perdidas al sudar. No ingieras alcohol ni café o bebidas con cafeína.

Procura no realizar comidas copiosas y con grasa.

Siempre que sea posible, desarrolla las tareas de mayor esfuerzo físico fuera del horario de mayor carga solar.

Considera el uso crema solar con factor de protección alto.

 

Ibermutuamur

Documentación de prevención de riesgos laborales elaborada por Ibermutuamur Corporación mutua


 

 
2009 Comunidades de divulgación científico técnica. Elergonomista.com - Administración de empresas - Alimentación - Biofísica - Biología - Botánica - Biology - Cardiología - Denominación de origen - Ecología - Derecho romano - Enfermería - Farmacología - Fisiología animal - Fisiología vegetal - Fisioterapia - Fitoterapia - Historia - Marketing - Microbiología - Galénica - Geriatría - Paris - Patología - Psicología - Química - Relaciones Laborales - Salud Pública - Técnicas instrumentales - Traumatología  
Elergonomista.com, recursos sobre Seguridad y Salud Laboral en internet