Estás en: Inicio > Empresas de trabajo temporal > Vigilancia de la salud
 
General
Top descargas
Elergonomista
Objetivos
Contenido
Estadística
Imágenes
Notas técnicas
Carga física
Carga psíquica
Condiciones ambientales
Organización empresarial
Normativa comunitaria
Normativa extracomunitaria
Formación
Utilidades
Contactar
Enlaces
Galería multimedia
Suscripciones
Jurisprudencia
Servicios de Prevención
Foro
Software


Vigilancia de la salud

En materia de vigilancia de la salud hay que considerar un doble ámbito de dicha obligación: por un lado, la realización de los reconocimientos médicos previos a la cesión que permitan acreditar a la ETT que el trabajador cuenta con estado de salud compatible con el puesto de trabajo a desempeñar, y, por otro lado, la realización de reconocimientos médicos periodicos derivados de los riesgos existentes en el puesto de trabajo.
Respecto dei primer tipo de reconocimientos, hay que afirmar que suponen una de las excepciones ai principio de voluntariedad de los mismos establecido en el art. 22 de la LPRL. Así, el mandato establecido en el art. 3-5 del RD 216/1999 "...la ETT deberá acreditar documentalmente a la empresa usuaria que el trabajador puesto a su disposición (...) cuenta con un estado de salud compatible con el puesto de trabajo a desempeñar" y refrendado por la obligación de la empresa usuaria establecido en el art. 4-1-a del mismo texto legal, permite ser encuadrado en la excepción al principio de voluntariedad establecido en el art. 22-1 LPRL cuando establece "...o cuando así este establecido en una disposición legal en relación con la protección de ríesgos específicos..."
Sin embargo, tal circunstancia presenta un serio inconveniente en actividades en las que los trabajadores realizan rotaciones frecuentes cambiando de forma constante de empresa de trabajo temporal aun cuando se dedican a las mismas actividades (hecho especialmente frecuente en agricultura y construcción), en las cuales el constante sometimiento a reconocimientos médicos puede resultar agresivo para la propia salud del trabajador (repetición innecesaria de radiaciones).

En tales supuestos, sin perjuicio de la adopción de otras medidas concretas, de conformidad con lo establecido en el art. 37-3-c del RD 39/1997 en relación con el contenido de la historia clínico laboral incluída en los exámenes de salud (en el que se hace una referencia expresa a que debe constar una descripción detallada del puesto de trabajo, el tiempo de permanencia en el mismo, los riesgos detectados en el análisis de condiciones de trabajo y las medidas de prevención adoptadas), se considera adecuado proponer que por el servicio de prevención de la ETT se emita conjuntamente con la declaración de aptitud del trabajador un documento (sometido a modelo normalizado - del que se adjunta propuesta-) en el que ademas de los datos identificativos del trabajador, se haga constar la fecha del reconocimiento médico, la categoria profesional o puesto de trabajo para el que se realiza, el sector de actividad, y el plazo de caducidad del mismo (entendiendo que salvo disposición legal expresa en sentido contrario, no debe ser inferior a un afio).
Tal documento, en posesión permanente del trabajador, y en el que deberá constar las posteriores contrataciones efectuadas y la fecha de las mismas, evitará la repetición de reconocimientos médicos en las contrataciones posteriores efectuadas (dentro dei plazo de caducidad) para el mismo puesto de trabajo y el mismo sector de actividad.
Sin perjuicio de lo anterior, resulta obvio que los riesgos propios del puesto de trabajo (ruído, agentes químicos o biológicos, movimientos posturales, trabajos repetitivos, etc.) pueden motivar la realización de otros reconocimientos médicos periódicos a los trabajadores, siendo en tal caso imprescindible constatar que la empresa usuaria mantiene con la ETT los canales de información abiertos, por cuanto corresponde a la usuaria informar tanto de las necesidades de vigilancia de la salud periódica del puesto de trabajo en función de los riesgos existentes en el mismo, como de las necesidades derivadas de la negociación colectiva en la que se encuadre.



©2004 Elergonomista.com